sábado, 21 de diciembre de 2013

TIRANÍA, PUEBLO, POSICIÓN COMÚN Y EMBARGO



Por Andrés Pascual (de 3 Verdades, Conexión Cubana 2010)
 
El embargo americano a la dictadura castrista naciò como castigo a un ladròn, después que Castro nacionalizò la inversión Americana, para tratar de aliviar el capìtulo de traiciones que han cumplido contra la lucha por la libertad.
 
Aun hoy, sobran los cubanos que creen que ha estado en agenda primordial como ayuda al pueblo para sacudirse el yugo explotador y criminal. No señor, es lamentable decirlo, pero se lo regalaron al exilio para que nos entretuvièramos…
 
Yo soy de los que abogo por mantenerlo como "cosa moral" de efecto limitado economicamente por la forma como lo violan.
 
Como la Televisión Martì, es efectivo por la cantidad de dinero que necesita la dictadura para anularlo, de por sì "del lobo un pelo", sin embargo, en los últimos años han cambiado ciertas cosas.

La llamada posición comùn se legislò como castigo directo a la satrapìa por sus violaciones sostenidas contra los derechos civiles y por la total y absoluta falta de garantìas democràticas; tampoco es absolutamente útil y solo produce un ligero escozor en el viejo y repulsivo cuero de la dictadura.
 
Y es que en la Uniòn Europea hay un gran sentimiento antiamericano, por lo que el apoyo al pueblo se confunde con el apoyo a alguien que es proamericano a tiempo completo.
 
A pesar de todo, Europa no va a abandonar a Castro nunca; porque, como buen especimen contra los yanquis, tiene el mismo sentimiento que el grupo de paìses que produjeron el capìtulo de maquillaje político; mucho menos eficaz que el embargo americano.
 
Yo simpatizo con que se mantenga la "posición comùn", solo porque molesta al desgobierno, que se siente escudriñado por la visiòn de todo un continente que, en esos asuntos, "se las saben todas".
 
Por lo otro que estoy de acuerdo con esa polìtica ante la tiranìa es, porque, a pesar de lo que dijo hoy la sustituta de Moratinos en la cartera de Relaciones Exteriores de Zapatero de que "estamos esperanzados en que Europa abra el diàlogo con La Habana", para -esto no lo dijo-, que se pueda suspender la polìtica de escrutinio y castigo "que tanto molesta al PSOE en pleno", derogación poco posible por ahora…
 
El PSOE es la nota màs alta en el concierto protiranìa cubana y se manifiesta como el principal apoyo de esta; ademàs, encabeza el grupo que se opone a cualquier medida que la condene sin importarle el pueblo que sufre en la Isla.
 
La dictadura no se ha pronunciado públicamente solo para dar una imagen diferente de lo que sienten: "que les importa un comino". Ahora, a Castro le interesa màs Estados Unidos como socio que Europa, por supuesto, inclinación a la izquierda liberal y traidora de la polìtica americana soportada por el gran capital de ambos partidos.
 
Si la tiranía logra "cuadrar la caja con los yanquis", va a sacar a patadas por el trasero lo mismo a España, que a Francia, que a Italia. Eso, que no lo dude nadie y ya lo estàn preparando. Por lo que volverà Europa a ser "nacionalizada sin indemnización", como ocurriò a principios de los 60′s, hasta con las bodegas de españoles si les han permitido abrir alguna otra.
 
Para la nomenklatura cubana EUA da màs que Europa en todos los òrdenes y ni hablar de los crèditos: con los del Norte, si no paga no importa, porque la dejarán de capataces de la hacienda. A fin de cuentas, esa morralla no ha dicho una verdad nunca en igual medida que le importa un pito traicionar hasta a su madre, por lo que serìa la reafirmaciòn de su vida de rufiàn elevado a la categoría sublime; entre otros, por Europa y los Estados Unidos.
 
Sin embargo, esa dictadura està allì porque todavía la sigue el 75 % del "pueblo" al que no le da nada; pero les ofrece apoyo moral en medio de sus envidias y bajas pasiones.
 
Tomando como referencia a Polonia, a Rumania…si esa gente quisiera quitarse esa tiranìa de encima no duraban 48 horas en el poder; a pesar de las tropas especiales, del G-2, de las brigadas de respuesta ràpida y de los tanques y nadie estarìa pendiente de polìticas de apoyo o rechazo elucubradas en Washington, en Bruselas o en Suiza para que se resuelva lo que solo està en sus manos.
 
Y olvìdese del cuentecito del miedo y el terror, que se tiran al mar en una balsa a veces construida con dos cajas de cartòn; o asesinan a una vieja, a un turista o a un cura y desbancan una casa particular con facilidad meridiana y sin ningún tipo de temor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog