martes, 19 de noviembre de 2013

UNA FOTO SATÁNICA HECHA SÍMBOLO INTERNACIONAL


Hace pocos días, en uno de esos maratones que tan frecuentemente hace para recoger "billetes", el canal de televisión PBS ofreció un concierto de rock and roll con figuras de la década de los 60's, plato fuerte para quienes nos sentimos nostálgicos de aquella era y, en especial, para los cubanos que no pudimos disfrutar la juventud ni en la música de aquella generación.

Por Andres Pascual
Pero, durante el turno de actuación correspondiente al grupo inglés THE ANIMALS, su líder y cantante ERIC BURDON se presentó vistiendo un pullover con la imagen de Che Guevara en varios tamaños, a partir de la perjudicial foto de Korda hecha en La Habana, que dio por resultado que se convirtiera en rechazo lo que debí disfrutar a plenitud.
Hace 3 años se produjo una protesta en Miami contra el guitarrista mejicano Carlos Santana, porque subió al escenario a recoger un premio ataviado con una camiseta con la imagen del nefasto criminal argentino.
Hay un "boom" -extraña coincidencia de países desarrollados y de muertos de hambre por igual con España y Argentina a la cabeza- en las sociedades capitalistas, con respecto a la imagen fotográfica del asesino argentino: en 7 de cada diez películas de ambiente juvenil producidas en cualquier parte, aparece la fotografía  de Che Guevara o colgando en paredes de dormitorios, de oficinas o en los pulloveres y camisetas de algunos.
Peligrosamente, apareció en el pullover de un supuesto miembro del FBI o de otra policia de Seguridad Nacional (de origen hispano el actor), en la película SHOOTERS, actuada por Mark Walberg y dije "peligrosamente”, porque no es posible que se le quiera vender como ídolo a un público reacio a entender de peligros evidentes e inevitables, al que, "a la verdad" y con protagonismo excelso mucho más allá que el thriller con que bombardea Hollywood a los incautos a diestra y siniestra, forma parte del comando más soberbio que se haya concebido jamás con el objetivo de destruir de cabo a rabo este país.
Pero la fotografía de Che Guevara -salidero de la democracia capitalista-, también es la más grande competencia que haya tenido que enfrentar Andy Warhol aun después de muerto.
¿Conocerán esos jóvenes -y no tanto-, americanos y europeos que visten ese símbolo nefasto de profesión criminal, la maldad intrínseca de Guevara? Peor aun, ¿Les importa conocer quién fue realmente ese monstruo? Seguramente que no y esa condición negativa está muy relacionada con la educación incompleta y deforme de estas sociedades; con la manera como se maltrata la historia propia y ajena y con el exceso de confianza en cuanto a su poderío ideológico que, la elección de Barack Obama en este país, demostró cuán vulnerables pueden ser ante un enemigo formidable que, bajo ninguna circunstancia, comete ese tipo de errores.
El precio que se paga cuando se abandonan elementos tan sensibles como patria, religión, ética y principios es alto, acaso la propia existencia como nación.
¿Han pensado alguna vez Carlos Santana, Eric Burdon y todos los músicos Pop que, de haber vivido en un país con ideología tutelar guevarista jamás hubieran podido ejecutar el tipo de música que les dio fama y fortuna? ¿Conocerán de una juventud reprimida a extremos de presos y asesinados -UMAP, expresión máxima-, por escuchar la música de ellos en el país en el que se gestó el mito Che Guevara; por lo que vivieron sin generación lógica ni personalidad definida, con conducta atípica juvenil bajo el miedo absoluto?
El "boom Che Guevara" es la influencia de la generación HIPPIES, que escondió su odio radical al país que les vio nacer en la protesta contra la guerra de Viet-Nam, es la culminación del trabajo sucio de la filosofía comunista enlatada en Occidente, que presentó como plato de primera el desenfreno en la corrupción social a través del uso de la droga y la práctica del amor libre encubiertos en un engañoso mensaje pacificador.
La generación de los líderes jóvenes del partido demócrata ayer, estudiantes de los decadentes Harvard y UCLA entre varios centros universitarios o colegios "respetables" de esta nación.
Fue la "era" de los jóvenes decadentes y enfermos de odio a los símbolos conservadores únicos que pueden asistir el mantenimiento de los valores reales de la sociedad, convertidos en los hombres y mujeres que ya, con su influencia y desde cargos de importancia capital legislativa y ejecutiva en Estados Unidos, conspiran para entregarle el país a sus enemigos y participar de su total destrucción. 
La generación de Bill Clinton, de Hillary, de Al Gore, de John Kerry, de Howard Dean... que casi concluyó el trabajo con la victoria en estas elecciones de Barack Obama, es la constitución en el país del peor slogan jamás escuchado antes: "la nación OBAMA", porque encierra todos los peligros que, a través de la historia, acecharon a la democracia y a los derechos humanos no solo en Estados Unidos.
Son "los herederos de las brujas" que intentó cazar McCarthy; la agresión antiamericana del "star system" de hoy: de Benicio del Toro, de Sean Penn, de Donald Sutherland, de "la increible judía" Barbra Streissand, de Jessica Lange, de Mathew Modine, de Billy Zane, del repugnante que ni americano es Oliver Stone, de la siempre cochina y asfixiante Jane Fonda... Es la Media corrupta e inescrupulosa que tanto poder tiene.
Estados Unidos es un "ajiaco criollo" que, a lo americano, llaman "melting pot"; que bajo el estandarte de "sueño americano" o de "tierra prometida" aguanta a tantos que hasta a sus propios enemigos o a enemigos de sus amigos y aliados, porque no es posible que militantes y agitadores castrocomunistas y chavistas campeen por su respeto bajo condiciones de espacio político legal y, cada vez que quieran, con protección policial incluida, tomen la calle para protestar contra el embargo a Cuba, el envío de dinero y los viajes allá o a favor de la deportación de Luis Posada Carriles.
La imagen de Che Guevara ha pegado tanto que noquea a la decencia ciudadana que debería identificar a los gobiernos americanos: George W. Bush se va tras 8 años de estancia en la Casa Blanca e indulta a 19 convictos de crímenes mayores; sin embargo, deja en prisión a Eduardo Arocena, que ya cumplió un cuarto de siglo del tipo de condenas, patrimonio exclusivo por circunstancias políticas, de la tiranía castrista.
Bush se acobardó ante la disyuntiva de liberarlo o no y optó por lo más peligroso: dejar en las manos -tal vez hasta la vida- de una administración enemiga de Arocena, de la libertad de Cuba y de su propio país, a quien es el símbolo máximo de la oposición al castrocomunismo y, posiblemente, hasta de la propia seguridad nacional americana; esto, QUE NADIE LO DUDE.
Santana recogió su premio enfundado en una camiseta con la imagen del asqueroso de Rosario, para hacerlo mas irreal, un enorme crucifijo encima de la cara detestable; es decir, Dios y el Diablo en el mismo saco como símbolo del argumento de una de las películas del fallecido "progre", homosexual y cineasta brasileno GLAUBER ROCHA...
Claro, ni Santana ni ningún comunista de estos, artistas o público que lo siguen, conocen del ateismo extremista del argentino, eso solo se sabe en Cuba, que fue, además, el único lugar en el cual se tuvo que sufrir en el terreno no solo el castigo por la fe cristiana; sino todos las agresiones a la dignidad humana con que reprimieron el derecho ciudadano, con el criminal argentino en el pelotón de avanzada.
Entonces es en Cuba en el único lugar en que se conoce en toda su extensión la facha maldita de este desalmado filibustero, al cual la trasnochada izquierda americana y europea han calificado de "idealista" o "romántico revolucionario".
En este país se impone que la escuela haga llegar a niños y jóvenes la verdadera historia de Castro y de Guevara a la manera como hacen con los nazis; se impone que la imagen basada en la fotografía que tomó Korda en La Habana en una de las miles de tardes desdichadas que sufre el pueblo cubano desde hace 50 años, se trate como material satánico políticamente hablando.
Es hora de que se tome esa medida entre otras y que los encargados de mantener el orden social establecido entiendan que, en este tipo de asuntos, mañana puede ser tarde para poner las cosas en orden.
Sin embargo, bajo una administración que fue elegida con la palabra CAMBIO como consigna de plataforma, acaso haya que esperar todo lo contrario...Por triste y fuerte que suene.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog