lunes, 21 de septiembre de 2020

CUBANA PODRÍA LLEGAR A LA CORTE SUPREMA DE EEUU

Por Alberto Pérez Amenper


Bárbara Lagoa, hija de exilados cubanos de Miami, pudiera ser la próxima nominada por Trump a la Corte Suprema.

Lagoa  nació en Miami, el 2 de noviembre de 1967. Es hija de padres que huyeron de Cuba después de la Revolución comunista y la asunción del poder por Fidel Castro.

Creció en la ciudad de Hialeah. obtuvo una Licenciatura en Artes, cum laude, en 1989 de la Universidad Internacional de Florida, donde se especializó en inglés y fue miembro de la sociedad de honor Phi Kappa Phi. Recibió su JURIS Doctor de Columbia Law School en 1992; mientras estaba en Columbia, fue Editora Asociada de la Columbia Law Review.

Lagoa, una republicana registrada fue seleccionada por el actual gobernador DeSantis, para la corte de apelaciones de la Folorida, y es miembro de la conservadora Sociedad Federalista, que subraya que los jueces deben "decir cuál es la ley, no lo que debería ser.

"El compromiso demostrado de la jueza Lagoa de mantener el estado de derecho, la carrera legal sin igual y la vasta experiencia en el banco de apelaciones la distinguen entre las personas más calificadas para servir en la más alta corte de nuestro estado", dijo DeSantis.

El presidente Trump la nominó para el 11o Tribunal de Apelaciones del Circuito de los Estados Unidos con sede en Atlanta en septiembre pasado, y fue confirmada por una votación inusualmente desequilibrada del Senado en noviembre. La mayoría de los nominados de Trump ganan la confirmación de manera estrecha.

Antes de eso, Lagoa sirvió brevemente en la Corte Suprema de Florida. Sirvió durante una docena de años en el Tribunal de Apelaciones del 3er Distrito del estado después de ser nombrada por el Gobernador Jeb Bush. Allí participó en más de 11.000 casos y escribió más de 470 dictámenes.

Tiene todas las calificaciones para ser magistrada de la Corte Suprema si es nominada.

Pero como cualquiera de los posibles nominados por Trump le espera una batalla cuesta arriba con los demócratas.  Le sacarán lo posible y lo imposible para evitar o dilatar la decisión hasta las elecciones.

Si no sale Trump como presidente reelecto, ninguno de los que nominó serán electos.

Este es el problema que tenemos y la única solución es que Trump gane las elecciones.

Por si no hubiera suficientes razones, dado el cambio cultural (comunismo) que amenaza América, solamente el que la corte suprema se convierta en una rama de la agenda comunista, sería suficiente para reconocer la importancia de las próximas elecciones.

Noviembre será el mes que determinará el futuro de esta nación, esto lo hemos oído antes, pero esta es la vez que la frase tiene la substancia de la realidad.    


0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog