sábado, 7 de junio de 2014

VICTORIA SOBERBIA Y MONUMENTAL EN EL GARDEN: COTO APORREA A MARAVILLA

 

Por Andrés Pascual

Anoche Miguel Coto (39-4, 32 KO's) se impuso por nocao técnico a Maravilla Martinez en el Garden, cuando el second del argentino no le permitió salir a pelear el round 10.

De cualquier forma perdía la pelea el rioplatense (51-3-2, 28 KO's), porque el problema del boricua con el cansancio después del 6to no asomó el hocico como para ayudar al perdedor y solo quedaba por verse si EL DERROTADO TERMINABA NOQUEADO EN EL SUELO O POR LA ABRUMADORA DIFERENCIA QUE ACUMULABA A SU FAVOR EL GANADOR.

Fue una victoria grande, no solo por lo imponente y destructor que lució Coto, sino porque le dio lecciones a un peleador de boxeo técnico, para mi "viejo" y oxidado, que no fue capaz de entender que, a su edad, alguien que depende de la velocidad, con lesiones en las rodillas y en una mano, no podia asumir el riesgo contra un boxeador agresivo y goloso como Junito despues de más de un 1 año inactivo; entonces, desde el mismo primer round, en que cayó 3 veces y cada una se levantó desconcertado, se quedó sin iniciativa, sin respuestas, sin velocidad y sin moral deportiva que, cada vez que transcurría un asalto, perdía más.

Solo hay un Hopkins, un prodigio de la naturaleza a su edad, por lo que la lucha contra el tiempo y con lesiones puede ser un desastre para los boxeadores que lo intenten.

Maravilla subió a tratar de hacer lo que no podia por sus piernas gastadas y en mal estado, es decir,  noquear a un peleador que no tiene lesiones recurrentes ni crónicas, que técnicamente no es un dechado, pero sabe qué hacer por su tiempo en el oficio y sabe cómo pegar y dónde en medio del ataque paulatino y seguro.

Fue una de las dos más grandes victorias en los anales del boxeo de Puerto Rico, porque, siendo un welter natural, a pesar de las 155 libras que dio en la pesa, Coto se convirtió en campeón mundial mediano del Consejo, primero con 4 fajas en igual cantidad de divisiones desde la junior welter para su país.

La otra gran victoria boricua, porque, como a Coto, muy pocos le daban la minima oportunidad, fue la de aquel colegial que, casi con el biberón en una mano, le enseñó a Kid Pambelé cómo se boxeaba, Wilfredo Benítez, a la edad de 17 años.

La mejor pelea de Roach, a mi juicio, a pesar de los 6 premios como trainer del año y fue una suerte para el puertorriqueño no haber tenido en la esquina a Pedro Luis Díaz, porque, a pesar de su oxidación, de la pérdida evidente de facultades del argentino, nadie sabe cómo le hubieran ido las cosas a Coto con este señor al lado.

¿Qué se le recomienda a ambos? Ellos sabrán, pero, al boricua, que no trate contra Golotkin y a Maravilla contra más nadie, ya no puede usar sus ayer privilegiadas piernas, por lo que la pateadura que recibió, si se encapricha, puede convertírsele en rutina diaria...contra cualquiera.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog