jueves, 19 de octubre de 2017

GEORGE W. BUSH CELEBRA LA OBSESIÓN DE AMÉRICA CON "TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN", ATACA TRUMP


- El hombre que vendió la teoría conspirativa más dañina de los tiempos modernos

Paul Joseph Watson | Infowars.com

George W. Bush, que vendió la teoría conspirativa más dañina de los tiempos modernos cuando afirmó que Irak tenía armas de destrucción masiva, hoy está condenando la obsesión de Estados Unidos con las teorías de la conspiración.
¡Qué ironía!.

"El descontento profundizó y agudizó los conflictos partidistas", dijo el ex presidente durante un discurso para el Instituto George W. Bush. "El fanatismo parece envalentonado. Nuestra política parece más vulnerable a las teorías de la conspiración y la fabricación directa ".

Para ser justos con Bush, pasó a hacer comentarios precisos sobre cómo los jóvenes de hoy no conocen los peligros de la "planificación central socialista" porque no tienen experiencia en la Guerra Fría.

Sin embargo, su comentario sobre "teorías de conspiración" no se puede dejar caer en "saco sin fondo..."

Al afirmar que Irak tenía armas de destrucción masiva, una fabricación descarada que fue vendida diligentemente tanto por las agencias de inteligencia del estado profundo como por los medios dominantes, Bush elaboró la teoría conspirativa más dañina de los tiempos modernos y que todavía resuena hasta nuestros días.

La invasión de Iraq no solo provocó la muerte de miles de soldados estadounidenses y la muerte y el desplazamiento de más de un millón de iraquíes, sino que también puede culparse como la causa de la guerra civil siria, el aumento de ISIS y la crisis migratoria internacional.

La teoría de la conspiración de Bush aseguró que el Medio Oriente permanezca sumido en la miseria y la desesperanza en las próximas décadas, mientras que en el proceso drenará a Estados Unidos de billones de dólares.

Teniendo en cuenta que la historia, la noción de que Bush puede reclamar,¡ la base moral para dar conferencias sobre "teorías conspirativas" está fuera de toda duda.

Su vaga referencia al "fanatismo" también presuntamente es un golpe al intento de Trump de imponer una verdadera seguridad fronteriza, algo que Bush no solo dejó de hacer, sino que empeoró inconmensurablemente durante sus ocho años en el cargo. Bush deportó a menos ilegales que Barack Obama.

El ex presidente pasó a atacar a Trump sin nombrarlo, invocando la retórica globalista advirtiendo contra el aumento de los "sentimientos aislacionistas":
"Hemos visto el nacionalismo distorsionado en el nativismo, olvidado el dinamismo que la inmigración siempre ha traído a Estados Unidos", dijo Bush.

Dado que Bush dejó el cargo con calificaciones de desaprobación superadas solo por Richard Nixon, tal vez Trump debería considerar usar sus ataques como contenido para sus avisos de la campaña 2020.

George W. debería dedicarse a trabajar en sus extrañas pinturas de autorretrato cargadas de culpabilidad, porque su intento de reinsertarse en la conversación política contemporánea al hostigar a los estadounidenses sobre las teorías de la conspiración, es similar a la de Harvey Weinstein al volver a aparecer y organizar seminarios sobre cómo trata a las mujeres.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog