viernes, 18 de septiembre de 2020

Lincoln Díaz Balart, su Klan y la apuesta caudillista a Cuba Decide

Por El Estilista


Los que hoy peinamos canas crecimos en una tiranía que no paraba un segundo de denigrar a los Congresistas de origen cubano utilizando cuánto epíteto ofensivo encontraba . 

Aquellos que éramos desafectos  con la dictadura creíamos, en cambio,  que estos políticos tenían un valor extraordinario, no solo por ser nuestros paisanos exiliados sino que centramos en ellos toda esperanza para la libertad para Cuba. 

¡Qué equivocados estábamos! Son todos , sin excepción , la misma cara del Castrismo pero con la diferencia de estar en un país con comida y carros en sus calles.

Desde la era de Obama , estos políticos han estado jugando a la fabricación de caudillos como representantes más visibles de una oposición light y casi paralela a la dictadura castrista. Primero Yoani Sánchez, que a solo días de haber dicho en Río de Janeiro, Brasil , que EEUU debía levantar el bloqueo ( no embargo) , recibió todos los honores de héroe en la Torre de la Libertad de Miami dónde Ilena Ross, Lincoln Díaz-Balart , sus hermanos y otros políticos cubanoamericanos asistieron y conectaron a la nueva figura con los círculos cercanos a Obama . 

Ahora, a escasas semanas de una elección que definirá el destino de la Unión Americana, el clan Lincoln Díaz-Balart y sus acólitos , preparan la nueva coronación de la" Opositora en Jefe", pero para la administración Trump aunque ella misma ha confesado su admiración por el ala Demócrata, clásico accionar del perro que muerde la mano de quién lo alimenta.

Desde hace varias semanas , intelectuales y líderes del exilio histórico han visto con preocupación la excesiva atención mediática y política de alto rango hacia la organización Cuba Decide , de Rosa María Payá, en detrimento de otras agrupaciones anticastristas y disidentes que se resisten a un diálogo o pacto con la dictadura de La Habana.

Muchos de estos líderes, artistas e intelectuales de probadísimos méritos han llegado incluso a manifestarle personalmente  al excongresista Lincoln Díaz Balart  lo peligroso de jugar al caudillismo político e inclinar la balanza hacia la tónica que Rosa María Payá, sus voceros de los livestream y organizaciones afines como Somos Más , están irradiando como la única solución viable para los cambios en Cuba. 

Estos politicos del Klan Lincoln, todos antitrump , se han encargado de hacer cuánto sea para encumbrar a Rosa María Payá. Desde sentarla   al lado del presidente Trump como figura joven de la Oposición, hasta nombrarla merecedora de un premio que recibirá en breve , junto a otros congresistas Demócratas, en el Instituto de Liderazgo Hispano del Congreso de EEUU, que preside el propio Lincoln Díaz-Balart.

 Entonces algo anda mal,muy mal. 

Está historia ya la vivimos. En 1957 el Departamento de Estado de Estados Unidos fabrica a un Fidel Castro para deshacerse del hombre fuerte de Cuba que apuntaba a llevar al país a los primeros lugares del mundo  , el presidente Fulgencio Batista.

A 61 años estamos viendo lo mismo :  la fabricación de una caudilla que ,como marioneta, se mueve y moverá  al antojo de  cada hilo que la sujeta .

¿Es entonces la actuación de los políticos cubanoamericanos de marras una conspiración para pactar con la Tiranía en vez de aunar esfuerzos para aniquilarla? 

Parece que si. Tras bambalinas se está cociendo ese potaje. Y ahora para colmo , el mayor de los Díaz Balart sale de su ostracismo para primero mentirle a un grupo de conocidos suyos  diciendo que ya no hay nada que hacer y después "endorsando" a Rosa María Payá para una premiación apresurada sin cuestionar siquiera el gran fraude que protagonizó con un supuesto barco de ayuda humanitaria a Cuba que aún ella no ha podido aclarar a la opinión pública.  

Ese barco, al parecer  es el mismo que trajo tanta basura a este exilio dónde los políticos cubanoamericanos por fin ya se están quitando la careta para ubicarse en el lado contrario de la historia , es decir .. muy juntitos con nuestros enemigos .



Read more »

martes, 15 de septiembre de 2020

¿DE QUÉ NACIONALISMO ESTAMOS HABLANDO?

Por Alexis Jardines Chacón.


He venido observado el uso creciente del término nacionalismo y su tendenciosa rehabilitación con propósitos ideológicos y partidistas por parte de los voceros liberales de la izquierda globalista. 

El nacionalismo fue algo positivo para salir de las monarquías y tuvo su momento negativo y, con él, su ocaso en los sistemas totalitarios, ligados todos al socialismo en sus diferentes interpretaciones. 

Descontextualizar el nacionalismo y traerlo al bien entrado siglo XXI con el propósito de dañar al presidente Trump es un acto deleznable de deshonestidad intelectual. No se puede explicar el descrédito y derrumbe de la postmodernidad y la mundialización a ella asociada con el supuesto auge del nacionalismo, algo ya carente de contexto cultural, económico, social y político.

 Lo que hoy está en juego son los valores de la civilización occidental y, con ellos, las naciones ante el empuje de una agenda político-ideológica que no tiene, tras el vano concepto de nuevo orden mundial, con qué sustituir ni a los unos ni a las otras. No se confunda naciones con nacionalismo. Y si se hace, téngase al menos la decencia de reconocer que el problema del mundo contemporáneo -USA y Trump ante todo, incluidos- es cómo protegerse de una promiscuidad y homogeneización forzosas. 

Antes de ser arrastrados a una aldea global la preservación de lo autóctono, la cultura, religión y valores propios no nos hace nacionalistas. Compartirla, como hacemos, con los emigrantes legales mucho menos. 

Admitir la ilegalidad, la eliminación de las fronteras, el caos y la destrucción nos hace imbéciles y cobardes. Y el antinacionalismo tardío de los intelectuales cubanos los hace unos tremendos oportunistas.

 Ningún grupo de poder, por influyente que sea, puede levantar fronteras y hacer que la cultura y la historia giren en torno a sus ideas y creencias. Eso ya lo conocemos por el marxismo y sus resultados fueron nefastos.

Read more »

lunes, 14 de septiembre de 2020

LA VULGARIDAD E INDECENCIA COMO UNICAS ARMAS DEL NUEVO EXILIO VIRTUAL


 Por El Estilista 

No hay peor daño para la libertad genuina de Cuba que las actuaciones vulgares e indecentes que esos pretendidos paladines del exilio moderado y dialoguero utilizan como método de lucha innovadora entre comillas . 

Una lucha tan delicada como eliminar a una Tiranía para recomenzar una sociedad basada en leyes e institucionalidad exige, por fuerza, el concurso de todos pero ante todo líderes preparados y capaces de debatir sin caer ni en bajezas ni en descréditos.

Los que hoy se autotitulan nuevos líderes del exilio , casi todos entretenidos en las plataformas de streaming que juegan a los likes y a los millones  seguidores virtuales,  no encuentran mejor forma que el escándalo, el chisme barato y la vulgaridad como estandartes sin importarles el daño que hacen a cualquier intento legítimo por conseguir la libertad de los cubanos de la isla. 

Ninguno sostiene un debate serio. Ninguno puede mantener una postura firme porque según sopla el viento cambian de dirección más rápido que la veleta de la Habana Vieja. 

Como suele suceder en mentalidades poco brillantes , usan el choteo agrio y vulgar  como recurso manido y prosaico para mantenerse en la palestra pública. No importa como sea, da lo mismo un comentario misógino, homofóbico, anticonservador o lo que sea con tal de no desinflar las legiones de imbéciles que los siguen.

Video donde supuestamente Otaola enseña sus partes pudendas

Desde Alexander Otaola hasta el despreciable Erich Concepción , todos siguen el mismo derrotero. Estos dos extremos del kubanoide miamero son capaces hasta exhibir sus partes privadas en cada aparición en vivo. El vídeo que da pie a esta publicación puede ser falso pero ocurre en una transmisión dónde estos pretendidos activistas solo se ocupan se ventilar sus rencillas particulares. No hay ideas ni convencimiento de ideales. Mucho menos cultura meridiana.  Solo exhibir las miserias sexuales de unos y de otros para seguir manteniendo la fama con la que monetizar o ser agraciados con donaciones y Grants parece ser lo único que poseen . Porque ninguno de ellos suda la camisa y les sobra el tiempo para ese tipo de estupideces que pinta de un sabor amargo al exilio . 

Es la moda. Es como una orientación que todos siguen. Mear la bandera cubana, masturbarse sobre ella, desnudarse como llamado a la libertad y de paso arremeter contra cualquier líder del exilio histórico o contra cualquier opositor que NO comparta esta tendencia. 

La Tiranía no puede estar más feliz. Lo han logrado con estos personajillos  que solo RIDICULIZAN cualquier intento serio de lucha en la arena diplomática para acabar con 61 años de Castrismo. 

No hay organismo internacional que apoye este tipo de actuaciones en la que estos nuevos activistas exiliados caen una y otra vez. Lo peor que es por ellos pagan todos los que intentan seriedad en la oposición anticastrista y ahí está la respuesta de por qué a estás alturas la credibilidad de la dictadura goza de buena salud en la arena internacional. 

Les hacen el juego. Todos los días es algo nuevo. Desde enseñar las nalgas en un live hasta convocar a elecciones de un Partido Otaolístico con una membresía que aún desconoce cuál es la plataforma política que seguiràn.

 Ante este panorama solo queda preguntarnos ¿A quién es leal este tipo de oposición? Convencido estoy que ya sabemos la respuesta.  


Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog