martes, 26 de noviembre de 2013

¡SI SE CALLA EL CANTOR...!

Por Andrés Pascual

El caso venezolano tiene más importancia para la “comunidá cubana” que para los“emigrados de la patria de Chávez”, las razones pudieran ser múltiples y variadas, pero el dinero y las relaciones con “the power”, de una parte, o por la imposición (órdenes) de la tiranía castrista, son insoslayables.
CON Venezuela MÁS PAPISTAS QUE EL PAPA, “hasta la tabla” ¿Por qué? Por el billete, porque pagan cada pulgada de Miami que engullen hasta que no quede “donde amarrar la chiva” para los exiliados y dije exiliados, que no vamos quedando muchos.
De Nicaragua, el único similar de la barbarie cubana que existe por estos lares, nadie se acuerda; porque no tienen un peso ni son los dueños de circuitos mediáticos interesantes, gente de presencia plástica esta, tan importante para el hombre vacío de hoy, que no mide consecuencias a la hora de suicidarse por encargo.
Estos representantes de una derecha cubana rara de Miami, pregoneros de la problemática regional con fondo musical equivocado, ni de juego sientan a su lado, en radio o televisión, a una personalidad nica de Miami para que aporten lo mucho que pueden sobre las consecuencias del comunismo y sobre su lucha, únicos que supieron utilizar la ayuda americana y hacer retroceder al monstruo rojo al extremo de obligarlo a conversar y someterlo en la urnas.
Verdad que Nicaragua recayó, no porque el patriotismo lo hiciera, sino porque la dejaron sola, a merced del animal que nunca descansa hasta lograr lo que busca. Nicaragua es el ejemplo perfecto de que, contra esa infecto-contagiosa, no hay medicina posible sino la preventiva.
¡Ah! pero esas cosas no son atractivas porque no dan dinero, mejor “juntarse” con los que cunden el espectro con cyborgs de cirugía confundidas con “bellas presentadoras” de muy poca preparación cultural y menos principios políticos; a fin de cuentas, cosas “políticamente correctas”, que siempre son aquellas que consideremos “buenas pa’l negocio”.
Dan verguenza los exiliados cubanos de vanguardia ¿Cómo no se iban a perder Cuba, Miami y hasta el pípisigallo?
No hay venezolanos con una aplanadora rompiendo montañas de discos de Juan Gabriel frente al Arepazo, ni se les ocurre…
El michoacano es una fuente de ingresos de esa “comunidá económica” que, hasta ahora, no se ha sentido ofendida por la acción que les hizo al cantarle al “tipango sucesor del pajarito” por su cumpleaños y entre la patria y el billete esa gente, como los cubanos de Radio y TV Martí o de Radio Mambí, mejor lo primero y a desviar la atención; tal vez inviten a una venezolana o a un venezolano de esos que por aquí engordan para que hablen alguna basura en un programa como es rutina, pero nunca lo que da mala impresión, lo que entra por los ojos y ciega por lo dañino, que es “la juntera con…” ¡Qué va!
¿La gente de Saavedra?  Por favor, con este tipo de elemento ni la jefatura del exilio ni los pejes gordos de Venezuela quieren retratarse, porque “se ve mal” e influye peor.
Los venezolanos de por acá no tienen en mente que debute el Saavedra de su propiedad, pero tampoco he visto ni a Ninoska ni a Cary Roque ni a Pérez Roura ni a… haciendo acto de presencia en actividades de Vigilia Mambisa, provocando así que el grupo patriota quede en nivel de “grupúsculo”, porque no logran arrastrar la cantidad que debían para reafirmar que, el pie de guerra activo es una cosa y hablar mierda al aire acondicionado con buenos platos y refrigerios en reuniones y nimiedades de ese tipo, otra.
Acaso sea Miguel Saavedra el exiliado al que más tiempo le dedica la tiranía denostándolo y ofendiéndolo, señal del daño que les hace y de la ira que provoca entre esos cobardes
Anoche Cao llevó al Espejo a dos “trovadores” quedaditos o balseros (foto), ni los conozco ni me importa quiénes son, desde cierto punto de vista, el presentador se equivocó, porque los invitó para que dieran una imagen de condena contra Juan Gabriel, rotunda por lo radical y el tiro le salió por la culata, porque “NO VEMOS QUE HAYA CANTADO EN EL CUMPLEAÑOS DE PODRIDO COMO EL FIN DEL MUNDO”,incluso no lo ven malo, palabra que ya nadie sabe qué significa por la cantidad de gente pésima por intereses que hay tras asuntos como este.
Cao no solo invitó a los “cantores” para hacer un programa contra una actitud que casi todo el mundo ve como desvergonzada, sino para hacerles propaganda, al extremo que consideró a los dos repentistas de cuneta “mejores que el mexicano”; aunque existen “para gusto los colores”, me parece que apretó, sobre todo al reclamar valores de la lírica universal, como fuerza interior o clase poética para estos individuos, dejando fuera de cualquier consideración similar la obra de un músico que es ídolo de multitudes sin que lo impongan ni los gobiernos ni, mucho menos, un egocéntrico al que le han dado un programa de televisión en Miami, en una emisora cuya señal es propiedad de la tiranía.
Algo que tengo muy claro siempre: lo que Juan Manuel Cao y gente como él consideren de clase profesional ni lo pruebo, definitivamente no tenemos el mismo interés ni apreciamos bajo los mismos cánones, además, el conductor olvidó (siempre sucede), que estos elementos que intentó que dijeran lo que no podían porque no lo sienten, nunca podrán manejarse al revés de su realidad, porque son “ELEMENTOS DE LA COMUNIDAD ECONÓMICA CUBANA EN EL EXTERIOR…” detallito que siempre se debe tener en cuenta cuando se pretende tratar el asunto castro-comunismo, incluso el obamismo en cualquier variante.
Pero la culpa, lo censurable del programa de Juan Manuel Cao por lo que dijeron esos pobres diablos, adoctrinados en la pedagogía castrista de libertad “a mi manera”, no es de ellos, sino de los productores del programa y del propio presentador.
Quisiera escuchar cómo justificaría Montaner a esta gente por sus comentarios… por curiosidad, solo por eso.
Desde la“nueva canción catalana o nova cancó” de mediados de los 60’s, con Joan Manuel Serrat a la cabeza, D’Raymond, Luis Llach... desde los chilenos, uruguayos y argentinos como Daniel Viglietti, Zitarrosa, Víctor Jara, Mercedes Sosa, Guaraní o los mexicanos Saldaña y Óscar Chávez, incluyendo a grupos como Quilapayún, la canción llamada protesta ha sido abanderada del comunismo y en lugares donde las han impuesto estas dictaduras, como en Cuba a la Nueva Trova, han adulterado la realidad político-musical al camuflarla como nacional por encima de lo tradicional:
Aunque los casos de Silvio, Pablo, Noel… son de índole oportunista absoluta, porque aquellos que ejercieron su propaganda contra dictaduras de derecha en funciones se “la jugaron” y algunos perdieron la vida por la gracia.
A Silvio y la comparsa les ha resultado fácil asaltar la fama y la fortuna con el apoyo del comunismo internacional, inflamando a otros pueblos y reclamando para estos lo que no han hecho para el suyo nunca:
Incluso hay una pésima “obra montuneada” de Silvio que es la más degenerada loa al proceso de destrucción de la moral social cubana al encomiar la “escuela en el campo”:
Cao “se cagó dentro del culo”, porque pretendió una cosa y se le aparecieron con otra; aunque intentó echarle un poco de sal al potaje no pudo, mejor botarlo y hacer otro.
Ahora, si los venezolanos no acaban de aprender al lado de los cubanos todo lo que merece del enfrentamiento con lo que no pueden evadir ni derribar, entonces Cao y cualquier otro, si les quedan moral y principios, deberían pasar la página y buscar otros temas, sin quedaditos ni ex agentes castristas “desertores” que ayudaron (y lo hacen todavía), a fortificar al chavismo y al castro-comunismo con sus“intervenciones” extrañas en el radio y la televisión de Miami…

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog