sábado, 31 de octubre de 2020

¡SE SALVA U.S.A. O SE PIERDE EL MUNDO!

 Por Esteban Fernández


Desde que tengo 14 años he vivido pendiente del deseo más profundo de ver a mi patria libre de unas sanguijuelas asesinas que se adueñaron de ella. 

Eso para mí sigue vigente. Esa gestión y esa gran ilusión, ha sido más grande que mis dos familias. La que atrás dejé y la que logré formar aquí. Mañana, tarde y noche le ruego a Dios por la libertad de Cuba.

Nunca en mi vida he considerado nada más sagrado que eso. Jamás imaginé que iba a encontrar unos enemigos más grandes que lo que destruyeron a mi patria. Hasta ahora.

La perdida de mi Isla ha quedado relegada y en un segundo plano comparada con el descomunal peligro de perder a los Estados Unidos de América. 

Principalmente, porque al perder a U.S.A. se pierde el mundo en pleno. Y voy más lejos aún: Se pierde el Universo. Vaya, hasta Marte, la Luna, y cuanto satélite hay caerían en manos de los más grandes y perversos enemigos de la humanidad.

Al ser destruída nuestra Patria los cubanos hemos tenido por 62 años un refugio, un punto prospero y libre a donde escapar, pero si cayeran los Estados Unidos no nos sintiéramos a salvo ni en el planeta Júpiter.

Y no crean ustedes que me ha sido fácil llegar a la conclusión de que la libertad de un país tiene mas importancia que la del mío.  

 Cada vez que me han dicho: “¡Primero Venezuela, primero Nicaragua, primero Bolivia!” yo he respondido siempre: “¡Nosotros tenemos antigüedad en el sufrimiento, PRIMERO CUBA!”

Pero, sin jamás abandonar ni dejar de luchar por la libertad de Cuba, AHORA CREO QUE LO PRIMERO ES QUE NO SE PIERDA ESTE ÚLTIMO BASTIÓN DE LIBERTAD.

LES JURO QUE HOY EN DÍA ME CAEN PEOR JORGE RAMOS, CARLOS ALBERTO MONTANER, JOSÉ DÍAZ BALART, RAÚL DE MOLINA QUE LOS MILICIANOS.

Sí, sigo odiando con todas mis fuerzas a los Castro, pero de la misma forma detesto a Barack Obama, a Joe Biden, a Bernie Sanders y a todos los grandes instigadores y líderes del movimiento que a todas luces quieren acabar con el sistema capitalista y democrático.

Increíblemente ha llegado el momento en que el mismo (y a veces hasta más) desdén siento por Kamala, por Nancy Pelosi, por Alexandria Ocasio Cortés, por Elizabeth Warren QUE HASTA POR MARIELA  CASTRO.

Yo fui uno de los principales promotores de la frase “¡Se salva Cuba o se pierde a América”, pero hoy grito a los cuatro vientos: “¡Se salva USA o se pierde el mundo!

Y lo que es peor aún: Se pierden nuestro hijos, nietos y bisnietos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog