domingo, 4 de octubre de 2020

EL ASESINATO DEL PUNDONOROSO CAPITÁN JOSÉ CASTAÑO

Por Esteban Fernandez


Están de moda las acusaciones de acoso sexual. No, no es necesario dar muchos detalles, ni hora, ni día, ni lugar, sólo acusar y le echan a perder la vida a cualquiera.
Pero aquí de la cárcel o de la indemnización, no pasan los acusados, en Cuba conozco del caso del padre del brigadista Pepito Castaño -uno de mis mejores amigos- que le fusilaron a su padre por la acusación de violación a una destartalada artista llamada Alicia Agramonte.
No hay que ser un experto, ni hay que investigar nada, solo ver las fotos del capitán Castaño y del cocomacaco Alicia Agramonte para creer en la inocencia del pundonoroso oficial.
Esta fue la respuesta del Che Guevara cuando Castaño le dijo: “¿Qué más quieren de mí, ya tienen todos mis archivos del BRAC?” Y Guevara le respondió: “¡Oh no, tú tienes un archivo en tu cerebro de todos los comunistas de este continente y tenemos que eliminarte!”
José de Jesús Castaño Quevedo fue inmolado el 7 de marzo de 1959, cuando tenía 44 años de edad: Casado, con tres hijos, Rolando, Beatriz y mi amigo Pepito. A los 19 años ingresó en el Ejército. Culto, políglota, y posiblemente uno de los hombres más anticomunista que ha nacido en la Isla de Cuba. Segundo al mando del BURÓ DE REPRESIÓN ANTI COMUNISTA ¡EL BRAC!
La vieja chivata Alicia Agramonte lo acusó hasta de haber sido violada por el propio Castaño. El juicio fue llevado a efecto en La Cabaña el 4 de marzo de 1959. Dicho sea de paso, Alicia Agramonte hizo la misma acusación contra el “Caballero del Tango” Manolo Fernández.
El Capitán Castaño fue asesinado alevosamente por órdenes expresas de los hermanos Castro y el «Che» Guevara; con la complicidad del presidente del tribunal el comandante Víctor Bordón Machado( EN LA FOTO) y el Fiscal Pelayo “Charco de Sangre” Fernández Rubio.
El periódico Revolución anunció que el Capitán Castaño había sido fusilado acusado de violar a un esperpento, porque no se le pudo probar ni un solo abuso, ni crimen, ni un delito.
Sin lugar a dudas el Capitán Castaño fue uno de nuestros primeros mártires. Cerca de once millones de cubanos no lo conocen, por eso yo hoy le rindo honores y pleitesías.
Y pensar que un miserable aventurero argentino pudo llegar a disponer de las vidas de ni se sabe cuantos cubanos, y mandarlos a matar como si hubieran sido cochinos o pollos, sin legalidad ni justicia alguna. Bueno, el responsable, fue el bastardo de Birán.
Desde 1940 hasta 1952, pertenecio al Servicio de Inteligencia Militar, Negociado de Actividades Antidemocráticas; y durante los Gobiernos presididos por el General Fulgencio Batista y por los doctores Ramón Grau San Martin y Carlos Prio Socarras, Castaño trabajó intensamente frente a los enemigos de la democracia y realizó una magnifica labor descubriendo y fichando infinidad de comunistas, los que desde entonces fueron sus enemigos irreconciliables.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog