viernes, 21 de octubre de 2016

CARTA DE UNA VIEJA ENAMORADA

Por Andrés Pascual

Se me antoja Hilaria como la combinación de dos eminencias grises y criminales de finales del XVIII y principios del XIX, gabinete napoleónico: Talleyrand y Fouché (Exteriores y Policía Política), esta víbora integra ambas personalidades en una, caso único en la historia posiblemente, con muchos más recursos tecnológicos a favor para mentir, para robar y para matar... igual intención.

En 1948, la Universal estrenó la película basada en una novela de Stephen Zweig CARTA DE AMOR DE UNA DESCONOCIDA (foto debajo), que en Cuba se conoció como Carta de una Enamorada, a mi juicio, que la vi dos veces y leí la obra literaria, un drama soberbio, sobrecogedor, interpretado con el tino y el tono de sus excelencias por Louis Jordan, Joan Fontaine y Mady Cristians. Argumento a menores rasgos:

Viena, 1900, el pianista Stephan Brand debe enfrentarse a un duelo la mañana siguiente, pero no tiene intención de defender su honor y planea huir de la ciudad, cuando se da cuenta de que ha recibido una carta de alguien de su pasado.

Un pianista de concierto que luchaba por el éxito en el momento en que conoció a Lisa Berndle, adolescente que vivía al lado, Brand tuvo muchas mujeres en su vida, sin embargo, nunca supo que Lisa estuvo enamorada de él siempre, por lo que la olvidó por completo.

Aunque logra reunirse con la mujer la recuerda vagamente, además, le era totalmente desconocido que la dejó encinta, finalmente, ella casa con un hombre que conoce su pasado, pero la ama.

Cuando se topa con Brand muchos años más tarde, su amor por él resurge y está dispuesta a abandonar a su hijo y a su marido. La tragedia sigue... El único que recordaba a la mujer como la joven enamorada era su fiel ayudante mudo.

La relación que estableceré entre el presente y el tiempo histórico que relaté antes, no responde a ningún elemento común sino la misiva; eso, una misiva reveladora del tiempo actual, una misiva utilizada con propósitos canallescos por canallas de alto voltaje.

Resulta que, como parte del apoyo a la campaña de Hilaria, a medida que van perdiendo credibilidad sus ataques a Trump, la media comunista desempolvó una carta del viejo Bush a Bubba (foto encabeza), en que le desea lo mejor y lo ilustra sobre cómo manejar cosas sensibles por América.

Todo el mundo sabe que Bubba ganó por lo que no podrá su “jefa”: una 5ta columna del establishment logró restarle los votos suficientes al viejo patriarca ultraliberal hasta provocar su derrota apretada, Ross Perot.

Y el vejestorio fue, es y será parte del “enyagua'o” gubernamental ¿Por qué le quitaron la presidencia? Hay que reconocer cuatro cosas: la influencia de la generación hippie, droga y amor libérrimo por delante, iniciaba su ascenso a la cumbre; que se comportó con Schwarzkopf como Truman con McArthur; que se asustó en Japón y le dio un vahido y que no sabía hablar en público ni leía bien los discursos que le escribían...a continuación la carta de amor:


Para desviar la atención del verdadero objetivo de la publicación de la misiva amorosa, ponen la coletilla “ejemplo de cuando las elecciones eran decentes”, aunque se sepa que nunca lo han sido por la presencia chusma y chancletera del partido comunista de los Clinton (Soros the Boss), capaces de cometer crímenes materiales en nivel alarmante, por supuesto, de importancia capital la incitación al asesinato por pandilleros que pagan hasta con 4,000 dólares a cada uno.

El odio por un individuo no puede concluir en traicionar a la patria; a pesar de toda la monserga de Trump, los Bushes no debieron trasgredir el compromiso patrio nunca, como que lo hicieron, hay que entenderlos como otros liberales de siempre, porque Sarah Palin nunca los ofendió, a pesar de que dijeron horrores de nuestra adalid.

Camaleones SÍ, que han esperado el momento para rasgar sus ropas y enseñar sus genitales femeninos estos traidores a la Constitución y no hay otra forma de verlo.

Read more »

jueves, 20 de octubre de 2016

TRUMP Y LOS LOBOS (y lobas)


Por Andrés Pascual

Un sitio llamado CiberCuba, que me envía sus editoriales, tituló el último: “Obama fue a Miami a apoyar a Hilaria”, entre las muchas cosas que detesto de esta gente, la apariencia es de importancia capital, me resultan francamente provocadores, porque no acabo de entender si son brutos, cortos de vista o desviadores de la atención: OBAMA VINO A MIAMI A TRATAR DE SALVAR EL OBAMACARE, último residuo de su legado perdedor y peligroso entre tanta basura antisocial y antiamericana que ha decretado en 8 años, chirrín-chirrán.

Y el birracial estuvo en Miami Gardens, zona peligrosa de alto voltaje criminal negra, a pesar de que, según la media comunista de la ciudad, es el dueño y señor del Sur de la Florida en popularidad positiva, vino al Pequeño Haití, donde se matan diariamente por lo menos dos negros pandilleros entre ellos y matan semanalmente a 4 ó 5 niños infelices por ¿balas perdidas? con el objetivo de imponer el terror.

Mientras, en el Haití grande, le piden a Bubba lo que se robó para su Fundación de la “ayuda” que manejó, por cierto ¿Por qué no acusan a George W de ladrón, que acompañó al follador ex-presidente del “morro colarao” a la Isla en campaña humanitaria?

Dos “opinadores” en FOX, camaleónica hasta el tuétano, bastión del GOP traidor, uno de ellos Goldberg, dijeron que los emails, los actos delincuentes, los robos de Hilaria no causan efecto contra la bandida porque “al frente está Trump”.

No señores, lo está causando y lo verán el 6 de noviembre, sin embargo, debieran reconocer que los grupos que apoyan a Hilaria desprecian a América, les importa “su problema” y que el mundo y América se acaben, que podría ser una posibilidad si, hipotéticamente, ganara la tosedora peligrosa.

Ya conoce el regalo de Madonna a los hombres que voten por Hilaria, claro que no podrá ser pero, por lo menos a 200 se los practicaría, negro, chino, rojo o mulato, que no come blancos desde Canseco. Esta amoral, este desecho humano ha dejado chiquito con el comercial al “santiguador de pasantes” Vil Clinton ¿Qué propone Katy Perry, que se encueró promocionalmente por Hilaria junto a “la Reina del Pop? A lo mejor sexo anal a dólar para la campaña-pachanga.

Pregúntese ¿Por qué no consta en ninguna agenda política, en ninguna plataforma de candidato DEMÓCRATA el problema criminal, que ha convertido en un infierno al país? ¿Por qué no tratan el pandillerismo negro, el crimen contra blancos por negros de entre 12-25 años, el KO GAME, los asaltos, las agresiones violentas a ciudadanos que apoyan a Trump, como punto de interés? Sabe por qué, porque no pueden, son su gente, los demócratas pagan al crimen organizado, lo paga Soros, Sabam... a la delincuencia, al racismo revanchista negro, que ayer un individuo declaró que le dieron 3,500 por agredir en turbas a gente que no estaban en pie de guerra física.

Por cierto, la mayoría de los delincuentes de los últimos días, prohilaristas, se enmascaran de rojo con la hoz y el martillo como símbolo.

Trataron de desviar la atención de “el agresor sexual Trump”, denuncia sin fundamento que se les cayó, por “Trump dice que no reconocerá si pierde...”, que se derrumbó más rápido, porque Hilaria no ganará y porque el magnate dijo que lo haría.

En el 2000, Hilaria vomitó que BUSH HABÍA SIDO SELECCIONADO, NO ELEGIDO y Gore aceptó y se retrajo, manteniendo al país 3 semanas sin presidente hasta que falló la Corte Suprema ¿Se les olvidó o se hacen? Foto Hilaria y el “héroe romántico” de Love Story (no me crea, lo inventó la media comunista para darle brillo entre la juventud de aquel período, los comunistas de hoy, a la opaca personalidad de un tipo que ni un Nobel robado a una verdadera ganadora pudo).

Ah, la señorona no puso una buena en el debate, recuerde esto: cuando un boxeador recibe un golpe y ríe le hizo daño, la candidata se metió hora y 35 minutos riendo hipócritamente, sin recursos ni determinación para imponer ni una tabla decorosa en ningún round de 12.

Hay videos que presentan a demócratas reconociendo que participaron en arreglos de las votaciones, yo que Trump nunca hubiera dicho que reconocería a Hilaria, para joder, porque nadie podrá evitar que el mogul triunfe en noviembre.

¿Recuerda al Premier filipino, que se refirió a Obama como “hijo de perra” y después amenazó con que se podría poner al lado de Rusia y China? Bien, hoy dijo que abandonaba cualquier relación de aliado con América...y no es con USA, sino con “ la Nación Obama”, estoy seguro de que el hombre regresará en febrero, cuando Trump jure como Presidente. Por cierto ¿Observa alguna preocupación en la media sobre esto, en la Casa Blanca? Por supuesto que no, no conviene, pero réstele 10 puntos más a la candidata en la carrera.

John “Salsa de Tomate” Kerry entró a la cancillería británica y le exigió a su “par” que le pidiera al “comunista soberano” Rafael Correa que callara a Assange, “el populista” le cortó la internet al hombre de WIKILEAKS, según señaló, “para no afectar la campaña presidencial americana”, primero dijo que no y después reconoció la presión de Soros ante semejante imposición.

Correa está allí porque el NOM quiere y lo de no afectar la campaña electoral se entiende, una vez que no sería honesto de su parte impedir o bloquear las posibilidades de la facción de sus jefes, más antiamericanos que el títere de Quito.

Una kubanoide se asombró porque la tiranía roba en la aduana de Rancho Boyeros ¿Sí, no me diga? A propósito, momento de reciclaje de la vieja política desde hace 36 años: no hay licencias pa' paladares (de generales y otros asesinos del MININT y el MINFAR no); hasta de narcotráfico y lavado de dinero están acusando a los kubanoides “que se lanzan”, porque siempre creen que “ahora sí se va a poner bueno”.

Las tres últimas, que me trabajan como antiácido: EL RATING DE LA NFL ESTÁ EN CAÍDA LIBRE, creo que no es necesario decir por qué, pero voy a citar nombres razonables: OBAMA, SHARPTON, BLM, KAEPERNICK, JARRET, HILARIA, SU NOVIA MUSULMANA y tal vez coincida conmigo. Rusia está en la más grande operación beligerante desde la llamada GUERRA FRÍA y a Hilaria un cardenal le pide una apología.



Read more »

martes, 18 de octubre de 2016

¡QUÉ EL CIELO LA JUZGUE! (SI ACASO LLEGA)


Por Zoé Valdés
Buenos días a todos. Aunque anoche escribí hasta muy tarde hoy me desperté temprano pues debo ponerme a trabajar en mis proyectos como cuando empecé a escribir disciplinadamente desde los 17 años en mi primer libro.
Fui a revisar el móvil pues esperaba mensajes de mi mejor amiga en Miami y de mi hermana en New Jersey. Además de esos mensajes me encontré el privado de Facebook repleto de alertas de otros amigos donde me cuentan que Liudmila Santiesteban ha hablado de mi.
Desde luego, se preguntarán ustedes, ¿quién es Liudmila Santiesteban? Pues paso a explicarles.
Como comprenderán que la señora Liudmila Santiesteban, una menos que nadie, hable de mi, en bien o en mal, me da absolutamente lo mismo, me importa un rábano. No pienso en ella nunca, salvo cuando se las da de infoactivista en nombre de la patria, y eso ha ocurrido últimamente. Tengo mucho que hacer y no es precisamente seducir con fábulas a ancianos patriotas para que me beneficien con sus jubilaciones y me toquen con puñaditos de dólares cada vez que los obligan a marchar por Bergenline como mismo en Cuba obligaban a marchar en la Plaza de la Robolución. Sólo una vez fui a una marcha de esas en Cuba, obligada por la escuela, de todas las demás me escurrí como pude.
Vamos a ver, yo nunca le he retirado la amistad a Liudmila Santiesteban porque ella nunca ha sido amiga mía. Ni siquiera la conozco personalmente, a pesar de los intentos que esta señora hizo por venir a visitarme a París, por suerte eso nunca sucedió. A Liudmila Santiesteban la conocí a través de internet porque me la mentó por email la periodista Tania Quintero, me dijo que era una joven que había salido de la nada en internet (cosa que no me dio ninguna seguridad ni confianza), y que la había ayudado a ella a hacer su blog muy al principio. A pesar de la mala ortografía y pésima redacción de Liudmila Santiesteban enlacé algunos trabajos suyos a mi blog pues me parecía interesante que una mujer cubana, que no era exiliada, se interesara de la manera que lo hacía por los derechos humanos en Cuba. También vi que compartíamos opinión sobre ciertos disidentes de la isla, entre ellos Yoani Sánchez. Sí, porque si alguien despotricó públicamente de lo lindo en contra de Yoani Sánchez, ésa fue Liudmila Santiesteban.

Liudmila Santiesteban, quien amenaza con sacar correos de sus ex amigos, y airearlos en la "tela", es una persona muy curiosa. Les demuestro. Enseguida empezó a escribirme y a elogiarme, o sea a chicharronearme, colgó mi 'curriculum vitae' en su blog, según ella para que todo el mundo viera quién yo era. Lo que comprenderán, a estas alturas de mi vida y de mi trabajo de escritora, periodista y guionista, qué puede importarme que una "personaja del puerto" (cito el poema de Gonzalo Rojas, quedechím quedechot) como ella necesite hacerme publicidad, como no sea para 'publicitarse' ella misma.
Liudmila Santiesteban, en realidad, fue recopilando información de todas mis amistades y personas importantes que visitaban mi blog, que dejaban comentarios y hasta de las que yo mencionaba afectuosamente. Gracias a mi llegó a varios de mis amigos: Esteban Fernández, Mari Paz Pérez Nieto, entre otros. Pese a que conoció a estas personas a través de mi blog, sin decirme nada se apareció en Madrid pidiendo una entrevista a Mari Paz Pérez Nieto y anunciándole que viajaría a Cuba, de lo que yo me enteré a través de Mari Paz y de Tania Quintero. Ese fue el primer punto que me tiró para atrás como el alacrán frente a esta mujer.

Entre tanto me mandó unos poemas muy mediocres con la intención de que yo la ayudara a publicárselos. Por pena elogié sus poemas, cosa que nunca hago o hago poco, pero seguramente me cogió en un momento delicado de mi vida; hasta ahí llegó la cosa.
Santiesteban se fue a Cuba, pues argumentó que su hijo necesitaba imperativamente conocer a su abuelo, o algo parecido. El caso es que esta mujer repasó a toda la disidencia, menos a Yoani Sánchez (pues en aquel momento ella la despreciaba a muerte y hablaba horrores de Sánchez públicamente, como ya dije), y regresó a España donde vivía en aquel entonces convertida en activista política.
El segundo aviso me llegó a través de una Dama de Blanco (evitaré decir su nombre porque se encuentra todavía en Cuba). La Dama de Blanco me escribió muy extrañada del comportamiento de Liudmila Santiesteban en Cuba, pues según su versión visitó a todo el mundo y todo lo quería saber "de la enferma, la señora". Cosa que no agradó en los medios de la disidencia. La otra persona que le envió un muy negativo informe sobre Liudmila Santiesteban acerca de su comportamiento en Cuba, a su madre Tania Quintero, fue el periodista Iván García. Yo entonces me fui alejando del error, calladamente.
No sé ni me importa cuándo fue en verdad que Liudmila Santiesteban, sin ningún tipo de 'curriculum' como disidente, se fue acercando a la disidencia real, empezó a rectificar oportunistamente sus opiniones sobre Yoani Sánchez hasta chicharronearla como hizo conmigo y cayó de "fly" en Estados Unidos. Si mal no recuerdo fue a raíz de que Obama apareciera en el panorama político norteamericano.
El caso es que yo me olvidé de Liú Santiesteban para siempre, como suelo hacer con la gente que no me interesa en lo más mínimo. En alguna ocasión, cuando ella comentó en Facebook que votaría por Clinton (no sé cómo puede ella votar en Estados Unidos a tan poco tiempo de vivir allí, pero alguna maniobra se lo habrá favorecido) porque según ella Clinton era un ejemplo para su hijo pequeño y no Trump, yo le rebatí públicamente en relación únicamente a Clinton. En otro momento anterior, cuando yo puse en discusión el descaro de los 'grants' entregados a los cubanos, ella salió como una fierecilla a defender los 'grants', me imagino que porque en sus planes tendría o tendrá recibir alguno algún día.
Esa es toda mi relación con Liudmila Santiesteban. De modo que no sé de qué amistad habla ella. Que la di a conocer en mi blog, es cierto, que la entoné en sus artículos, también es cierto, pero, "hija mía" que diría Lina Morgan, a cuántos no he dado a conocer yo que luego me han hincado el puñal por la espalda, así que otra baja cuchillada más ni siquiera mella mi piel tan curtida ya.
Dice Liudmila Santiesteban que yo soy una fanática Trumpista, pese a todo lo que yo he dicho de Trump, y pese a que siempre he repetido que ninguno de los dos candidatos me gustan. Pero ella mete su mentira por delante y me califica de Trumpista, a mi que no voto en Estados Unidos. Vuelvo a repetirle a esta mentirosa de Liudmila Santiesteban y a toda su comparsa que no soy fanática de ningún político, que los desprecio a todos por igual, cosa que reafirmo siempre. Pero es cierto que entre una mentirosa compulsiva y un loco millonario al que todo el mundo rendía pleitesías hasta ayer, incluido todo Hollywood, no hay que estar muy ciego para ir al tuntún, como dice el dicho. Vi personalmente de lejitos a Donald Trump cuando la artista mexicana Thalía hizo su primera pasarela de colección de modas en Nueva York, fui invitada por Mari Rodríguez Ichaso, y ahí llegó el multimillonario (invitado supongo, y no colado, pues la seguridad era bien fuerte), al que todos, sobre todo una gran cantidad de mexicanos, le rindieron honores. Me pareció patético, tanto él como el espectáculo. Y nada, observé aquel espanto de pasarela, y al salir de allí corrí a leerme un montón de páginas de 'Venecia' de Paul Morand para borrar aquel desastroso momento.
No soy fanática de nadie. Que quede claro. No creo en nadie. Y mucho menos en todos esos cubanos que viven del cuento de Cuba.
Afirma Liudmila Santiesteban que yo le retiré la amistad por su apoyo a Guillermo Fariñas. Pero qué engreída y comemierda es esta tipeja. A mi me importa un bledo Fariñas. A mi lo que me importa es Cuba. Yo le retiré el habla, porque amistad nunca hubo, a esta 'apocalíptica y desintegrada', desde hace mucho rato, mucho antes de Fariñas y sus huelgas de 'papier maché'. Y que conste que no he sido la única que lo ha hecho. La bloquée en Facebook por trepadora y sesohueco. Que es lo que yo no soporto, a los que trepan a costa de los demás sin tener la más mínima inteligencia y a golpe de mediocridades y cretinismos, incluida la mentira y la difamación. La bloquee en Facebook porque sentía a diario su desagradable aliento en mi cuello. Y eso sí que no va conmigo: El Encarne. Repito que no ha sido la única. Otras muchas se han encarnado en mi y hasta han llegado lejos gracias al encarne que han cogido conmigo. En fin, la bloquee porque me dio la realísima gana, que aquí nadie está obligado a ser amigo de nadie y mucho menos a aguantar las sandeces y cochinadas de nadie.
Liudmila Santiesteban habla del respeto que siente por los que piensan igual que ella, o sea por los clintonianos y fariseos de Fariñas, y por el contrario, a los que piensan diferente les retira su respeto. Típico de los comunistas. Les diré lo que me importa a mi el respeto de esta mujer que no se respeta ni a ella misma: Un pedo chispeado. Eso es lo que me merece su supuesto respeto. Me importa un pedo chispeado que esta mediocre me respete, porque la que primero dejó de respetarla a ella fui yo cuando una Dama de Blanco me alertó de que en Cuba mucha gente pensaba que Liudmila Santiesteban era del aparato, por la forma en la que había interrogado que no entrevistado a varios disidentes, y por la manera que se había aparecido en La Habana. Cosa que como comprenderán ustedes también me importa un pito, pues no saben ustedes la cantidad de segurosos que intentan ser amigos míos y se me acercan con miles de fantasías y hasta creen conseguir mi amistad. Pero mi amistad, lo que se dice amistad verdadera, sólo muy pocas personas la consiguen, y ellas saben desde hace muchísimo rato quiénes son.
En el mismo comentario Liudmila Santiesteban amenaza a Rolando Pulido porque se ha convertido según ella en fan mío, o yo en fan de él. Bien. Rolando Pulido no había leído un sólo libro mío. A Rolando Pulido lo conocía yo por su trabajo de publicista, del que no ignoraba su caricatura acerca de mi persona, y de la que no hice caso, porque mi divisa es: tiempo al tiempo. Rolando Pulido me escribió por el privado de Facebook para pedirme disculpas por esa caricatura, y le respondí que eso ya estaba olvidado, y pasé a otro tema más interesante para ambos. A Rolando Pulido y a mi nos unen: un sentido de la estética, un montón de canciones de los años treinta, cuarenta, cincuenta y sesenta, y un burujón de filmes de la misma época, así como obras pictóricas que ambos amamos, y lecturas todas anticomunistas. A Rolando Pulido le envié mi primera novela 'Sangre Azul' y jamás le pregunté si le había gustado o no, fue él quien me envió sus comentarios elogiosos, que agradezco profundamente. Rolando Pulido y yo hablamos de los cubanos y de Cuba en general, jamás de las personas en particular, ni siquiera sabía que él era amigo o admirador o lo que quiera ser, que está en su derecho, de Yoani Sánchez, de la que expuse mi opinión porque estoy en mi derecho de hacerlo, y lo que no mermará en nada mi relación con Rolando Pulido. Pero además, ¿quién es Liudmila Santiesteban para dirigirle la legitimidad de amistad a nadie? ¿Quién se cree que es esta pendenciera pretenciosa que tiene que dar primero un curso de conversación y buenos modales, auténticos y no de pacotilla, para poder entablar un intercambio coherente de pensamiento y lecturas con alguien, sobre todo con su espejo, que bien cagado de moscas debe de estar? Yo soy amiga de quien me dé la real gana, y supongo que a Rolando Pulido le suceda igual.
Por otra parte, estoy esperando que Liudmila Santiesteban saque, como amenazó que haría, mi correo privado con ella y lo airee; digo, yo no soy la que espera, es mi abogado. A ver a cómo tocamos.
Zoé Valdés.

Read more »

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog