miércoles, 15 de noviembre de 2017

Arianna Huffington cerró los ojos ante la mala conducta sexual en Huffington Post


Por WARNER TODD HUSTON (Breitbart news)

En una larga exposición, Arianna Huffington es acusada de hacer la vista gorda ante años de mala conducta sexual por parte de editores de alto rango, frente a sus narices, cuando dirigía su famoso blog Huffington Post.

Al comentar que Huffington fue aplaudida como la "feminista" que "limpiará a Uber" por las acusaciones de mala conducta sexual, el columnista de Gizmodo Melanie Ehrenkranz señaló que Huffington hizo poco para abordar los mismos problemas en su propia gran compañía.

Según Ehrenkranz, "ser una mujer poderosa con participación en una empresa y sus ganancias no significa que Huffington fuera realmente la mejor opción para defender a las mujeres que luchan por hacer oír su voz".

"La bien documentada historia de Huffington de fomentar una cultura de trabajo tóxica y no abordar el comportamiento inapropiado [en el Huffington Post] ... cuestiona la sinceridad detrás de su compromiso de ayudar a traer un cambio positivo a la cultura de Uber", proclamó Ehrenkranz.

Ehrenkranz continúa acusando a Huffington de "hacer la vista gorda" ante la conducta sexual inapropiada del principal editor Jimmy Soni, quien en 2014 fue reasignado repentinamente para ayudar a lanzar HuffPost India y enviado a Nueva Delhi, luego de que surgieron rumores de que actuó de forma inapropiada con múltiples mujeres empleadas.

Después de la reasignación de Soni hace tres años, Gawker informó que "la transferencia probablemente fue el resultado de una investigación de recursos humanos sobre si Soni estaba acosando sexualmente a mujeres jóvenes, mientras supervisaba la sala de redacción".

Ehrenkranz agregó que ella verificó de manera independiente los reclamos:

Dado el nuevo papel de Huffington como asesor de limpieza de cultura tóxica de Uber, Gizmodo habló con nueve empleados de Huffington Post, actuales y anteriores, que hablaron bajo la condición de anonimato porque continúan trabajando en los medios y temen represalias de Huffington.

Un ex empleado con conocimiento directo de la investigación, no solo confirmó independientemente que la investigación fue de hecho el motivo de la transferencia de Soni, sino que Huffington "sabía al 100%" sobre las acciones de Soni antes de que fueran reportadas a HR.

Otro empleado en un puesto de liderazgo sénior en ese momento, también confirmó el conocimiento directo de Huffington del comportamiento de acoso de Soni antes de enviar el memorando, en el que Huffington lo llamó un "sueño de Jimmy, ya que sus padres nacieron y crecieron allí". Huffington también señaló en la nota que fue genial para la compañía que Soni fuera el que encabezara un lanzamiento tan significativo.

Gizmodo también ha confirmado independientemente lo que Huffington probablemente habría sabido con respecto a la reputación de Soni en la sala de prensa y las acusaciones subsiguientes en su contra. Soni seleccionó a los individuos para el programa Editorial Fellows de HuffPost y, según los informes, vio este programa como una forma de encontrar una pareja romántica.

Según Gawker, cuando, por informes, un editor le señaló a Soni que el grupo de hombres era predominantemente blanco y rubio, Soni respondía de forma semi-broma: "Sí, lo estoy usando para encontrarme esposa".

Después pasó a contar las afirmaciones de varios acusadores más y luego dijo que Huffington estaba al tanto de todo, pero no quería involucrarse.

"La fuente con conocimiento de la investigación explicó que Huffington no quería lidiar con el comportamiento de Soni", dijo Ehrenkranz, "así que se lo dejó a HR". "No lo manejó de la mejor manera", dijeron, y agregaron que "HR protegió a Arianna y a la empresa más que a los empleados".

Esta fuente también le dijo a Gizmodo que "Huffington nunca se sentó con ninguno de los compañeros o se disculpó por lo que pasó con Soni".

Con eso, Ehrenkranz dijo que Huffington es un mal defensor de las mujeres:

El conocimiento de Huffington sobre la investigación de Soni, junto con la ausencia de reconocimiento de los problemas interna o externamente, arroja dudas sobre su compromiso de abogar en nombre de las mujeres.

Un empleado de Huffington Post que era editor en ese momento, dijo que Huff era "muy protector con aquellos que estaban en su guarida interna" y agregó que "no dudo ni por una fracción de segundo de que ella los protegería, ya sea para mala conducta sexual o errores profesionales ".

Ehrenkranz concluyó diciendo que, con esta historia de no hacer nada para tratar la mala conducta sexual por alguien en su círculo íntimo, "las sospechas sobre la sinceridad de Huffington estaban bien fundadas".

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog