viernes, 17 de enero de 2014

LOS FANTASMAS CULPABLES DEL BURÓ POLÍTICO I

domingo, mayo 15, 2011

Los fantasmas culpables del Buró Político


Por Andrés Pascual

Las izquierdas, ciertas derechas y los ambidextros (batean a las dos manos), que tienen como extraña enajenación ante el asunto cubano ver “logros o gestos positivos de saneamiento económico” de parte de quien no es posible que ocurra, como Raúl Castro, están al borde del frenesí esperanzador ante “los cambios y las reformas de la economía y del partido” en la Isla.

Bueno, primero que todo, allí no se están produciendo ni cambios ni reformas de algo, sencillamente, le ajustan las tuercas a la maquinaria de explotación y crimen por el tiempo que les quede a “los antiguos” y preparándole el terreno de continuidad en el poder a “los benjamines”, entre los que hay familiares.

Resulta que el único cambio posible que inicie la durísima tarea de colocar en el rumbo correcto al país, la renuncia en bloque de los responsables de 52 años de semejante destrucción (suicidio o ajusticiamiento incluido), no estuvo concebida en ninguna moción aprobada por las comisiones del Congreso del Partido Comunista de Fidel y de Raúl recientemente finalizado.

La otra solución, la mejor, ayudar al pueblo dentro y fuera de Cuba a deponerlo violentamente ni hablar, que Luis Posada Carriles es la vitrina para que se refleje quien pretenda hacer lo que ellos, o Santiago y Osvaldo… o Arocena.

Si algo tuvo de desfachatado, desvergonzado y amoral Fidel Castro ha sido que, después de decidir en Cuba hasta las cantidades de oxígeno que se respira, de determinar la vida o la muerte de cualquier ciudadano con el control más absoluto y aberrante de la población; porque algunos acontecimientos, casi siempre del exterior, se lo exigieron, presentó una cara preocupada de la tiranía ante el funcionamiento de la maquinaria represiva cuando no fueron suficientes las sartas de mentiras para callar a algunos inconformes con la realidad.




Durante finales de los 70’s y mediados de los 80’s, cuando no estaban enfermos ni él ni el bloque del Este, Fidel llamó a las reformas de la época “rectificación de errores” y puso a Raúl a dar la cara, porque, ese momento, como el de hoy, solo significaba meterle miedo a la población y prometerle arreglos que mejoraran su misérrimo nivel de vida, una vez que los indolentes y blandengues (¡militantes, eh!) enmendaran sus conductas de obstrucción a la gran obra de la edificación del Socialismo por el Hombre Nuevo.

La forma acusatoria impersonal donde todos eran culpables y ninguno responsable por el fenómeno, fue la alternativa que complacía a la mayoría de un pueblo que es la antitesis de Martí, porque jamás fue a las raíces del asunto, ni ayer ni hoy, por motivos que se conocen y no vale la pena repetir.

La posición actual de Raúl Castro es la misma de siempre: buscar un chivo expiatorio fantasma, que los libere de la culpa por miedo a las represalias como resultado de la ira popular que, viéndolo bien, por el cansancio anormal de un pueblo atípico, avejentado en 52 años de concesiones y consentimientos, es poco posible que ocurra.

¿A quién está culpando Raúl Castro por las trabas que, según sus propias palabras, le han puesto a “sus orientaciones de cambios”? A nadie, a todos…sigue la política conveniente de no personalizar, porque la impresión de “esto no lo sabe Fidel” o “deja que se entere Fidel” es la mejor carta con respecto a mantenerse “en el gusto popular” como lo estuvo siempre el tirano moribundo, con la población jugando al “creo en ti por encima de todo, pero dime algo, aunque sea mierda”.

Entre acusaciones al éter de aquello o de lo otro por malformaciones genéticas de una familia política disfuncional de gran alcance, cuyo designio es hacer el mal, todo el que se pueda a como dé lugar, transcurre la vida de estos asesinos, que nunca tendrán ni la voluntad ni el valor para asumir la responsabilidad por todo lo que ocurre en Cuba desde 1959 y que incluye el fusilamiento, el encarcelamiento o el que nadie, de ninguna edad, se pueda tomar un vaso de leche en el desayuno ni comer un poco de picadillo de hueso de res.




Sin embargo, fuera de Cuba, algunas de las llamadas personalidades del exilio, porque quisieran que sus nombres se reflejaran "puros" dentro de la población cubana, por la condición oportunista que desemboca en lucir bien, preocupado, humano, tanto dentro del pueblo como dentro de “sus contactos” de alto nivel (según ellos) en el partido y el gobierno, a los que hacen referencia con vistas a, supuestamente, utilizarlos como “cartas de recomendación si un día…” para una candidatura al seguro por la presidencia del país, cometen yerros tan continuados que no solo hacen daño; sino que confunden, como Carlos Alberto Montaner (foto) que, tan a menudo que cansa, llama realista a Raúl y destaca su “lado humano” por la preocupación que muestra este asesino que “no acaba de entender por qué un niño de allá no puede tomar leche después de los 7 años”.

Montaner, con este tipo de defensa del movimiento “reformista del hermano”, se pone en línea con la porción del pueblo que piensa así y que desvía la total responsabilidad de este asesino en ese y en cualquier otro crimen económico, civil o político hacia “nadie”, sin deslindar la cuota de lo criminal, de lo destructor de la sociedad civil y de la economía cubana, de la parte que, tal y como lo dice, sería la buena, mejor salvable, para una Cuba futura.

En realidad, el discurso y las propuestas para “reformar” al país no fueron sino lo primero: decir algo para cumplir con otra exigencia no dada a conocer ¿Quién puede dudarlo? que sería recibir la ayuda que los mantenga en el poder por siempre jamás y que pudiera iniciarse con el descongelamiento de las relaciones con Estados Unidos; a fin de cuentas, para cuando entre esta gente allá, deben ver que se barrió el piso y se fregaron los platos; o, por lo menos, que hicieron el esfuerzo.

Vía nuevoacción.com

Read more »

LOS FANTASMAS CULPABLES DEL CASTRISMO II



LOS FANTASMAS DEL CASTRISMO II






(9-29-11-5:00PM) NUEVO ACCIÓN

Por Andrés Pascual
Los Castro personalizan su responsabilidad solo en lo que ellos consideran “buenas acciones” y de acuerdo a si les desvincula de su culpabilidad como gestores únicos de la destrucción de Cuba, por ejemplo: “ordené que les hicieran exámenes exhaustivos de salud en el Instituto de Medicina Tropical, porque muchos vienen con infecto-contagiosas desde sus países; que les reforzaran sus dietas y miren cuál ha sido el resultado; porque somos un pueblo latinoafricano…”. Así se refería el canalla en un discurso a los miles de estudiantes de África con los que llenó Isla de Pinos y el Occidente Cubano.
 
Otra vez dijo “…durante dos años estuve solo al tanto de las actividades en Angola, en Etiopía…hasta me hice cargo personalmente de las golosinas que disfrutaban nuestros internacionalistas. Las galleticas que comían, de las que nunca debían carecer, las convertí en urgente tarea de Estado…”
 
Después que el sucesor accedió al trono ha dicho: “me están torpedeando las reformas, están creando más burocracia cuando estoy empeñado en combatirla…” Es decir, los buenos, ellos; los malos, los fantasmas perversos empeñados en bloquear la gran tarea de la Robolución, casi siempre nombrados como “se han cometido errores…”, o, a veces “todos hemos contribuido a…” y no se sabe quiénes son; o sea, como en Fuenteovejuna, todos mataron al Comendador, por lo que nadie puede alzar el índice acusador. Sin embargo…
 
Según “dirigentes” de segunda, tercera y hasta de cuarta categoría, la reacción criminal contra la oposición, especialmente contra las Damas de Blanco, es el rechazo popular a elementos pagados por el Imperialismo que quieren destruir “la obra del pueblo”.
 
A como van las cosas, nadie debe dudar que, entre los babalaos de Cuba y de Venezuela, propongan en la próxima “letra del año” la presentación de estas abnegadas luchadoras como “los fantasmas del mal histórico”, culpables hasta por la leche que le quitaron a toda la población durante 50 años; o por el tiro que le desbarató los intestinos a Osvaldo Dorticós.
 
En Cuba quieren matar a algunos-as opositores, específicamente del grupo de mujeres empeñadas en recorrer el verdadero, largo y tortuoso camino que lleva a “la luz al final del camino”, con mucho miedo supongo, pero con más valor y conciencia que el temor a la muerte.
 
Como está el panorama, todo indica el extremo peligro que corren esas luchadoras, porque el cobarde es peor y mas peligroso mientras más miedo tiene y no hay peor miedo que el generado por barricadas de moral sin armas ni protección oficial.
 
Como que al sitio Cuba Debate “se le fue” que la tiranía no permitirá que se pierda la calle y en el blog de una rata del DSE se sugirió la culpa de la dictadura en la organización, concentración y aseguramiento de sus legiones progromistas, pues resulta evidente que es hora de que el reptil mayor, en una de sus reflexiones, haga pública su conocida “ordené que…”
 
Como el sucesor cuando mandó a derribar las avionetas en 1997, ya le pueden decir ambos a la televisión oficialista que “y mandamos a matar unas cuantas, a ver si escarmientan…”
 
Con Obama no cuenten, que está esperando “gestos” para, “mientras dure mi gestión no renuncio al acercamiento (no cambios políticos) con Cuba”, aparentemente, el émulo de Castro en la obra de destruir a Estados Unidos no considera el crimen contra la oposición ni digno de palabras duras.
 
Sin embargo, ahora mismo, 3:52 pm, veo a Conchi, del Telediario de la 1 de TVE, entrevistando a gente en La Habana sobre el logro que significa la compra y venta de autos; por supuesto, otro triunfo de Raúl contra los fantasmas del mal y otro bochornoso desvío de la atención ante el homicidio que preparan.

Read more »

jueves, 16 de enero de 2014

MURIÓ SULAIMÁN... Q.E.P.D, HASTA AHÍ


Por Andrés Pascual

Las muertes de personajes públicos que no hayan sido asesinos, violadores, tiranos políticos de pueblos... son infaustas como noticias.

Hoy falleció José Sulaimán, el presidente de la segunda organización más vieja del boxeo y, por más de 30 años, la más influyente y poderosa: el CONSEJO.

Para que en un mundo tan hostil a la decencia, a lo justo y a lo compasivo como Fistiana se pueda edificar un imperio duradero, no se puede ser excesivamente bueno hasta confundirse con medio tonto y Sulaimán logró mantener al poderoso organismo, a veces con bajas sensibles, pero sin peligro para su existencia.

Yo, como cualquier mortal, con la incidencia de que escribo crónicas sobre el boxeo, me quitaría respetuoso el sombrero si lo usara por la muerte de un ser humano.

Pero, en defensa del deporte, como respuesta a una nota del CMB aparentemente redactada por un familiar, debo reconocer que no comparto un 25 % del contenido por un par de cosas: fue uno de los contribuyentes a crearle al pugilismo la ojeriza por malos manejos que atentan contra la disciplina y no fue justo ante un rosario de situaciones que necesitaron, o, acaso impuso, su mediación, desde buscar y lograr ventajas para algunos peleadores mediocres por intereses quién sabe cuáles, hasta desconocer a verdaderos candidatos a la gloria, al título y a la bolsa con justicia meridian:

http://www.boxeomundial.com/sono-la-campana-final-que-descanse-en-paz-jose-sulaiman-chagnon-1931-2014/

Por lo demas, que descanse en paz.

Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog