viernes, 10 de junio de 2016

¿EL PROBLEMA ES MADURO?


Por Andrés Pascual

En Estados Unidos se producen rarezas históricas: único país en el que llegó y dobló un presidente de alma femenina por un partido tradicional; además, creado por un importante Padre Fundador, (Jefferson); por el que “correrá” una candidata cuyo alma es masculina: Hilaria “Mentiritas” Rodham...

Apoyo a Trump porque no quiero ver a nadie del partido demócrata en la Casa Blanca; este hombre va a ganar, porque, repito, la venidera elección va más allá del interés de nombres, de partidos... está inserta en el corazón de asuntos vitales como la Seguridad Nacional o la paz mundial, ningún miembro del partido demócrata puede ocupar la presidencia americana en tiempos tan turbulentos y peligrosos, sería la continuación del símbolo de la concesión, reflejo de la desmoralización y de todo lo que tiene al país como “frazada para pisos de habitaciones donde se tiran trastos en desuso”.

Sin embargo, la actualidad político-social decretó la bancarrota moral, la campaña de Donald Trump “Hacer a América grande otra vez”, que significa recuperar sus valores intrínsecos, si es que debemos entenderlo así, es mentira de arriba a abajo, porque nadie puede rescatar a USA del Infierno, culpa compartida por ambos partidos, que permitieron que los penetraran vándalos cuyo objetivo es la ideología sin servir al pueblo con honestidad y entrega, finalidad esclavizante por medio de totalitarismos que germinan ante los ojos de todos.

Los Padres Fundadores existen para hablar basura sobre ellos, ya no son los capitanes eternos, capaces de demostrarse cuánto importaban desde que hicieron e impusieron el documento conocido como “WE, THE PEOPLE...”, violado y a punto de mate por intereses mezquinos y oportunismos febriles, a título del desarrollo universal que, en lo social, es un bestial retroceso en la historia del hombre.

Un millón de “dolientes” por la muerte del más grande símbolo mediático antiamericano, racista, revanchista, sobre todo contra los negros de su país, ¿Qué hizo Alí de utilidad para su raza, para la que siente a USA como su patria y está dispuesto a defenderla como patriota, más allá que esclavo de una religión criminal, tan antihumana como antisocial? Y he ahí al hombre que empuña la espada con la inscripción “Hacer a América grande otra vez”, postulado que tiene que dejar fuera de sentimentalismos enfermizos a la piltrafa socio-política Mohamed Alí, en el grupo de vanguardia desecho por “la pérdida”, como cualquier traidor especializado en el trabajo de plañideras por propio beneficio.

En este país ya no queda nada que conservar, por lo que veo, tampoco hombres de absoluta buena intención, que tracen la lucha por hacer realidad el reclamo de lo perdido. A la horar de llamar patriota, hombre magno...cualquier detalle importa; no existe, no puede existir lo mínimo sin valoración, que patria y libertad nunca han sido artículos para subasta.

Hace algún tiempo, Trump solicitó Cooperstown para Pete Rose, yo lo critiqué, porque, a diferencia de lo que cree el mogul, las deudas morales no prescriben para la sociedad sana, mucho menos para las enfermas graves.

El problema es que dentro de Trump, como de casi todos los republicanos, habita un duende demócrata que no pueden eliminar, no es solo replantear fronteras y oponerse a la islamización del país, no, hay otras cosas que ordenar y es tabú mencionarlas hasta para quienes la gente ve capaces por justos y patriotas sin cuestionamientos “pesados” y controversiales.

América está en el medio de un huracán, a pesar de todo, Trump va a ganar, pero, dudo mucho que haga las cosas, las fundamentales, que la traigan otra vez al lugar que la hicieron perder los reaccionarios antiamericanos, traidores no solo a ella, sino a la Humanidad.

El problema venezolano está “de yuca y ñame”, se habla de dialogueros, de intermediarios “allende el mar”, que trataron de convencer al patriota valiente para legitimar y extender la tiranía de Maduro, de todo se habla...

Sin embargo, lo que más me impresionó, además de que Nicolás “sigue y sigue y sigue...” como el conejo del comercial, han sido tres cosas: Maduro mándó a apresar a dos militares, se comenta que el Ejército no lo apoya, vamos a ver si el domingo está en Miraflores, si no...ya usted sabe la historia.

El Presidente de la OEA trata de habilitar la Carta del organismo, harto conocida para los cubanos desde Punta del Este, pero hete que un grupo de países (tal vez debí decir solidarios, peligroso porque no han dicho cuántos ni cuáles), se opusieron; es decir, están a favor de todo lo que se ve en televisión, suficiente para agarrar a cuanto oficialista haya y quemarlo vivo...

Bonita manera de solidarizarse con quienes llaman hipócritamente “nuestros hermanos” ¿Dónde queda la hermandad en el momento crucial y definitorio?

Todo hay que verlo “dialécticamente”, es decir, relacionado y en movimiento: antier escuché a un antimadurista decir “siempre he sido chavista, de nuestro Comandante en Jefe, pero esto no es lo que...” y se me heló la sangre, porque Maduro es todo lo malo del mundo, pero no es el problema, el problema de los venezolanos, como para los cubanos el castrismo, es el chavismo, o ¿Acaso creen que Chávez fue mejor? ¿Nadie es capaz de relacionar las fechorías de Maduro como la herencia, la continuación de lo que planificó y construyó para el castrismo el tirano que mandó a ponerle cubiertos al Libertador? Chávez y Maduro son partes de un todo indivisible.

Señores, tratar de desvincular la acción vandálica y criminal del madurismo (de hecho no existe) de su raíz castro-chavista, SÍ es peligroso, demuestra que están enfermos de la infectocontagiosa.

Vamos a ver, porque, pudiera ocurrir, de acuerdo al grado de chavismo de esa población, se decide su libertad y su soberanía, piense en esto: la reacción internacional, encabezada por el NOM, pudiera quitar al marido de Cilia y mantener el legado de Hugo, después ¿Qué?

Read more »

lunes, 6 de junio de 2016

RACISMO MULATO vs PATRIOTISMO NEGRO


Por Andrés Pascual

No hay nada útil para el país, hablo de la paz, de la democracia, de la “convivencia pacífica” racial inteligente, que apoye la monstruosa campaña favorable a Ali, fabricada por antiamericanos comunistas y proislamistas, continuación del destape de la traición a los ideales de los Padres Fundadores... menudo problema, porque, cualquier expresión, cualquier acción de este tipo fue un altar a lo antisocial, entonces desempolvaron un “gesto magnánimo de conversador-motivador emocional”, a ver si alguien pica y lo iguala a Barney Ross con sus 3 Cruces de Hierro, a Louis, a Sugar Robinson, a Jackie, a Audie Murphy y a tantos otros héroes de verdad, por sus hazañas en la guerra o por haber dado el paso al frente en defensa de su país y del mundo alistándose orgullosamente: “Alí lo hizo todo (opinión de la policía), conversó con el hombre que amenazaba tirarse de un piso de rascacielos y lo convenció de su papel en la Tierra...” el suicida frustrado (victoria por nocao de Alí en el 4to-piso digo-), según el reporte, gritaba: “Me viene a buscar la gente del Vietcong”, tal vez para un comic de Viosil Livios, el Hombre Más Vil de Mundo, serie Cuentos del Gato Negro, bien, pero ¿Aquí? no taparon la gotera (upper que no esperaban al plexo) y la relación, el argumento con el Vietcong como leit-motiv, les metió “el perro en el tabaco”.

Por ninguna hendija destiló heroísmo Mohamed Alí, ni reinventándolo daría la talla, porque no tuvo fijador ni “miaja” de caballero andante. Para este tipo no existió el carácter heroico nunca, por sus acciones negativas lo desconoció y por su comportamiento le importó poco qué significó semejante agresión a la moral socio-política de su país y a la propia a fin de cuentas.

Pero todo lo de este mameluco fue así, tan continuado, tan desfachatado que, por momentos, aparentó retraso mental, porque no se puede jugar al payaso, hallar complacencia siempre, cuando se es manejado por picaros de ambas razas.

Mohamed Alí estuvo totalmente “arranca'o”, sin un medio, por eso expuso su vida ante Trevor Berbick en Jamaica en 1981; lo hizo antes, en 1980, ante Larry Holmes; en Moscú contra 5 pesos completos amateurs una tarde a tres rounds cada uno, contribución al gesto de buena voluntad de Jimmy Carter con Leonid Brezhnev, porque boicoteó las Olimpíadas, extensión de lo concedido a través de los tratados SALT y de la entrega de Irán a los Ayatollahs.

Y yo preguntó ¿Por qué este individuo no tuvo un programita de televisión desde mediados de los 70's, como Marciano, que le sirviera de “paño de lágrimas económico”? ¿Por qué ninguna firma comercial se arriesgó a darle un bocadillo televisivo y una valla anunciadora, para que promoviera un miserable panqué? Alí fue un cultista de su personalidad, un narcisista, un egocéntrico...de eso nadie habla, vicios de un temperamento enfermizo y mediocre, creído y creado por la adulación ilimitada y brutalmente estúpida de tantos que abochorna.

Señor, no hay nada positivo que decir del muerto; incluso deportivamente, si la crónica fuera justa, decente, honesta, debiera comentar que esa carrera fue controversial y sospechosa; tal vez por eso los familiares decidieron hacer las honras fúnebres con relativa humildad promocional como no vivió; ante muertos como este no se despide el duelo a ritmo de fanfarrias, que lo harán ajenos, no porque escasee del adarme de condiciones necesario para que se le entierre en Arlington, no: velorio y descenso a la fosa musulmánicamente, pero vigilancia encubierta en exequias y entierro, por si a alguno de sus “hermanos de Alah” se le ocurriera planear un acto terorista “a boca de ataúd”, después de todo es la NACIÓN ISLAM, la pandilla terrorista cuyo jefe, Farrakán, llamó a reclutar un ejército de 10,000 negros para matar blancos...vamos, no puede jugarse al olvidadizo, si se le fue este jab, abra los ojos, que detrás viene la derecha recta con intención homicida.

En años diferentes, en escenarios diferentes, mancilló a la raza negra, primero contra Sonny Liston, que fue un delincuente, después contra Joe Frazier y contra George Foreman, que se comportaron desde el amateurismo como gente seria y patriota y en la vida con la decencia exigida por la sociedad, pero esta monstruosidad, esta agresión al límite prudente de la justicia se aplaudió, se río y se preparó, con la peor intención, por el grupo terrorista ideológico, rancio antiamericano, que incluyó a blancos y a negros, cuyas raíces están en el anti-maccarthismo y en la generación decadente y prostituida de los 60's, cuyo símbolos fueron Alí negándose a cumplir con la democracia y Jane Fonda, en terreno enemigo de esa democracia, deseándole éxitos al comunismo y apuntando a los aviones de la libertad, las naves de su país, desde una plataforma antiaérea.

Cuando los comunistas y bandidos del boxeo profesional montaron la pelea Foreman-Alí ¡EN ZAIRE! presentaron al traidor como al negro que representaba a todos los negros del mundo contra el “blanco racista George Foreman”, pero ¿Por qué escogieron a este peleador? El interés fue medianamente deportivo, como el oportunismo económico.

Cuando George Foreman ganó la medalla de oro olímpica en México-68, paseó el ring emocionado con la bandera americana en alto, eran los años de Detroit, sucesos que afectaron a los Tigres de la Liga Americana, que debieron ganar el año anterior. Mientras Foreman resplandecía como patriota, los corredores negros americanos subían al podio con un guante negro y la mano derecha en alto, negando a su país y la posibilidad de establecer algún acuerdo que beneficiara la condescendencia racial pacífica.

Aquellos corredores que representaron con su gesto el ánimo antisocial, racista y sediento de revancha. fueron el reflejo, la esencia terrorista tras el fantasma PODER NEGRO, cuyo brazo armado ha sido el grupo criminal Panteras Negras, acompañado hoy por otro mixto racialmente, a veces constituido por militantes, otras por estos y mercenarios pagados por los grupos de intereses antiamericanos: BLACK LIVES MATTER.

Por esa razón, porque fue un patriota en su momento, decidieron los blancos malos y los negros peores crearle un manto agresivo al peor estilo del KKK demócrata al boxeador George Foreman, quien, pese a querer ser amigo de Alí, jamás el bufón, marioneta del comunismo y del islamismo agresivo, lo acepto entre sus amistades.

¿Qué descanse en paz? No de mi parte, que descanse donde su Alah entienda, si en el infierno musulmán mejor, que es donde merece estar.


Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog