miércoles, 8 de enero de 2014

LÁGRIMAS OLVIDADAS Y DESAYUNO A DESTIEMPO



Por Andrés Pascual

La tragedia cubana, quizás porque más de medio siglo es mucho, como que mueve a jarana, a broma, porque no es posible que se pueda escribir un material con el título “CUBA NO ES PAÍS PARA JUGUETES” y comentar sobre la represión, las prohibiciones y “los juguetes confiscados”, (debió decir robados) a estas alturas ¿Cuál es la novedad sobre el decreto tiránico que le impide a los niños cubanos vivir su edad biológica como cualquier otro en el mundo? A mi modo de ver, mejor sería hablar de la causa por la que se consideró una fecha enemiga (antagonismo inaceptable al ateísmo oficial y partidista) tanto el 24 de diciembre como el 25 y el 6 de enero, pero, como decía una de mis abuelas “cada cuál hace de su culo el tambor que...” A continuación, el link del periódico Mundo.es con el artículo de Gina Montaner que comenté:


Dijo una comentarista de National Review que Rachel Maddow es “la” que dirige la línea editotial de MSNBC, que Phil Griffith, dueño del canal, ni “pa'llá mira”, yo estoy de acuerdo con lo que plantea el NR, ahora, lo que me result ofensivo y de muy mal gusto fue que se refiera a RAQUELITO como “ella”:

http://www.newsmax.com/US/maddow-msnbc-editorial-control/2014/01/07/id/545720?ns_mail_uid=64301605&ns_mail_job=1552381_01072014&promo_code=16255-1#

¿Se perdió el espectáculo del “congreso” podridista gritándole a María Corina Machado, mientras esta valiente acusaba a esa tiranía de todo y más? No se preocupe, como van las cosas, si sigue el desenfreno y la “bananización del país”, lo va a disfrutar aquí, que entre el obamismo, el podridismo, el castrismo o el antipollevismo no hay diferencias... si no se toman medidas contingentes, que no veo de dónde, el Congreso americano “va pa'llá”, cuestión de tiempo.

A Cris Cuomo, del staff de CNN, se le fue: RODMAN NO ES UN INTERCAMBIO CULTURAL, y dije “se le fue”, porque parece mentira que a un liberal tan rojo del canal más obamista de la televisión junto a MSNBC, se le haya olvidado que la política del diálogo sin revisiones, pero con muchas concesiones, es la premisa antiamericana del jefe de su jefe y que los intercambios pueden ser promocionados públicamente, como con el castrismo, o a la silenciosa, como el de Corea con Denis Rodman de payaso y quién sabe cuántos más incluso por venir, que no por gusto el califa mandó a poner un aro para tirar bolas de la misma forma que conspira contra el país. A Rodman no lo mandaron, lo estimularon, que “no es otra cosa”:


Observe esta subordinación de valores: no puedes considerarte patriota sin creerr en el internacionalismo, tampoco comunista sin cumplir lo anterior ni fidelista si fallas en alguno de los dos últimos postulados; es decir, fidelismo primero, segundo y tercero por incorporación de todos los valores a uno.

Por eso la juventud cubana, pletórica de ideas “emacipadoras” dormidas que solo algunos ven, no tiene ningún interés en reconocerse cubana, a fin de cuentas, desconocen qué significa “lo patriótico” .

A fuerza de propaganda y prohibiciones reaccionan hastiados del discurso de la tiranía “yéndose pa' la Yuma”, pero ni jugando con la lucha por la recuperación de la patria, supongo que debido a que, para ellos, no se puede recuperar lo que no existe.

Por eso no abandonan Cuba tristes ni sus familiares tampoco se quedan llorosos cuando se van, incluso usted los ve al llegar aquí con alegría infinita, porque no solo es como una mudanza de barrio lo que se produce en esta época, sino que, al abandonar a Cuba, no dejan algo como para llorarlo, porque no aprendieron lo obligatorio del desarraigo y, como que no es destierro ni exilio lo que enfrentan...

Entonces aquellas lágrimas, aquella tristeza de los exiliados cubanos (foto refugiados de los 60's) también es la diferencia con estas generaciones de “hombres nuevos”, que tenían que soportar la perspectiva desgarradora y evidente de no volver a abrazar a sus familiares, de no volver a la tierra que los vio nacer; además de que les arriaran la bandera en el aeropuerto para hacer más duro y obligado el destierro.

Por esas “boberías” no somos ni seremos nunca un solo pueblo, aunque algunos interesados vean visiones y quieran atemorizar a los demás con sus sobresaltos sin fundamento.

Read more »

lunes, 6 de enero de 2014

LA CRÓNICA "COMPAÑERA" Y LOS BOXEADORES CUBANOS




Por Andrés Pascual

Entre el estilo escurridizo de Rigondeaux y la forma como maneja el cronista “paisano” de tan nueva edición como el zurdo oriental el comentario y la información sobre el boxeador, está el detalle: “multipremiado, doble ganador olímpico, técnica exquisita...”.

Cada vez que escriben o hablan sobre un peleador antillano de la nueva hornada, que haya estado en alguna competencia amateur olímpica o mundial, allá va la sarta, el rosario de citas triunfalistas en un circuito que, porque es el boxeo rentado y su público, no solo son “cosa del pasado”, sino absolutamente inservibles como promoción.

A tenor de que lograron crearles un mundo de expectativas a base de adjetivos exagerados y poco serios, dañinos porque el fanático no cubano de “nueva adopción miamense” esperaba más, relacionado con la forma como es el boxeo histórico y lo que traen bajo el brazo algunos de los pugilistas cubanos de la actualidad profesional, entre ellos Rigondeaux, diferente del boxeo “para la televisión americana”, han contribuido al rechazo casi absoluto hacia este peleador y un par más del grupo, por cierto, para mí valioso.

Iván Calderón corrió más que Abebe Bikila cuando ganó el maratón de Tokio-64 descalzo y nadie intentó crear un estado de animadversión gratuito contra él ¿Por qué?

La respuesta pudiera estar en la personalidad, en la conducta de Iván, un muchacho respetuoso y respetable, humilde y modesto, virtudes que no le son ajenas a Rigondeaux, pero que las han pisoteado tanto la crónica que los defiende con más pasión que conocimiento de la disciplina, que ha logrado, desde Cuba, hacer diana efectista en un público compatriota nuevo y absolutamente ajeno a la historia del deporte profesional, que quieren imponer su tradicional e histórico espíritu triunfalista de pacotilla, heredado de la ideología política asfixiante y avasalladora que decide la vida y la muerte de todo en Cuba.

Alí, de la Hoya, Leonard, Maywearther jr... incluso entre los retirados Wilfredo Gómez, también ganaron de esas fajas que solo funcionan como el mostrador o la vitrina de facultades por pulir; es decir, para exhibir las incipientes condiciones de prospectos que, aunque ganen una Olimpíada, todavía tienen un mundo que aprender para considerarse aptos para tan duro oficio. Y nadie menciona esas medallas, esa papelería en diplomas, cuando se refiere a ellos.

Acaba de ganar el campeonato mundial superpluma de la Federación Rancés Barthelemy, uno de los que no tiene el palmarés tan exagerado como nocivo de galardones olímpicos. Un peleador que tira mucho, como tiene que hacerlo quien pretenda tener de su parte al difícil público de Fistiana, porque no le regalan la entrada ni la señal televisiva. Un boxeador que no es un producto de la guayaba que han querido imponer como “escuela cubana de boxeo”.

Pero, de pronto, al más reciente campeón cubano se le ve como al que menos propaganda le hace la crónica cómplice en la debacle promocional de nuestros monarcas, sin embargo, y hay que consideralo un logro, el fanático ajeno no lo ha maltratado de la forma como hacen con algunos otros a quienes la prensa de Miami se encarga, cada vez que escriben un párrafo, de enterrarlos sin misericordia.

Da la impresión de que la victoria de Rancés los dejó sin palabras para comentar el acontecimiento, que no saben qué decir, una vez que no encuentran los adjetivos, las frases que sustituyan con éxito “editorial” el background exagerado e inoperante que acostumbran usar con cada “olímpico" que ha llegado.

Tal vez sea mejor así, porque el boxeo cubano ha sido muy grande para que un par de peleadores de “técnica exquisita” y un grupito de cronistas poco competentes lo pisoteen de la forma como han intentado hasta hoy.




Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog