sábado, 21 de julio de 2018

LA SICODELIA Y LA NUEVA TROVA


Por Andrés Pascual

La simpatía del “fan” de cierto tipo de artista se pone a prueba ante la disyuntiva del “binomio”, o aceptar que, incluso el genio, se pueda identificar como “gran artista-mala persona”; según Ignacio Vidal-Folch, la dificultad para asimilarlo proviene de la “fé religiosa en el arte y en sus clérigos…”.

El caso más sonado en el voto contra un artista, aprobado por todo el mundo de su época, fue favorable a Charles De Gaulle cuando se negó a indultar a Roberto Brasillach, acusado de colaborar con los nazis durante la ocupación de Francia. Brasillach, un joven poeta de tendencias inclinadas a “los ismos”, fue condenado a muerte en 1945.

 A aquel autor, según Vidal-Foch, le clasifican como el villano máximo de la literatura, director de la revista Je Suis Partout, la más leída, la mejor hecha, y la más odiada de su época. Dicen que el poeta traidor recibió la notificación de su condena con un gesto de elevado perfil de carácter, al responderle al comisario: “Es un honor…”.

Cuando la traición del artista es el voto incondicional por una tiranía capaz de asesinar; cuando un artista es capaz de tergiversar las realidades para promover y ofrecer un arte contaminado, entonces, como artista es un fraude y, como persona, un vil instrumento que explota el talento de manera oportunista, que pisotea los cadáveres sedientos de justicia en pro de sus intereses, útiles para lograr un “modus vivendi” al cual, quizás, no hubiera accedido en situaciones normales de respeto, más que al paisano, al ser humano.

En muchos cubanos funciona el concepto tradicional de decisión ante el “binomio”, al no ser capaces de elegir lo moralmente obligatorio, que sería el rechazo absoluto a quienes cumplen un papel tan detestable en el asunto nacional, que empequeñecen a estatura enana su clase artístíco-profesional, si es que la tienen.

Silvio Rodríguez y la Nueva Trova son figuras repudiables del “pseudoarte” fidelista a través de la música militante, grotesca continuación tropical de aquel experimento creado por Máximo Gorki y José Stalin, “el realismo socialista”, que secuestró la gran literatura rusa del XIX y casi todo el XX, en pro de una circunstancia aborrecible como la práctica de la ideología leninista-comunista a través de la imposición de una terrible y tiránica gestión de dictadura criminal, personal o de grupo.

La represión castrista sometió a la niñez y a la juventud a la violación de sus ciclos generacionales más absolutos: ni niños ni jóvenes…directo a una adultez rara, con fundamento en una filosofía neo-esclavista, expresado todo por consignas y lemas; vivido en medio de escaseces impuestas para el control político de la sublevación y castigado hasta con la muerte quien osara, no sublevarse; sino protestar "pacíficamente".

Mi generación no pudo vivir la sicodelia, de la que me interesó su música, la ropa y en nada los hippies ni los movimientos de protesta contra la Guerra de Viet-Nam, ni los grupos antiamericanos encubiertos tras pancartas por la paz, ni la Brigada Venceremos, ni Angela Davis, ni las visitas de Panteras Negras a La Habana; pero The Dave Clark five, The Troggs, The Rolling Stones… sí me interesaban; tal vez lo juzgue equivocado, pero siempre he considerado a Bob Dylan  entre los liberales drogadictos de izquierda y nunca lo asimilé; ante la discrepancia creada por el binomio con el cantante de “Like a rolling stone”, opté por la variante de “persona no grata, rechazable” y le dejé a otro tipo de entusiasta que se entretuviera con lo de “creador genial” y lo colocara en calidad de icono, a fin de cuentas y por algo será, también de Silvio.

Yo no podía, la verdadera lucha entre el Este y el Oeste, entre civilización y barbarie, entre libertad y esclavismo se desarrollaba en Cuba durante los sesentas y el verdadero genocidio de la inteligencia, de la disposición y del emprendimiento de la juventud se cometió allí: fuimos un experimento diabólico en cuanto al sacrificio de la propia vida y del concepto más absoluto de “decisión personal” y el mundo como si con él no fuera y la ola de promoción de Castro y Ché Guevara por la intelectualidad trasnochada europea, latinoamericana y antiamericana de aquí, apoyando a toda máquina semejante aberración en todas sus variantes.

A través de "la Nueva Trova", la tiranía dictatorial castro-comunista pretendió rellenar el vacío que provocó la censura contra "el ogro diversionista o la música hecha bajo cánones de libertad de expresión”: un grupo de oportunistas, por lo general de lenguaje ambivalente, dispuestos a sacrificar su moral en pro del reconocimiento político; algunos talentosos como Silvio y Pablo, en menor grado Noel Nicola y el circuito musical cubano puesto a los pies de estos individuos para que hicieran lo único que siempre han sabido: pisotearlo; entonces les regalaron el Festival de Varadero en su segunda etapa para que lo administraran y nadie podía grabar un disco sin el “visto bueno” de estos mequetrefes peligrosos.

Hoy el binomio funciona a la perfección favorable a estos “canta-autores”, cuando un cubano le dice, sin ninguna pena, que “no está con Fidel; pero le gusta Silvio” ¡Vaya usted a saber con qué se come!

La Nueva Trova no ganó adeptos en Cuba, se la impusieron al joven por medio del proceso “no selección”; es decir, como que no proponían otra opción de entretenimiento, apostaron al movimiento y a sus perniciosas cabezas.

Para llevar a cabo el plan suspendieron de radio y televisión a todos los cantantes hispanos de fama y clase que, como en cualquier lugar, estaban pegados y aparecieron acusaciones estúpidas, fabricadas contra todos, por lo que José Feliciano, Sandro, Julio Iglesias, Camilo Cesto, Los Angeles Negros y todos los grupos de lengua inglesa del pop internacional, fueron proscritos para limpiarle el camino a la Nueva Trova, con la que coparon la programación de objetivo juvenil.

El desgobierno sabía que solo sin posibilidad de alternativas, un joven cubano, muerto de hambre, sin ningún tipo de derecho civil, se podía disparar a Silvio Rodríguez o a Sara González, reclamando libertades para un uruguayo, que podía viajar a cualquier lugar del mundo sí tenía el dinero para hacerlo, mientras ellos ni podían oír la música que les gustaba.

El brujo mayor en este concierto de deslealtades y traiciones a la juventud cubana de toda una época es Silvio Rodríguez, una máquina de componer loas, lemas y compromisos en porcentaje mucho mayor que canciones; un tipo que se comprometió y nunca protestó contra ningún crimen cometido en su país...

Read more »

SALT II, CONVIVENCIA PACÍFICA: DECORAR CON ANTIGUEDADES DE DUDOSO VALOR



Por Andrés Pascual

Putin le dio tan duro por el culo a Obama, que, David Gregory, conspirador de CNN contra todos los valores de América, como que supone al ruso una especie de Supermán, a quien “el mogul” no puede ser capaz ni de saludarlo sin que pierda la mano; tal las películas de terror financiadas por el comunismo demócrata holiudense, en que un monstruo troza la extremidad de un comemierda que se arriesgó por encima de sus posibilidades reales; entonces llama arrogante al presidente y peor, “naive”; es decir, ingenuo...

Si usted no es “naive” ni comemierda clase AAA, hace rato que entiende que todo alrededor y contra Donald Trump es un desvío de la atención de manera escalonada; de tal forma que lo logrado por este hombre quede “fuera de lugar por sus errores dignos de impeachment”: putas contratadas, tiroteos, la NRA, la intromisión rusa en las elecciones...lo que sea que supere al crecimiento económico y a la estabilidad, digamos que en el Sudeste asiático; a fin de cuentas, practican la política de mantener entretenidos a sus “buenos salvajes variopintos”, sin bajar el nivel de ofensas y confrontación diariamente; pero el Pdte de CNN, Jeff Zucker, lo adelantó: “no vamos a dejar tranquilo nunca a Trump, no le vamos a permitir gobernar en paz” ¿Por qué?, porque tiene como objetivo rescatar la grandeza de un país que recibió en ruinas y porque bautizó a la “gran cadena” como FAKE NEWS CHANNEL.

La forma de manipular la realidad trumpista se hace en el mejor estilo comunista fundamentalista, académico; los pespuntes, los toques ácidos, del globalismo capitalista-comunista demócrata, súper esclavista, regido por el NOM, que encargó a George Soros la actividad pagada por peligrosa que sea, contra la estabilidad del país con tal de dañar la imagen presidencial y su obra al frente de la Casa Blanca.

¿Hubo Guerra Fría?, mejor ¿Qué fue la Guerra Fría? ninguna de las dos preguntas trataré de explicar, porque ni sé en qué consistió y, peor, nunca he creído en aquel negocio de poderes para acabar, a relativo mediano/largo plazo, con la independencia y la soberanía de medio mundo.

Usted debe suponer, como yo, que cualquier justificación alrededor del inicio de la 2da. Guerra Mundial fue una tomadura de pelo y de esto sí voy a hablar: entran al territorio y se reparten Polonia los nazis y los bolcheviques; pero solo condenan vigorosamente a la parte alemana como imperialista invasora-depredadora; es decir, nació el cuento “la guerra como única opción para liberar al país cautivo-dividido”, que lo era de dos potencias, y concluyó la conflagración con los J's de Ejércitos “aliados” saludándose sobre el corazón destrozado de una Alemania a la que nunca más le han permitido regresar a su estado de notoriedad e importancia histórica imprescindible.

De interés, detalle que pudo sorprender a muchos tontos, pero a Churchill, que alertó a Roosevelt en 1941 para que abriera ese año por los Balcanes en vez de por Normandía el frente de 1944 (a fin de dejar en sus fronteras al amenazante producto del poder mundial, el monstruo rojo estalinista), no.

El objetivo, el detonante del conflicto quedó olvidado entre las fauces de la peor fiera posible, más hambrienta y criminal que los nazis y los bolcheviques juntos: el Poder Mundial de entonces, como siempre, camuflado en defensores de la democracia y el capitalismo, que fabricó aquella guerra (como a todas en la historia), por intereses de grupo; más Stalin de aliado, muy beneficiado en su ego inconsciente y manipulable al efecto de lo por venir.

Recuerde que el abuelito de George W. Bush, padre del “testigo de bodas gays”, gran amigo de los Clintons-Obama y miembro estelar Bilderberg-NOM, Héroe de la 2da Guerra, George H (el mismo que se asustó tanto porque no sabía hablar ordenadamente en un encuentro con un premier nipón, que se vomitó y se cagó para bochorno de cualquier patriota estadounidense), contribuyó con mucho dinero para ambas partes en conflicto, ¿Sospechoso? ¡Qué va! Un libro abierto para ojos no cómplices desde el primer momento.

Por lo imprescindible en cuanto a la comprensión del grado de cinismo canallesco de los demo-comunistas-judíos históricos, también recuerde que el Ejército Nazi lo hizo Hitler con préstamos (debiera decir fondos o donaciones) americanos, de gente como John Kennedy I, el Gran Ladrón; luego de una vueltecita que dio por acá, a principios del los 30's, Hjalmar Schaadt, apodado el Mago de las Finanzas, a la sazón Ministro de Hitler.

El sainete no fue raro, cumplió su objetivo político-social; porque, después de 1945 ¿Dónde quedó Polonia?

Con un poco de suspicacia, se debe concluir que la creación del Pacto de Varsovia fue la verdadera victoria de los “Ejércitos Aliados”; sacrificar a Polonia y a Alemania una necesidad definitoria de la política que EL GRUPO IMPERIALISTA impondría, más o menos encubierta, hasta hoy; porque, a partir de finales de los 40's, tendrían asegurada la “comida” durante más de 35 años; es decir, la creación del otro polo, sin el que, y está demostrado, el verdadero Gobierno Invisible de Estados Unidos no puede sobrevivir.

Por todo lo anterior se entiende que siempre fabriquen un enemigo, al que la media antiamericana comunista se encargará de elevar a categoría de monstruo acechante a tiempo completo; aunque sea un ripio de ratas del desierto como el EI o ALQEDA.

Si Polonia terminó como aperitivo a la mesa bolchevique ¿Para qué sirvió aquella guerra, sino para lo que de verdad fue necesaria al poder mundial?

“Rescataron” a Austria de milagro DE LAS FAUCES ROJAS, y, en 1961, el 13 de agosto, parió la guayaba, pintona, especial definitorio de la política amoral de grupo encabezado por Estados Unidos: EL MURO DE BERLÍN, conclusión exitosa de la leyenda negra la Cortina de Hierro, enjundia indispensable para “historiadores” de la Guerra Fría.

El 12 de octubre de 1960, Nikita botó del estrado ante el plenario al filipino Lorenzo Sumulong por “adulador del Imperialismo Americano”, y metió un zapatazo en el podio (foto) desde el que, momentos antes, le hablaba a la ONU, en relación con la política soviética, el asiático; un mundo confundido (la mayoría nace, crece, se reproduce y muere confundida), creyó que el “camarada” era un duro de verdad, que le había “metido el pie a IKE”, el Capitán supremo aliado, cuya historia y mucho más su gloria “bélica” es la de Patton; porque sin Patton, que se equivocó al desentenderse de qué se elucubraba políticamente, lo hizo posible (me gustaría “lo hizo gente” en acción), por su genio militar. Pero nadie consideró que IKE debió ripostar con otro gesto duro la payasería del bolchevique defenestrado 4 años después.

A Kennedy (no fue peor ante el caso Cuba que Ike ni que Carter ni que Nixon ni que...a fin de cuentas, la tiranía sigue asesinando como propietaria del país destrozado 55 años despues de su muerte) lo agredió tanto Nikita, que tuvo la desfachatez de declarar “nadie me ha ofendido ni maltratado nunca así”, y se produjo la “entrega” de la 2506 y de los guerrilleros alzados en el centro y occidente de Cuba; después el embargo, la Crisis de los Misiles y una política que dio pena: EL PLAN MARSHALL PARA AMÉRICA LATINA, concebida desvergonzadamente como la oposición a “los logros comunistas” en Cuba, un país reprimido, en desbandada, obligado al calvario eterno por los mismos que vendían en el mercado político a un pueblo que valía el triple que ellos, los mismos que fabricaron y le dieron al tirano todo el poder de un Torquemada a propósito contra su pueblo.

Pero Nixon y Kissinger, para proteger de verdad al sátrapa antillano, crearon el Proyecto de Pragmatismo Político Realista (anunciado en 1969), único y efectivo chaleco antibalas, definitorio y definitivo de la protección al castrismo públicamente, que sepultó, aunque los torpes de mentira todavía lo mencionen para desviar la atención de la realidad histórica, el famoso Pacto Kennedy-Kruschov, que ha alimentado al “mainstream” kubanoide patriotero durante casi 6 décadas.

Los soviéticos nunca entendieron que Castro fue un producto netamente americano para uso particular; impuesto como pieza de interés en los conflictos de América Latina y del Cuerno Africano en plena “GUERRA FRÍA”.

Pero Castro sí lo supo, nació advertido y aleccionado, esclavo de la política antiamericana, propiedad del grupo más antiamericano jamás concebido: EL PODER MUNDIAL (Establishment), hoy NOM. Razón por la que el canalla de Birán asesinó, robó y engañó cuanto quiso, hasta morir como deseó: en el poder.

Carter fue el ridículo en persona, “nunca me habían mentido así, a la cara”, aludiendo a la manera como lo pisoteó Brezhnev cuando lo del Tratado Salt II y la “Coexistencia Pacífica”; a este PAYASO MANISERO se le encomendó iniciar el principio del fin de la paz y el sosiego mundial y desencadenó la reacción antiamericana desde Centroamérica hasta el Oriente Medio; sobre todo, provocó la caída del Sha en Irán, labor que casi concluye Obama con su política antisemita, quien, si no llega a tomarse atribuciones indebidas más allá de lo que le ordenaron, no hubiera habido necesidad de “tapar la letra” promoviendo un presidente republicano; pero, ante el peligro de una conflagración por las concesiones, leídas como actitud personal cobarde desde China y RUSIA hasta América Latina, y ejecutadas por Korea del Norte sobre todo, algunos grupos rebeldes africanos y hasta un presidente del Pacífico; pues desecharon imponer a Hilaria, que prometió, irresponsablemente y por cuenta propia, doblar la actividad antiamericana del birracial; declaración que hundío sus sueños. Cualquier otra cosa le hubiera sido permitida como parte del pasaporte a la presidencia.

De hechos como los anteriores está llena la historia post 2da Guerra Mundial en cuanto a la personalidad de los presidentes demócratas y otros contendientes, su forma de ejecutar contra América, notoriamente antiamericana; pero la mayoría (esclavos subliminales de la media comunista), no solo olvida pronto; sino que, públicamente, encasillan a Donald Trump como traidor por pasos que todo el mundo sabe que son obligatorios, desde sellar salideros en Inmigración, a rescatar la moral americana enfrentando todo y, por lo que se aprecia, a todos; acordando razonablemente políticas que cualquiera sabe que son tan inevitables como exitosas.

¿Todavía cree el cuento de una Europa occidental aliada? ¿Por qué lucha esa Europa prostituida, de leyes contra su población en beneficio de los ilegales? ¿Usted se considera capaz de asumir cualquier alianza con Merkel (por cierto, aprueba el encuentro Trump-Putin por “bueno para todos” y como “retorno a la normalidad”)? ¿Qué tal Inglaterra?, mire a España, despojos de la Novela de Caballería ambientada en la Picaresca.

Si cree en la propaganda comunista de que Trump es el nuevo aliado del enemigo americano de verdad, pues apoye la política de “puertas abiertas a la inmigración ilegal”, apoye a los atletas que se arrodillan ante el himno, apoye a BLM y a ANTIFA y apoye a los que, en Berkeley, implantaron la razón de la existencia del comunismo en cualquier variante: “ABAJO LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN”, por ahí empiece y vote por Phillip Levine, Carlos Curbelo, María Elvira Salazar o Díaz Balart en noviembre, descuento a los demócratas, porque son lo mismo que el Gop-Rino, ni más ni menos.

Ante el dolor del patriota por la supuesta inaccion de Trump más allá que palabras, siempre tenga en cuenta que EUA es el Enemigo Público y privado # 1 del subcontinente, así lo vendieron y lo seguirán vendiendo naciones virulentas de bajas pasiones, que se unirían en un solo frente “para combatir al Imperialismo y derrotarlo si osara”; cuyo sentimiento antiamericano supera con creces cualquier actividad criminal de bandidos en el poder que los asfixia; siempre ha sido así, y esa mentalidad perdedora, racista de por acá abajo, no la cambia nadie, en definitiva, América Latina tiene lo que merece...

Al caso Cuba y los muy heridos contra Trump por lo que prometió y no cumple, tanto que sus discursos pueden firmarlos cualquier comunista de la media peor americana como CNN, MSNBC o el Nuevo Herald, es necesario que revisen rápido el tratamiento al Presidente, porque, además de que tuvo dos politicastros kubanoides de asesores, a quienes deben pedirle cuentas; sencillamente, están en la acera contraria al patriotismo, por mucho que lo barnicen...



Read more »

lunes, 16 de julio de 2018

EL SON NO SE FUE DE CUBA, LA LÍRICA SÍ

Por Andrés Pascual
Hay una canción con la que yo no concuerdo, “El son se fue de Cuba”, porque no es verdad: malherido sí; olvidado en su mejor expresión, también; sin contribuciones dignas de la modernidad musical desde hace más de 40 años ni hablar… pero no se fue, porque la mayoría de los exponentes del género han muerto en la Isla y los clásicos no están prohibidos (Celia Cruz no es sonera, sino guarachera y Olga bolerista), en definitiva, el ritmo ha malvivivido… todavía.
Tampoco se puede promover a la parte de la música nacional que estuvo prohibida por más de 50 años, como símbolo de la tragedia interna de abandono y relativa censura que ha sufrido “lo más sublime para el alma divertir”, sería un error…
¿Que lo odian porque no se hizo dentro del período “robolucionario”? nadie lo duda, pero ¿Qué se ha hecho musicalmente en estos 54 años, en un país habitado por zombies, donde nadie discurre decisiones que compliquen su integridad civil, más que asentirlo todo, bajar la cabeza y seguir uncido?
Lo que no se elucubró previo a 1959 no existe y las orquestas de delincuentes como VAN VAN, NG la Banda y las otras que llaman al desorden y a la violencia social desde el escenario, ni cubano es ni lo que tocan sirve, sino música marginal para una población también marginal, muy peligrosa para espacios cerrados por la riña tumultuaria a que acostumbran incitar desde la época del Salón Mambí; a fin de cuentas, la música de la nomenklatura para el “pueblo de Fidel y de Raúl”, decadencia viciosa que transportan hacia acá por los “beneficios altamente agresivos y perjudiciales contra el destierro” del Ajuste Cubano.
El son se quedó en Cuba, todavía es un exponente de rebeldía contra los obuses anticubanos de la horda inconsecuente y criminal; es el ritmo enlatado salsa, fundamental en los repertorios de los llamados salseros, que perdió la clase interpretativa en la Isla porque los “extranjeros” lo tocan mejor, con arreglos frescos, por mejores músicos y ni hablar de los cantante, obligatorio citarlo así.
¿Cúantos números de Formell, de Manolín, de Pablito, del Tosco o de cualquier otro fantoche “apolítico” han sido grabados por el Gran Combo, la Ponceña, Willie Colón, Oscar…? ¡Por algo será, eh! Porque esa gente le graba hasta a Obama y a Bin Laden si hay pronóstico de hit y abundancia de billetes.
El Septeto Nacional (foto), uno de los exponentes clásicos del ritmo, quedó como el conjunto “de viejos” que daba la imagen decadente y deplorable del pasado “peor” ante su similar “juvenil”, la expresión castro-comunista sin clase ni personalidad del Sierra Maestra, con su solista, voz de agudo hembra de total desencanto armónico, José A. Rodríguez.
Lo mejor, diría que lo único de estos 50 años de “oscuridad medieval” en lo artístico-musical bailable, ha sido el camagueyano Adalberto Alvarez, compadre de Rafael Itier, pianista y director del Gran Combo, que se mantuvo durante años componiendo en el estilo de Chapotín, Arsenio y René Álvarez, incluso interpretando números de estos compositores o de Lily Martínez con grupos como Son 14 o el suyo propio.
Tampoco Adalberto se pudo vacunar y lo que hace desde los últimos 10-20 años compite contra los otros en mediocridad.
Pero el bolero, sus letras, sus melodías eternas sí se fue de Cuba, porque “lo lírico es la expresión del sentimiento” y no es posible que prevalezca en grupos simuladores o arrastrados a los pies de quienes los desproveen de la capacidad de pensar, antiguo concepto de expresión de lo romántico a través de la letra de una canción.
En el caso del bolero, a pesar de que muchos exponentes del género fallecieron en la Isla, se puede aceptar con total justicia que sí se fue de Cuba, porque la lírica que hizo grandes a sus compositores se contaminó de tal forma que, después de 1960, ningún compositor del “feeling”, por ejemplo, creó algo ni parecido a lo que lograron durante el período republicano, a pesar de que todos los integrantes del movimiento que quedaron allá fueron simpatizantes del PSP (Partido Socialista Popular).
En medio de la total frustración, de la sequía de la fuente de producción, creadores como José Antonio o Portillo se mantuvieron interpretando sus viejas y exitosas melodías, mientras que Tania Castellanos, “compañera sentimental” de Lázaro Peña, hizo el ridículo supremo al querer competir contra la trova anticubana y oportunista, con un himno que reclamó la libertad de una terrorista americana: Angela Davis.


Read more »

NOCTURNO, EL PROGRAMA QUE EVOLUCIONÓ A CONTESTATARIO


Por Andrés Pascual

Su primer locutor fue el pinareño Julio Capote, que emigró a Venezuela en 1968, donde alcanzó el éxito absoluto junto a una de sus hijas. A partir de Julio, las voces se buscaron lo más parecidas posibles a la del iniciador: Juan José González Ramos o Pastor Felipe…por ejemplo.

En 1965, el Ministerio de Cultura envió, en “viaje de buena voluntad” a Francia, a un grupo de los mejores cantantes y agrupaciones que quedaban en Cuba con el nombre de “Music Hall Cubano”; el espectáculo, en forma de revista, se presentó en el famoso Olimpia de la capital gala y siguió su gira por los países del Pacto de Varsovia: Pello el Afrokán y su orquesta, a la que se refirió un agudo cronista musical francés así, “…el espectáculo de tambores fue opacado por el sonido al garete de las más desafinadas trompetas que jamás soplaron en este país”, la Aragón, Los Zafiros, José Antonio Méndez…parte de la mercancía también.

Lo positivo fue el encuentro de la música cubana con la balada francesa e italiana, que se conocía subrepticia y extraoficialmente desde 1966, entonces Georgia Gálvez, Luisa Maria Güell, Elena, Pilar Moragues, Los Meme, Danny Puga, Regino Tellechea y otros, se encargarían de difundirla e imponerla en un desliz de la férrea censura de la época.

Antes que Nocturno Sorpresa Musical, conducido por Agustín “Chucho” Herrera, dedicado a un público más amplio que la juventud, en el que se difundía sólo a cubanos solistas y agrupaciones bailables de éxito como Neno González y Aragón; su tema musical fue “Una casita portuguesa”, instrumental por Frank Pourcell, que cambió en 1967 a “Mi verdad”, también instrumental, por Paul Muriat. Sorpresa modifico su programación a totalmente juvenil con participación internacional a mediados de 1967.

Pero Nocturno nació para 30 minutos de programación con un poema, una canción y el tema “La muchacha de la valija”, instrumental por Fausto Papetti (foto), de la película homónima de 1966 por Claudia Cardinale; también con participación cubana y alguna internacional: Elena, Luisa María, Georgia, los Meme o Felipe Dulzaides, y la música de Legrand para Los Paraguas de Cherburgo; o Renata, Herve Vilar, Daniel Velásquez o Giancarlo Guardabassi. 

Durante 1967 entraron los ingleses: The Animals, programados antes que The Beatles, con “Sky Pillow”. Los de Liverpool se oyeron en Nocturno por primera vez con ¡Hello, Good Bye! A mediados de año.

Enrique Guzmán se oyó en Cuba desde 1960 con los Rebeldes del Rock (¿o Los Locos del Ritmo?); después, a partir de 1965, además Cesar Costa, Alberto Vázquez y Palito Ortega. Sandro fue escuchado por primera vez en Sorpresa con “Así”, en 1969, y Salome, Marisol, Los Ángeles Negros, Los Módulos, Lito Nebia y Los Gatos o Los Apson de Méjico.

En 1966, Rosita Fornés cantó con Eddy Gaytán “Ninguno me puede juzgar”, de Tony Dallara, cantante italiano de 1959-60, que se escuchó al año siguiente por radio en “Una noche en Palma de Mallorca” y “Margarita”; gracias a Rosita se escuchó por primera vez, en 1967, "La Chica Ye-Ye", éxito de la española Concha Velasco.

 “Sabor a Sal” a finales de 1966 por el ex futbolista español José Guardiola; Rafael inauguró su etapa radial en Cuba con “Yo soy aquel” a mediados de 1966; Luisa Maria estreno para Cuba “No tengo edad”, premio 1965 de Gigiola Cinquietti en San Remo y el éxito de Aznavour “Y por tanto”; pero lo mejor de ella fue “Canto al Amor”.

De Rita Pavone, en 1967, “A mi edad”, tema musical de uno de los cuentos del filme italiano de 1962, visto en Cuba en 1967, “Rogopag”; Donatella Moretti, fuente de adaptación para Luisa María y “Te veo marchar”; Renata deslumbro con “Abrázame fuerte”, pero yo preferí la versión de Martha Strada; Jimmy Fontana con “Un mundo”; “Una casa en la cima del mundo”, italiana, la cantaron varios en Cuba; Gianni Morandi le presto en 1967 a Jorge País “A que tu mamá ahora te mande” y el italianito debutó en radio con “Orgullo” y “No soy digno de ti”, versiones en español, en 1968 y 1967.

En 1968 Nicola de Bari con “Giramondo” y “Si yo te hablara de mi”. El dúo Dinámico, Los Mustangs, Los Salvajes, Los Doble Cero… a partir de 1967. En 1968 los Rocking Devils, los Yaquis o los Johnny Jet, de México. 

Manzanero a finales de 1967 y Angélica María en 1969; José José y Camilo Sesto en 1970 y 1971. Serrat y Alberto Cortez en 1969 ambos; pero a Los 5 Latinos y “En un Rincón del Alma”, Nocturno en 1968, también los Javaloyas y la Fórmula 5ta, o Los Pasos, Los Sirex, Los Ángeles y Los Diablos.

A mediados también de 1967 y por la influencia de Nocturno y de Sorpresa nació, en las voces de Mariana Ramírez Corria y de Manolo Ribeiro, Festival, en la usurpada CMQ, rebautizada por la horda Radio Liberación, a las tres de la tarde y una hora de duración, que después pasaron al horario de las 6 de la tarde. Este programa fue el que más difundió la música anglo y dio a conocer a muchos grupos desde su inicio, y The Herman Hermits inauguraron el espacio con su éxito “No milk today”, titulado en Cuba “Todo cambió”. 

Incluso en 1969, hacían “manos a manos” entre The Beatles contra The Rolling Stones, o contra The Monkees, The Hollies, Spencer Davis group, Dave Clark 5, Mammas and Pappas, Los Bravos, los Brincos (escuchados en Cuba mas de un ano después de la separación del primer grupo), Juan y Junior, presentados primero como los Brincos con la canción “La caza” en 1968, después de un año de separado el dúo también.

Después de 1971, por obra y gracia de la reaplicación de “las palabras a los intelectuales, en el discurso de clausura del 1er. Congreso Nacional de Educación y por la evidente influencia que tuvieron Varadero 67 y 70 en la juventud; además de los programas como Nocturno, se inicio otra censura contra la música foránea (en ingles y en español), con el objetivo de imponer a la Nueva Trova como única alternativa musical juvenil y contra el cine capitalista europeo, considerado “de tesis”, muy visto en la Isla por los jóvenes universitarios durante finales de los 60’s; a través de películas de Rene Clement, Agnes Varda o su esposo Jacques Demy, Antonioni, Lellouch, Passolinni, De Sica, Saura, Fellini…contribuyente a que la juventud, rebelde absoluta y con buena causa, rechazara toda la música en español injustamente y también el pésimo cine cubano y soviético llamado “de realismo socialista”.

La censura de los 60’s contribuyó al ¿éxito? fabricado e impuesto, al no existir posibilidades de alternativa, de agrupaciones cubanas de baile como Neno González, Ritmo Oriental, el Afrokán, incluso de la demanda extraordinaria de Aragón, que no pudo reactivar con efectividad su viejo truco de versionar la música POP como habían hecho con el couple de La Violetera, con los éxitos de Pedrito Rico o con Los 5 Latinos durante los 50’s y los Zafiros, fenómeno debido a la imposbilidad de elección musical.

Una vez que entraron en acción los músicos y los cantantes del POP internacional, salieron los músicos y agrupaciones cubanas, tradicional bailable o popular, de los programas que habían contribuido a alargar el momento de sus despedidas de los hit parades cubanos capitulo juvenil; es decir, de Nocturno, de Sorpresa, de Programa D, de Festival…

Quedaba el virulento mensaje de una trova llamada “nueva”, en realidad mas vieja que la música de Sindo Garay por su total escasez de “alma y sentimiento", verdadero compromiso político contra la buena voluntad patriótica, que nunca protestó por algo positivo para el país y que, desde que nació, lo hizo comprometida con lo peor de la sociedad cubana en toda su historia.

Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog