domingo, 22 de diciembre de 2013

POR DOSIS Y LAS QUE EL FACULTATIVO SEÑALE




Grandes Ligas Tres verdades 06/21/2009 12:35:41 PM

A mi no me sorprendio que Sammy Sosa estuviera en la lista de "esteroirizados"; es más, lo esperaba, más aún, me preocupaba que lo demoraran tanto, porque, con todo y que es dominicano, llegué a pensar que se pudiera fabricar una tapadera especial para la olla que contiene esa carroña deportiva; porque eso son, carrona y más por negarlo, lo que les convierte en antítesis del reflejo obligatorio del ídolo de multitudes en el deporte nacional americano para una infancia y una juventud que pide a gritos imágenes positivas de los Superhéroes del Gran Circo.
Todavía la gran familia americana amante del pasatiempo no ha hablado, la Media se está cuidando mucho de hacer  "surveys" y entrevistas entre el público responsable, porque el padre pudiera reaccionar con "es lamentable...", pero el patriarca, el abuelo que vio la fotografía de Mickey Mantle vendándose sus piernas desde la cintura y exigiéndole al reportero que "...esto no lo publiquen por favor...", bien pudiera estar solicitando la cárcel para todos los implicados, desde el Sindicato y las Oficinas del Beisbol Organizado hasta el último pecador en el terreno:
Yo vi debutar a Sosa en la Liga Americana, le vi entrar en aquellos tejemanejes de indisciplinado que le provocaron un sube y baja a ligas menores por lo menos durante dos años con los Medias Blancas de Chicago, era un buen prospecto para batear 35 jonrones y empujar 90-100 carreras con un nada despreciable .290 de promedio, agregándole 30 bases robadas.
Todo bueno, ni mediocre ni despreciable quien aporte esos numerous, pero de pronto se disparó y lució superior a Mantle, a Williams, a Foxx, a Greenberg... en la foto Willie McCovey, ex inicialista de los Gigantes

¡Por favor! Nadie en su sano juicio podía explicarse aquello y tuvo ¡3 temporadas de más de 60 cuadrangulares!  ¡Por Dios! ¿Qué sucedió?
Ni mas ni menos que un sacrilegio: el robo en grupo más grande que se le ha hecho a la moral deportiva en Estados Unidos en toda su historia, porque, si bien el Escandalo de 1919 (en la foto Sholess Jackson de civil, estrella de los Medias Negras) tuvo una repercusión notable y peligrosa, provocó la contratación de un Comisionado independiente que logró colocarle "los puntos a las ies"; pero esta situacion la provocaron, la mantuvieron y son reticentes y recalcitrantes a no resolverla de manera radical las instancias mayores en legislación y aplicación de las reglas del beisbol profesional de hoy en Estados Unidos; es decir, los que mandan en el beisbol, por eso es más peligroso que el escándalo de hace 90 años, porque, sencillamente, se cree menos y se desconfía más de quienes deben matener limpio y honrado al pasatiempo que en los propios jugadores, culpables directos.
El asunto de los esteroides hay que tratarlo como Dios manda y después enterrarlo para siempre...pero quedan 102 jugadores en la lista que se esconde para salvar no al beisbol, sino a intereses turbios y malolientes de varias personalidades grises en este deporte, que es otra cosa...     
Esa lista hay que publicarla íntegramente para tomar las medidas radicales de una vez con todos los implicados, sean quienes sean .
Ahora, si lo que se pretende es mantenerla escondida para que cuando le apetezca The New York Times, como el mago del circo, saque dos conejos del sombrero, entonces nadie puede creer que quienes pueden hacerlo estén tratando de arreglar el asunto de manera definitiva, más bien hay que entender que se está jugando un juego peligroso: mantener en titulares, durante el mayor tiempo posible el asunto... especie de reciclaje por siempre jamás, de un real problema de la sociedad americana de hoy y su deporte nacional, aparentemente, el asunto de los esteroides necesita otra intervención judicial del Congreso un poco más allá de las audiencias a este o aquel jugador que, como única tabla de salvación, solo encontró la negación como elemento apropiado.    
Este problema, con participación de intereses de la Media, se le está brindando al público como el tratamiento médico al enfermo: por dosis y la que el galeno recete... 
Vistas: 20

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog