lunes, 28 de septiembre de 2020

LA PRENSA NORTEAMERICANA ESTÁ PODRIDA

 Por Dr Rafael Piñeiro-López


Sale a la luz esta semana que el infausto Christopher Steele, aquel ex espía británico que se encargó de inventar evidencias falsas para presentarlas a la corte FISA con el objetivo de lograr autorización para investigar al presidente Trump, tenía vínculos estrechos con oficiales de la inteligencia rusa. Luego viene William J. Barnett, agente del ex FBI que formó parte del equipo investigador del fiscal especial Robert Mueller, a decir que nunca existió evidencia seria sobre un posible collusion, y que las persecuciones de Michael Flynn y Paul Manafort se debieron a vendettas políticas que buscaban incriminar a Trump a como diera lugar. ¿Y dónde están los tremebundos titulares de la gran prensa sobre tan espectacular noticia?

También el comité senatorial de Homeland Security and Finance dio a conocer un informe oficial en el que vinculan a Hunter Biden, el hijito de Joe que se vio involucrado en el lodazal ucraniano de Burisma, con cuadros partidistas chinos, eso además de recibir más de tres millones de dólares de parte de Elena Baturina, esposa del ex alcalde de Moscú. ¿Y cuáles fueron los titulares sobre el tema?

Los programas televisivos guardaron absoluto silencio mientras el NYT afirmaba que “Investigación republicana no encuentra evidencias de violaciones por parte de Biden”, Político ponía un encabezado grimoso: “Senadores republicanos anti-Biden reempaquetan antiguas acusaciones”, y BuzzFed gritaba histéricamente que “El informe republicano sobre Hunter Biden está lleno de acusaciones antiguas y sin fundamento y de teorías desacreditadas”. ¿Lo peor? El Washington Post de Jeff Bezos, que fantasea con una distopia inexistente: “El informe de los senadores republicanos dice que la posición de Hunter Biden en la junta de Ucrania fue problemática, pero que no influyó en la política exterior norteamericana”.

La prensa de esta nación está podrida. Es partidista y responde a intereses financieros muy específicos y poderosos y no se vislumbra ninguna posibilidad de cambio. Los Estados Unidos, lugar donde los generadores de estados de opinión se han posicionado a un lado del espectro político, sólo puede sacudirse de tanta purulencia con violencia. Es la lamentable realidad.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog