domingo, 22 de diciembre de 2013

EL NUEVO SUPREMACISMO



Por Andrés Pascual
Obama le dijo a la gradería hace poco que “tenemos que sentarnos a hablar sobre lo racial…” y alguien, creo que Buchanan, le ripostó con los demoledores crímenes de los negros sobre los blancos en todos los sectores, como el asesinato a puñaladas de una niña blanca por “3 angelitos de color”, como no mencionó el económico, que desangra al país por medio del welfare y otros colaterales, lo pongo yo.
Por cierto, los crímenes cometidos por negros contra blancos-as de los últimos tiempos hay que leerlos en periódicos españoles.
Yo sabía que lo de Trayvon Martin iba a erradicar el crimen en el país, sobre todo en Miami, una vez que no se ven en televisión las imágenes del rosario de robos y asesinatos diarios que cometen estos delincuentes.

Como la Media no quiere cuestionamientos incómodos, mejor quitarlos y el muerto al hoyo y el vivo a seguir defendiendo al delincuente que mató en defensa propia el Vigilante.
El discurso de la representación negra es de odio, de guerra, en esto Al Sharpton y toda la pandilla de antiamericanos racistas no se mide, están “a manga por hombro”. Como perfilan una guerra civil con el apoyo del “inmigrante legal o ilegal”, pues su Jefe de Ejército ha presionado para desarmar a la población, no a la negra por cierto.

A la altura del juego que estamos, yo quisiera saber si el blanco está en la jugada o comiendo mierda mirando a las gradas, porque, desde hace rato, muchos cubanos escribimos sobre el asunto  lo que algunos eruditos americanos desayunan en estos días… Son las cositas raras que yo no acabo de digerir ¿Cómo es posible?
A la población blanca hay que arengarla como hacen los encapuchados negros, no queda más remedio, tienen que seleccionar sus Sharpton, sus Farrakán, sus Jackson, sus Jeremías Wright, sus Bill Ayers (foto con Wright debajo) y que hablen duro y sin miedo, como sus contendientes, y que amenacen y hagan lo que hacen los negros. No hay más alternativas.

Que nadie dude que existe un incendiario espíritu de Jim Crow al revés con su KKK de nueva edición incluido.
La política de Derechos Civiles fue una trampa para llegar a lo que se tiene, no se podía conceder tanto, porque estaba en juego la cabeza y solo había que mirar hacia adelante partiendo de las aulas universitarias o de College y hasta de Secundaria Básica.
Yo no sé si los americanos anglos entienden que Obama encabeza, con ayuda de renegados blancos, la facción supremacista negra más poderosa de la historia, dispuesta a barrer con todo lo que huela a conservadurismo en el país al costo que sea.
Si se demoran, como hacen con todo, no solo los van a desarmar, sino que nadie ajeno al consorcio negro comunista-radical quedará con la cabeza sobre los hombros y no hablo figuradamente: o los paran con el veneno que utilizan, o son cadáveres en el sentido exacto del término.
Vistas: 63

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog