martes, 2 de septiembre de 2014

POR MENOS EJECUTARON A LOS ROSENBERGS

Por Andrés Pascual

Imperdonable: estoy cansado de leer opiniones de anti-obamistas americanos en comentarios a actividades de la pandilla, las dejan en FB; por lo general, no utilizan las palabras exactas, sino otras, desenfocadas y peligrosas para calificar las atrocidades políticas de la Administración y su “personal” en el poder; por tal nivel de desconocimiento, o por exceso de decencia inútil, tienen “el perro metío en el tabaco”, por ejemplo: JOHN KERRY IS A CLOWN, quiso decir “payaso”, cuando el calificativo que le ajusta es traidor, antiamericano, comunista o, lo mejor: HIJO'E PUTA 100 %.

Le cortaron la cabeza al segundo, posiblemente al tercero, al cuarto, al... vamos a reconocernos en la derrota, en primer lugar ¿Qué le importa a Obama que se la arranquen al país? En segundo, con tantos elementos que lo acusan sobre la mesa ¿Por qué no sucede nada legal que lo procese, más que para “impeachment” por ineficaz, por alta traición, por contribución a crímenes contra los EUA?

Cuando Julius y Ethel Rosenberg (foto) fueron procesados y ejecutados como espías de la Unión Soviética, capaces de entregarle secretos atómicos, Estados Unidos no quedaba desprotegido, sino obligado a compartir lo que había DESEQUILIBRADO LA FUERZA MILITAR a su favor desde las bombas en Hiroshima y Nagasaki.

Más peligroso que el delito de Julius y Ethel, Obama ha debilitado al país moral y materialmente, no hay liderazgo americano porque sea cobarde o pusilánime el tipo, ni porque vacacione tanto con dinero del contribuyente, sino por traidor, por antiamericano, porque crea grupos y tendencias con su actitud, o porque ayuda y estimula a todas las fuerzas reaccionarias de una u otra forma por lo mismo.

Este falso americano ha hecho en 6 años más contra AMÉRICA que aquel matrimonio que entregó el secreto del Proyecto Manhattan y fueron ajusticiados sin paños calientes ¿Qué sucede que todo el mundo la ve pasar por el medio del home y nadie le tira? Aunque, repito una vez más, son la Media y el “pueblo combatiente de nueva edición” quienes tienen el 60 % de la culpa de lo que pasa y de lo que está por venir.

TODAVÍA HAY UN MARINE A MERCED DEL ODIO RACIAL MEXICANO y el tipo ni “pa'llá voa mirá”, tampoco ha dicho media palabra sobre la incursión, dentro de territorio americano, de un helicóptero de guerra de Peña Nieto que disparó contra la Guardia Fronteriza; solo falta que Raúl ataque la guarnición americana en Guantánamo y “la recupere para el país territorio libre de América”; al estilo de aquel en Texas que le permitió a Antonio López de Santa Ana matar a todos los americanos que defendían EL ALAMO.

Otra de Santa Ana: una vez creó un juego de azar para entretenerse con jóvenes americanos cautivos, consistía en echar un grano de frijol blanco en un saco de negros y revolverlos, quien sacara el blanco salvaba la vida... todos fueron fusilados.

Al “PUERCO JOE” lo convocan los castrocomunistas para lograr el apoyo que sea en su política anticubana y antiamericana, o los “parlamentarios centroamericanos”, incluso el pueblo de “sus países hermanos”, para que intervenga en asuntos de ilegales, es decir, en políticas contra el país:

http://www.diariolasamericas.com/locales/parlamentarias-hondurenas-reunen-congresista-joe-garcia-crisis-humanitaria.html

Más de 18 millones de (ciudadanos) no tienen trabajos a tiempo completo, pero estos traidores cabildean, incluyo a los otros legisladores como Ileana, Mario o los senadores Rubio y Menéndez, para una amnistía a 5 de ilegales, dudosa por la oposición de los negros a compartir beneficios paternalistas o welfare, pero, al fin y al cabo, hacen presión

En Grandes Ligas, si un grupo de jugadores no acordaron con ningún club como agentes libres a tiempo, por lo general se concentran en un estadio para mantenerse en forma y permitir que los scouts los sigan en el desarrollo del entrenamiento extendido. A eso se le llama perder vigencia de estrella o “dislocarse” en la petición salarial. Le sucedió a Kendri Morales: de 14 millones por un año que le ofrecía un club, debió conformarse con 7 tres meses después de “rotas las hostilidades”.

En Miami existe un grupo castrocomunista que fue poderoso por sus relaciones con el partido demócrata, incluso con la FNCA, se movía o mueve con dinero del castrismo, su caudillo visible durante años fue el artemiseño Francisco Aruca, su líder espiritual el polaco Max Lesnick; por lo general, se esconden tras el ofensivo Agenda Martiana (lo de ofensivo por el nombre del Apóstol), por lo demás...ahora explico.

Dese hace rato Max Lesnick o Andrés Gómez prestan sus feas y repulsivas caras como símbolos representativos de Agenda, no así John Cabañas, que ha contribuido con Joe García hasta con sus pantalones, aunque, aparentemente, la tiranía no lo quiere retratado en periódicos ni en programas de televisión, ellos sabrán.

Pero han pasado cosas, de pronto la disidencia pacífica asalta el mercado y se convierte en una fuerza infinitamente más importante para Obama y para la tiranía que sus “viejos luchadores” de Miami, por lo que, sencillamente, los han tira'o a mierda, que lo son sin que los tiren.

Como aquel pelotero que perdió valor de mercado, este grupúsculo, que incluye al homosexual Inmundo García y a Elena Freyre, convocan a un tour por las calles de Miami a fin de solicitar la libertad de los terroristas que quedan presos.

Hace poco, militantes de Hamas se concentraron frente al monumento al Holocausto y en otras direcciones de Biscayne Boulevard para pedir la muerte del Estado de Israel, hablaron de asesinar, lo gritaron y lo elevaron en pancartas ante la televisión.

¿Qué debe hacer el patriota miamense ante esta “patá de ahoga'o” de Max Laesnick y compañía, que seguro incluirá negros revanchistas castro-obamistas en la avanzada?

Supongo que lo mejor pudiera ser confrontarlos, chocar con ellos “infight”, por lo que una cadena, un bate de beisbol, una buena manguera serían bienvenidas y, si hay juicio, asumir la responsabilidad con espíritu patriótico, a fin de cuentas, representan a terroristas confesos contra este país.

Ah, me dijo una “viajera” que las restricciones aduanales no tuvieron efecto en ella, que “el cuartico estaba igualito...”

Una del “show business”: la cantante Rihanna está de vacaciones por el Mediterráneo en su costoso yate, como excentricidad rara y controversial, contrató a la mejor manicurista del mundo para que “le haga las uñas”, el viaje de la experta costó 10,000 dólares entre vuelo en primera y otras nimiedades, aparte a lo que le cobró por el trabajo, sin embargo ¿Qué objetivo tiene arreglarse las manos a ese precio, si, cada vez que graba un video o camina por cualquier calle del mundo, lo hace casi “encuera”, provocando que nadie se fije ni en sus uñas ni en sus ojos?





Read more »

viernes, 29 de agosto de 2014

CREAR 2, 3, MUCHOS FERGUSON...Y ESTADOS JIHAD

Por Andrés Pascual

Obama defecó, literalmente hablando, sobre los restos y la memoria de un General americano asesinado en campaña...

Al “presidente” no le dolió el asesinato del individuo, porque la causa de este vil y traidor jihadista al frente de EUA es apoyar, sostener y construir bases operativas de antiamericanismo criminal en todo el mundo, entonces hay que entender que, en cualquier caso, mataron a un enemigo práctico del usurpador del poder sito en la ex Casa Blanca; bajo ninguna circunstancia es sospechoso que la Aministración haya declarado que “no existe política DEFINIDA contra ISIS”.

Se comenta que la organización es mucho más peligrosa que ALQEDA ¿Por qué? El llamado Estado Islámico es consecuencia de la “revolución árabe o del Mediterráneo”, aplaudida por más de medio mundo como la solución a las violaciones de derechos humanos en algunos de los países que afectó, o a los abusos de poder.

Y a la guerra contra la Seguridad Nacional Americana, que Obama inició desde antes de resultar elegido candidato del partido demócrata. Tal actitud, destruir la base segura de la defensa del país, que le costó a Bush 8 años reconstruir después de que Clinton casi la liquida en dos períodos; más la actitud errada, quizás por influencias enemigas encubiertas, o por designos de autosuficiencia imperdonables de los propios iraquíes que hoy piden ayuda, dieron como resultado un momento muy peligroso para el mundo. Pero nadie acusa a Obama por su participación en el consorcio islamo-comunista, de hecho, su protector material y espiritual dentro del país por su ofensiva contra los cristianos, sobre todo en niveles de docencia escolar.

Pero el comunismo internacional, los ismos peligrosos y perniciosos, sabían a qué atenerse, porque ISIS nunca ha amenazado a la tiranía castrista y TAN SOSPECHOSA ACTITUD es un ejemplo de la unidad de países que incluye al FORO DE SAO PAULO, al Partido Demócrata y a las alianzas comunistas europeas en el poder, algunas camufladas, con el terrorismo internacional musulmán. Isis tampoco amenaza a China ¿Por qué debía?

No obstante, hubo que aguantarle al Premier ingles, James Cameron, la perreta sobre el peligro del EI para su país, cuando estas ratas actúan en Londres tan abiertamente y con más público fanático que la cantidad que asistieron al homenaje que le hizo The Rolling Stones a un ex integrante fallecido en 1969.

¿Sabía Obama qué ocurriría cuando ayudó a derrumbar regímenes pro-americanos o, por lo menos, capaces de mantener a raya a los asesinos terroristas de la jihad? Definitivamente sí, y, por esa razón, se ha creado tal confusión que nadie puede decir si Al Assad es bueno o es malo, incluso Khadafi.

La tendencia obamista es armar en el hocico de todo el mundo a los antiamericanos, a los criminales, que FAST AND FURIOS fue una práctica del ejercicio de la profesión traidor, lo peligroso es la impunidad con que actúa: todo el mundo sabe, todo el mundo pide "impeachment", pero no sucede nada y, por cada crítica justa a su conducta dictatorial, ejecuta 3 órdenes con autoridad tiránica que empeoran la situación.

Aparentemente, el país no tiene defensa contra este vil intruso, que usurpó el poder gracias al oportunismo de grupos y organizaciones de interés propio, que todavía no reaccionan a la evidencia (libertad de expresión por ejemplo) de que esta política antisocial y maliciosa que pusieron en la Casa Blanca es un boomerang; cuando lo hagan no tendrán tiempo ni lugar dónde puedan pedir asilo.

Como apoyo a la política antisemita de Obama, Jimmy Carter, el homosexual político del maní, encabeza una campaña que recauda fondos para HAMAS, yo quiero ver cómo van a votar los judíos renegados y sus mujeres, de Nueva York sobre todo, cuando hasta Sabam firmó una carta apoyando a Israel, un tipo cuyos padres son de origen hebreo, pero se ha cansado de reforzar con todo lo que puede y tiene (por cierto, bastante) al comunismo internacional y sus aliados, empezando por Obama y terminando en los Castro; o como Soros, que planea apoyar a cuantos “liberales” encuentre en el camino para las próximas.

El caso Foley es una réplica de intereses, dicen que OBAMA demoró un mes para efectuar una misión de rescate que hubiera podido ser exitosa, pero el tipango disfruta lo otro, la celebración del islamismo asesino cada vez que matan cobardemente a un americano, aunque después exprese hipócritamente su “consternación” por el crimen, siempre de su entera responsabilidad, que no es ni será el primero, ni el segundo, ni el tercero, ni...

Una vez que asumió por el arreglo de las facciones oportunistas, amorales, desprestigiadas y decadentes de un país que no se reconoce en su historia grandiosa, su derrotero ha sido fortalecer, extender la capacidad de acción de la JIHAD, amigar con cuanta tiranía odia a muerte a EUA, desde concederle a Rusia y a China, hasta apuntalar a Maduro y a los Castro, dejando a su paso una estela reaccionaria contra los derechos civiles del país o en el exterior, demostrado en la forma como politizó el ajusticiamiento de un delincuente en Ferguson, barnizándolo con el estigma practicado por los negros americanos contra el blanco: EL CRIMEN DE ODIO RACIAL.

ISIS pudiera ser una amenaza contra EUA, porque este tipo “ocupa” la presidencia, o un desvío de la atención hasta convertir al país en un verdadero polvorín que explote por la guerra civil, acorde con su objetivo de debilitarlo, de destruirlo moral y materialmente y ocuparlo absolutamente, que nadie lo dude, va bien adelantado.

Mientras, el Diario las Américas de Miami, que, como el Herald, nunca asumen una actitud seria y preocupada del antiamericanismo vigente en el país, por lo que no hay intención de alertar a sus lectores sino en lo oficial de demagogia oportunista, publica fotos del matrimonio, de la pareja imperial tribálica, con pie de grabados sobre su ropa, pretendiendo imponer ridículamente a MOCHE (foto con el califa) como la “joya” representante de la moda, nunca antes igualada por ninguna primera dama del país ¡QUÉ BOCHORNO!

Read more »

martes, 26 de agosto de 2014

LA UMAP DE ORTEGA, EXPERIENCIA SIN MATICES

Tomado de "el Timbeke"

A solo unas horas de haber cumplido medio siglo de su ordenación como sacerdote, Jaime Lucas Ortega Alamino, respetado y venerado por la comunidad católica nacional, por las disímiles gestiones a favor de la Iglesia y sus siervos en la Isla, siente que su consagración no ha sido en vano.

C.J.O.: El sacerdocio nunca es en vano. Realmente cuando uno va al fondo de la realidad de un sacerdote hay que ir al evangelio mismo y encontrar las palabras de Jesús  “…no son ustedes los que me eligieron a mí, soy yo quien los he elegido a ustedes…”, es decir, nunca una decisión puede ser personal a partir de los cálculos que alguien hace respecto a yo sirvo para esto o lo otro. Por ejemplo, a mí me gustaban mucho las matemáticas, la arquitectura. Pero hay algo más allá que sale a nuestro paso. Una serie de eventos, de acontecimientos o de realidades que nos van diciendo de pronto que es el Señor quien nos llama, y esa llamada nunca puede ser en vano; nuestra respuesta tiene que ser sí.
Cinco años después del nacimiento del pequeño Jaime Lucas los Ortega-Alamino, que vivían al sur de la provincia se trasladaron a la ciudad de Matanzas.
 
Las clases junto al piano, los recuerdos de la etapa estudiantil en el colegio privado Arturo Echemendía primero, y en el Instituto de Segunda Enseñanza después, donde se graduara de Bachiller en Ciencias y Letras en 1955, conformaron las páginas iniciales de una valiosísima existencia.
 
C.J.O.: Muy pequeño me fui de Jagüey para Matanzas, pero yo me recuerdo mucho jugando en aquella calle, aquella esquina. Había un columpio en aquel portal. Allí montaba yo velocípedo. Recuerdo todo eso muy bien.
“Tenía un primo que estudiaba música y tocaba el piano, y a él le gustaba mucho la música popular y a mí también. Yo por él me animé, tenía facilidad, pero no era alguien que se iba a dedicar a la música, y menos a la música clásica que también la disfruto. Después viví en el barrio de Simpson, en la calle Salamanca, y mi piano estaba junto a la ventana y toda la gente del barrio iba allí. Mientras yo tocaba ellos me acompañaban con la tumbadora en la misma ventana. Ese era el tipo de música que realmente me gustaba. Aunque una vez estuve tocando con la Orquesta de Cámara de Matanzas sustituyendo al pianista. Así fue con el piano, pero yo nunca hubiera sido un músico profesional. Antes la juventud maduraba más temprano que hoy, las inquietudes de la juventud cubana de los años 50 no las tiene la juventud de hoy. 
 
“Este mundo desconoce las esencias, no va al ser, va al tener, o al hacer, ¿que hizo?, ¿que tiene?, ¿que voy a hacer?, ¿que voy a tener?, me gusta o no me gusta. Aquella juventud de mi época en la Acción Católica teníamos inquietudes…por el futuro… por Cuba.
 
“De mis compañeros del Grupo de Acción Católica de Matanzas está René Fraga Moreno, está Franklin Gómez y José Luis Dubrock. Era una juventud inquieta desde todo punto de vista, también desde el punto de vista de la fe. Yo iba a la comunidad Las Yaguas de Matanzas, a dar catecismo a todos aquellos muchachos de 14 años que no tenían escolaridad ninguna. Durante las navidades arreglábamos y pintábamos juguetes. Alquilábamos las máquinas y los taxis llenos de juguetes y salíamos para los barrios y se los dejábamos allí para que se los pusieran a los muchachos por la mañana.
“De este compromiso nace la vocación, de tal manera que mi respuesta fue ir al clero de mi Diócesis, el clero de Matanzas,  donde yo había vivido y al cual quería servir”.  Con tan solo 19 años de edad ingresó en el Seminario Diocesano San Alberto Magno de Matanzas, dirigido por los Padres de las Misiones Extranjeras de Quebec, Canadá. Una afianzada vocación religiosa le abrió las puertas a la teología y los caminos de la fe.
 
C.J.O. Yo me fui a estudiar a Canadá, estuve 4 años estudiando Teología. Salí de Cuba en el 60 en una situación dificilísima. El país estaba en una agitación enorme, estaba comenzando un éxodo tremendo. Durante aquel tiempo fue la invasión por Playa Girón. Después vino el cierre de los colegios por la nacionalización de las escuelas, la salida de muchos sacerdotes y de religiosas. Se produjo tremendo cambio mientras estaba en Canadá y no sabía si podía volver a Cuba.
 
“Desconocía esta realidad nueva y se me hacía difícil no volver. Para mí eso siempre ha sido un desafío, porque mi vocación nace de este pueblo, para este pueblo cubano. En el seno de este pueblo nací, crecí, estudié y viví; para él trabajé como joven. Fui en  la Acción Católica alguien que respondió yendo al sacerdocio para vivir más radicalmente esa entrega a ese pueblo.
 
“No había posibilidad de entrada de sacerdotes a Cuba, pero hubo unos permisos que se lograron para que los que estaban estudiando regresaran y entonces ahí mismo pudimos. Fue así que me llegó el telegrama salvador de que podía volver. Tenía un mes para regresar. Fuimos alrededor de unos cuarenta y tantos los que pudimos volver entre los años 63 y 64. Efectivamente estaba aquí el día 21 de julio y regresé para ordenarme el 2 de agosto”.
 
Poco después del 2 de agosto de 1964 cuando fue ordenado sacerdote en la Iglesia Catedral de Matanzas, es nombrado Vicario Cooperador en el municipio Cárdenas. Su ministerio sacerdotal se vio interrumpido dos años más tarde cuando es reclutado a las Unidades Militares de Apoyo a la Producción(UMAP) en la provincia de Camagüey.
 
C.J.O.:  Después de los acontecimientos de Camarioca (se refiere al éxodo de cubanos hacia Estados Unidos en 1965 por esa porción  de la costa norte matancera), que viví yo en Cárdenas, casi en el foco de aquello, hubo un momento de radicalización de nuevo de todo el proceso y fue cuando vinieron las UMAP. Aparecieron nuevas limitaciones muy difíciles para la Iglesia en el 66. En medio de todo eso, gracias a Dios, yo no perdí la capacidad de considerar mi amor al país, a mi tierra, a mi Patria, a esta realidad, a su gente, aunque se fueran muchos, aunque no pensaran muchos como nosotros, aunque fueran opositores nuestros en cuanto a la fe y a nuestra misión aquí, pero no tenía si no el deseo de contribuir a que se superaran todas esas miserias.
 
“Fueron 8 meses los que yo pasé allí. No creo que me marcara negativamente en el sentido de tener después recelos y rencores. En medio de todo eso fue una experiencia tremenda de conocer la vida como no la puede conocer uno en los estudios de Teología. Sería increíble el anecdotario de lo que era la presencia de un sacerdote en medio de aquellos hombres desesperados. Yo era un muchacho.
 
“Me acuerdo que cuando acabo de llegar bajo un aguacero -me llevaron en medio de un aguacero en el que caían truenos-  uno de aquellos reclutas estaba parado en medio del agua pidiendo que me partiera un rayo. Después viene un grupo y me rodea a mí. Uno de ellos me dijo: “usted ha venido aquí para darnos consuelo” y yo dije “…ah ya,  aquí habló la voz de Dios, para eso estoy yo aquí. ’’ Para eso estaba yo allí.

“Un hombre que no sabía leer ni escribir me pedía que yo le leyera las cartas de su mujer, más nadie que usted me las lee. Después él me decía lo que quería ponerle a la mujer en las cartas.
 
“Recuerdo que en cierta ocasión el político de la unidad dijo: “le llaman  por el nombre o el número” Mi número era el 36.  “O 36 o el nombre” Y ellos dijeron: “No, le vamos a seguir diciendo Padre, porque él es nuestro Padre” 
 
“Mi experiencia de allí es todo eso. Fue una experiencia única en la vida para un sacerdote que comienza la oportunidad en Cuba de estar en medio del pueblo. Desde el punto de vista humano es algo quizás tremendo, considerado así desde fuera. Pero todo hay que mirarlo, en la fe lo miramos todo así, bajo la luz de Dios. Si Dios quiso que esto fuera así, entonces, ¿qué quisiera él de esto? Ah, que yo sacara una lección tremenda de lo que es el ser humano, de la misericordia que hay que tener con la gente, de lo que sufre la gente y eso es importante. Ese es el balance que yo saco, desde el confesionario cuando confieso, hasta la comprensión que hay que tener habitualmente al hablar con una persona”.
 
De regreso al ejercicio de su ministerio sacerdotal fue Párroco de Jagüey Grande, su pueblo natal, y posteriormente Párroco de la Iglesia Catedral de Matanzas, actividades que simultaneó con la docencia, pues por aquellos días figuraba como profesor de Teología Moral en el Seminario Interdiocesano de San Carlos y San Ambrosio, de La Habana.
 
C.J.O.: Tenía que ir todas las semanas al Seminario, los miércoles eran las clases de Teología. Almorzaba en el Seminario y regresaba a Matanzas, porque tenía la Catedral, Pueblo Nuevo, Cidra y Santa Ana también. El domingo daba siempre 4 misas y el sábado 2. Entonces yo decía cuando llegaba la última misa del domingo en Pueblo Nuevo, a las 6 y media de la tarde, y había estado celebrando el mismo texto evangélico, por ejemplo, cuando la Samaritana se encuentra  junto al pozo de Jacob con Jesús, a veces decía, “voy para el sexto encuentro de la Samaritana con el Señor”. Y me esperaba una comunidad a esa hora llena de jóvenes, con gente muy bien dispuesta, que eran muy acogedores en el barrio de Pueblo Nuevo, la gente muy buena. 
 
“Mi vocación es de Párroco, por eso entré en el clero de la Diócesis. Me acuerdo del sacerdote carmelita español al cual yo fui a decirle: “… a veces pienso en la soledad en que vive el sacerdote…”  Me dijo: “solo está quien quiere estar solo.” Esa frase fue verdad, nunca he estado solo. Por eso el Párroco es algo grandioso,  porque vive en medio del pueblo, está allí la gente, a cualquier hora va. Lo mismo te despiertan a las 3 de la mañana para bautizar a un niño o lo llamaban a uno para un enfermo grave a una hora increíble. Pero este hombre esta así desde hace 3 días -pensaba uno- ¿por qué me llaman a las 2 de la mañana? Es que él es del Partido y no quisiera que vieran al cura llegando aquí”.
 
Consagrado Obispo para la Diócesis de Pinar del Río en enero de 1979 en la Catedral de Matanzas y promovido a Arzobispo para 1981, tomó posesión en la Santa Iglesia Metropolitana Catedral de La Habana el 27 de diciembre de ese mismo año.
 
C.J.O. : Ahí empezó mi Ministerio en La Habana. Me sentí realmente impresionado. Yo tenía 45 años para ir ya de Arzobispo de La Habana, había sido nombrado Obispo de Pinar a los 42 años. Ahora, me parece que era muy joven. Yo no conocía La Habana, no había estudiado aquí, no había vivido aquí. Vine para La Habana con cierta aprehensión. Sin embargo aquel temor se me pasó enseguida porque la gente en La Habana es muy acogedora y con respecto a la Iglesia, a su quehacer, a la relación con el Obispo, la gente no es distante ni fría al estilo de grandes ciudades. Ya son muchos años aquí, de mis 50 años de sacerdocio, 15 los pasé en Matanzas, 3 en Pinar del Río y el resto, 32, los he pasado en la capital. 
 
“Me siento muy identificado con La Habana, con sus realidades, con la gente, con sus aspiraciones, con las cosas más dolorosas que hay no solo aquí sino en toda Cuba, entre ellas el éxodo de cubanos del país”.
 
Uno de los días inolvidables para la memoria de Ortega Alamino lo será eternamente aquel 26 de noviembre de 1994, cuando el religioso más aclamado de la pasada centuria, le impusiera la birreta roja y el anillo cardenalicio, como símbolos de su título de Cardenal de la Iglesia Católica.
 
C.J.O.  Eso fue algo que yo no consideraba, porque ahí sí es verdad que es el Papa quien decide, de tal manera que se dice la creación de un Cardenal. Era un año difícil en Cuba, el 94, pero pudieron ir conmigo casi 200 personas, gente de las iglesias, de todas las Diócesis de Cuba.

“Es inolvidable, con San Juan Pablo II poniéndome el birrete cardenalicio y todos los cubanos allí en la Basílica. Esto nos compromete de manera muy especial, es como un compromiso con la Iglesia Universal, es como ser el Senado del Papa; y cuando llega el momento de un cónclave realmente siempre es sobrecogedor. Por ejemplo el cónclave que eligió al Cardenal Ratzinger, había pasado el gran pontificado de Juan Pablo II y teníamos que escoger un Papa. Era algo bastante complejo. Y estábamos nosotros nada más, no hay nadie, los cardenales decidimos, eso nos da siempre como un sentido de compromiso mucho más grande con Cristo y con la Iglesia y hace que sienta que la carga es más fuerte, y la ayuda de Dios será más fuerte. “Nadie es tentado sobre su fuerza” dice San Pablo”.
 
Aunque el Cardenal Jaime Ortega le pertenece a todos los hombres y mujeres de fe de la Isla, Matanzas y los matanceros lo sentimos particularmente propio. Quizás porque fue en este y no en otro suelo donde inició su vocación religiosa, y en consonancia además con su llegada al mundo por tierras yumurinas, este inconmensurable ser humano, divino, le corresponde el afecto con la honestidad, sencillez y pureza que, paradójicamente emanan de la grandeza espiritual.
 
C.J.O.   Para mi Matanzas es un lugar de referencia no solamente en los recuerdos, sino en mi vida personal, de referencia en mi Ministerio sacerdotal. Los años más felices de Párroco que es lo que me ha gustado tanto ser, los viví en la ciudad de Matanzas. ¡Este entorno! ¡Esta historia!
 
“Yo estaba entre esos libros de la Catedral. Monseñor Alberto Martín Villaverde los había mandado a encuadernar y en el canto de afuera no decían el número si no un nombre. Milanés, Byrne, White, de los grandes que habían sido bautizados allí. José White vivía frente a la Catedral, la primera vez que tomó un violín en sus manos fue porque el Párroco de allí de San Carlos lo enseñó a tocar violín. El otro libro de esos hijos de Matanzas, Plácido, de esos grandes, de Gener, el gran benefactor, a donde iba Domingo del Monte continuamente. Aquellas tertulias, esa Matanzas de la historia, que es una historia desconocida.
 
“Nunca me olvidaré el momento en que yo vi el mar por primera vez entrando por la vieja carretera central desde Limonar. Venía de Jagüey de mudada para Matanzas y de pronto vi la bahía de Matanzas y vi el mar y su inmensidad. Nunca lo había visto, era de tierra adentro y eso quedó grabado en mí”.
 
Durante medio siglo de trabajo consagrado el Cardenal Jaime, como todos le llaman, ha intencionado la creación de nuevas parroquias, la reconstrucción de más de 50 iglesias y casas parroquiales, el establecimiento de la casa “Jean Marie Vianney”, sede principal de las sesiones de la Asamblea General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, y sitio donde se originan encuentros diocesanos nacionales y retiros espirituales. Tiene a su cargo la constitución del Consejo Diocesano de Pastoral, del Consejo Diocesano de Laicos, así como la construcción de centros de convivencias y reuniones para adultos y sobre todo para jóvenes.
 
Enviado Papal Especial al Congreso Nacional Eucarístico de El Salvador en noviembre del año 2000, electo presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba en el 2001, e integrante en la actualidad de la Curia Romana, donde es miembro de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y de la Pontificia Comisión para América Latina, Jaime Ortega Alamino es uno de esos seres incansables cuando de causas justas y edificantes se trata. Ilustre representante de la matanceridad en cada uno de los escenarios en los que se muestra, y devoto y fiel hombre que desanda caminos de fe.
 
C.J.O.:  Yo creo que hay que decir como San Agustín: “todo lo que hay de bueno en mí viene de Dios, todo lo malo viene de mí.” Mirando el sacerdocio realmente como es, desde el punto de vista espiritual, cristiano, verdaderamente pleno, que no se debe ver de otra manera. Por eso es que todas las demás profesiones que son sacrificadas se comparan con el sacerdocio, que si el magisterio es un sacerdocio, que si el ejercicio de la medicina debe ser un sacerdocio, porque hay algo de muy especial en este ministerio que lo hace ser de entrega, de sacrificio, de obra del Señor en nosotros.
 
“Si tuviera que volver a comenzar y si tuviera que volver a orientar mi vida, me parece que sintiendo y sabiendo que Dios me llama, lo volvería a seguir quizás con más conocimiento de lo que significa esto, pero con la misma alegría con que lo he hecho, y en el mismo espíritu y quizás aún mejor”.

 

Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog