viernes, 1 de marzo de 2019

UN "MUNDO LIBRE" QUE NO PUEDE ASEGURAR SU LIBERTAD


Por Andrés Pascual

La U.S.I.A, es decir, el instrumento federal americano para regular la información que se emite desde sitios de su propiedad y control, suspendió o expulsó a periodistas que trabajaban en la conocida Radio y Televisión Martí, sección Martínoticias, porque "ofendieron" con epítetos racistas al Sr George Soros; entre las acusaciones contra sus ex empleados que lo llamaran "JUDÍO".

Hasta donde sé, judío no es una mala palabra en el sentido literal, pero puede "convertirse a..." si la intención lo amerita (como escribió alguna vez el inmenso Nebrijas: "ninguna palabra es mala, sino...").

A mi juicio, contra Soros debieran usarse todas las palabras verdaderamente ofensivas que contemple el argot popular, no las de diccionarios "decentes", que pecan de contuberniados por inocencia corrupta o por excesivo respeto académico; mientras, el mundo ebulle peligrosamente, y el conocimiento de dónde está la estufa es general.

James Woods, actor integral, uno de los mejores del sector cinematográfico al que los judíos renegados dueños de "la fábrica de pesadillas" no le permiten desarrollarse a plenitud acorde con su clase (Jon Voight es otro que sufre la persecución); además, patriota (ambos) de la punta a la empuñadura, nunca ha llamado a Soros "judío"; sino que ha ido más lejos varias veces, expresando su preocupación porque el especimen antiamericano, representante del poder desde la avanzada billonaria del NOM, todavía se pasee libre por el mundo, es decir, Woods no se explica por qué no está preso.

Sin embargo, Ilham Omar, congresista radical musulmana, abierta protectora del terrorismo contra América que reclamó "piedad" para asesinos islamistas confesos, pertenece a la alta política americana, desde donde insta a odiar a los judíos y al país que, gracias a la grandeza para mal de que hace gala, se lo permite; debajo un link a un material en inglés que explica razones:

https://bigleaguepolitics.com/msm-profile-of-anti-semite-ilhan-omar-shows-she-hated-america-since-her-arrival/

Por lo que se aprecia desde cualquier perspectiva, el resguardo de sus identidades nacionales y la defensa de sus valores culturales, solo es posible reconocerlo en algunos países que pertenecieron al Pacto de Varsovia como Polonia, Hungría (enfrentada a la neocomunista Unión Europea) o Checoslovaquia:

https://bigleaguepolitics.com/hungary-warns-of-the-eus-open-borders-agenda/

Soros es húngaro y en su país natal pusieron carteles oficiales del gobierno hasta en estaciones del metro (foto que encabeza este material), en los que advierten que si el siniestro personaje tratara de entrar, sería puesto preso. Sin dudas que no es orgullo magyar tener lazos de ningún tipo con un individuo de la calaña de George Soros.

Ninguna organización escapa al activismo militante comunista en ningún lugar, el link debajo puede darle razones:

https://www.libremercado.com/2019-03-01/la-huelga-feminista-del-8m-reclama-comunismo-fronteras-abiertas-adoctrinar-a-los-funcionarios-1276633951/

Resulta que América tiene un individuo que gana adeptos diariamente y le cotizan muchísimo para la campaña, Bernie Sanders, que camufla su neocomunismo en socialismo y se mueve con impunidad ante ningún rechazo entre la mayoría demócrata.

América tiene negros revanchistas antiamericanos y otras minorías que tratan de destruirla desde el púlpito congresional como Corey Baker, Rashida Tlaid, Ilham Omar, Javier Castro o la Ocassio-Cortez.

América tiene blancos traidores, representantes del NOM a las órdenes de George Soros, cuyos intermediarios son los Clintons, los Obamas, Schumer, Pelosi...que manejan al gremio artístico y a la monstruosa media comunista antiamericana contra Trump 24 x 7.

Todos están financiados por George Soros, más las organizaciones intimidantes como Antifa, BLM, #Metoo, La Raza y cuantas estén en función de liquidar las libertades civiles que alguna vez gozó un país esclavo del odio doméstico impuesto por sus enemigos internos; además, sometido a cualquier inmundicia antisocial como el aborto o la fabricación de programas de internet con el objetivo de reducir la población instando a niños y jóvenes a matarse y a matar hermanos, padres... cuyo nombre puede ser La Ballena Azul o Momo.

¿Quiénes están detrás de este crimen? a mi juicio los demócratas, que manejan todo lo malo contra la sociedad, que inundan las noches de películas de terror o de máquinas no menos agresivas a la sensibilidad, que imponen "lo gay" para desordenar otras actitudes y desarmarlas ante la opinión pública, a fin de desviar la atención de la realidad inmediata que ellos crean, porque Hollywood y cuanto estudio fílmico o televisivo existe es comunista, o sea, demócrata.

"Todo contra América" es George Soros a nombre de los grupos insaciables, voraces, caníbales del globalismo familiar billonario, que persiguen el orden social esclavista definitivo y la reduccion de la raza humana; entonces un grupo de periodistas son reprimidos (que es la palabra clave), porque han tratado de hacer justicia con epítetos que, viéndolo bien, todavía no abarcan la clase maestra de maldad que arrastra el individuo.

Soros tuvo su cuartel general en Barcelona durante 6 meses y se reunió con Pedro Sánchez, saque cuentas y concluya su responsabilidad en los acontecimientos que tienen a España "en llamas".

En cuanto a influencias, Sanders es incapaz de crear expectativas peligrosas políticamente hablando, no es necesario, el partido demócrata anti-americano es el camuflaje, cada día más evidente, del neocomunismo, mucho peor que el académico, porque es sino el superesclavismo capitalista, donde el único derecho posible es vivir al revés del sentimiento humano positivo propio y ajeno.








0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog