domingo, 5 de noviembre de 2017

LÍNEA LITERARIA: 2 cosas que nadie entendió sobre Rometo y Julieta.



Romeo y Julieta (Romeo and Juliet), de William Shakespeare, es una obra clásica que no parece necesitar explicaciones. Su trama, de hecho, es bastante clara: dos jóvenes que se enamoran y deben luchar contra distintos conflictos familiares que les impiden estar juntos.

Sin embargo, Romeo y Julieta esconde algunos secretos que, debido al progresivo cambio de sentido de algunas palabras, transforman esta mágica historia de amor en algo más.

El primer dato interesante surge del período en el que William Shakespeare compuso Romeo y Julieta, en 1593. El poeta venía de terminar su Venus y Adonis (Venus and Adonis), junto con sus ciento cincuenta sonetos de amor, que literalmente lo devastaron física y emocionalmente.

Tal vez por eso la historia de amor entre Romeo y Julieta es apenas un marco, un hilo conductor, para una larga sucesión de sonetos disimulados en los diálogos.

Ya al comienzo, William Shakespeare define a esta joven pareja como Star-Crossed Lovers, que durante mucho tiempo se tradujo de forma ambigua, sugiriendo que ambos estaban destinados a estar juntos.

En cierta forma, esto es rigurosamente cierto, solo que Star-Crossed no significa "destinados" sino "condenados"; es decir, fatalmente destinados a morir ya que las estrellas (Stars) se han "cruzado" (Crossed) sobre ellos.

Pero quizás la mayor y más inexplicable malinterpretación de Romeo y Julieta se produce en uno de sus diálogos más conocidos, cuando Julieta pregunta:

—¿Dónde estás, Romeo?

¿Acaso Julieta está ciega?

¿Ha perdido súbitamente la razón?

¡Romeo está de pie frente a ella, a plena luz, sin disfraces ni sombras que disimulen su rostro!

¿Qué diablos, entonces, está preguntando Julieta?

En el original, Julieta pregunta: “Wherefore art thou, Romeo?”, que desde siempre se tradujo como "¿Dónde estás, Romeo?". Sin embargo, en la época de William Shakespeare la palabra “wherefore” se empleaba como alternativa para el “why”; de modo que lo que Julieta realmente está preguntando es:

—¿Por qué eres tu, Romeo?

Este detalle, por cierto, genial, ya que no habla de resignación sino de cierto conflicto de los personajes contra su destino, se relaciona con la identidad de Romeo como miembro de una familia rival a la de Julieta.

En otras palabras, lo que Julieta desliza hábilmente en esa pregunta retórica es: por qué demonios me habré enamorado justo de ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog