jueves, 2 de agosto de 2018

LA SOLIDARIDAD POLÍTICO-IDEOLÓGICA DEL DEPORTE CASTRISTA



Por Andres Pascual

¿Cúal fue la razón verdadera por la que, durante años, el deporte castrista se ausentara de eventos internacionales como Series Mundiales de Beisbol Aficionado u Olimpiadas? Según las justificaciones, el elemento "solidaridad": con los soviéticos para boicotear los juegos de Los Angeles-84, por el previo boicot de Estados Unidos a la Olimpiada Moscú-80 por la invasión de Afganistán; invasión de total carácter imperialista, para mantener bajo la asquerosa y sucia bota bolchevique al pais asíatico, nada de "liberacion",eh...

Por “solidaridad” con Corea del Norte, porque le habían otorgado la sede olímpica a SEÚL en 1988; con este boicot hubo algo raro, la solidaridad no fue con el moribundo Pacto de Varsovia, sino con la esencia maoísta, considerando que se imponían la perestroika y la glasnot, condiciones que el tirano veía sumamente peligrosas para el comunismo internacional ortodoxo, clase bolchevique, manejado todo por el Poder Mundial “camuflado”, por tanto, dignas de odiarse y lo demostró en La Habana, cuando casi acusó de "enemigo de la clase obrera" al propio Mijail Gorbachov y le arrancó un micrófono de las manos sin dejarlo terminar.

Aquella Olimpiada no fue boicoteada por los países que ya estaban a las puertas de la rara y engañosa liberación que les sirvieron; Castro quedó al lado de su igual en semejante condición, Corea del Norte, de cancerberos del comunismo ácido, arcaico, judío-marxista-leninista, prehistórico, únicos dinosaurios de una época que, increíblemente, gran cantidad de solapados en tendencias más o menos modernas se empeñan en revivir hoy.

A la Serie Mundial de Beisbol Amateur de 1982, en Taiwan, Castro no envío su equipo; pero no bajo condiciones de boicot, sino porque "tenían muy poco tiempo para prepararse", increíble si se toma en  cuenta que la tiranía dictatorial, dueña absoluta, no tenía que pedirle permiso a nadie ni para usar esclavos-jugadores cuando ni como deseen; ni para emplear el tiempo que entiendan como periodo de entrenamiento.

La verdadera razón de aquella ausencia fue porque "la moral combativa" andaba tan baja que se podía barrer en la oficina de la inoperante Comisión de Beisbol, entre jugadores y público y, a no dudarlo, en los pasillos del Buró Político, por las derrotas consecutivas en Canadá el año anterior y en los Juegos Centroamericanos de La Habana ese propio año.

Muy peligroso, el beisbol de los Centroamericanos Habana-82 lo ganó República Dominicana, pero Panamá, aquel año y el pasado, había pisoteado la putrefacta "moral deportiva" de la pelota de la tiranía ganándoles dos veces, y los quisqueyanos habían matado a palos el pitcheo del tirano, por cierto, mucho mejor que el de esta época. Entonces, por miedo total a una tercera y desvastadora derrota, decidieron, con una justificación que nadie creyó por imposible, no asistir a Taiwan.

Hay que entender que el grado de cinismo de esos bandidos es absoluto: durante estos años han estado en todos lados y no han boicoteado, aunque fuera solos y por principios, a nadie.

El gran daño al deporte de esos boicots fue provocar que la corredora Ana Fidelia Quirot (en la foto con Alí y el tirano), que la sacaron de una clínica de retrasados mentales, casó con el luchador Cascaret, le fue infiel con Javier Sotomayor y casi provoca una tragedia al lanzarle el saltador una jabalina que le atravesó un brazo al luchador y, ella misma, incendiarse en intento de suicidio con alcohol al saberse descubierta, no pudiera ganar una medalla de oro olímpica, que, según expertos, casi aseguraba, pues era la mejor de su especialidad en el mundo y hubo otras actuaciones individuales o de grupo que no pudieron revalidar o ganar oro y trascendencia eterna en el Olimpismo por tal actitud.

Atletas que no pudieron estar nunca en un evento de esa índole por tal condición política; pero, visto en blanco y negro, ¡QUE SE FUÑAN!, a fin de cuentas, fueron, son esclavos del establo de la tiranía, quienes, cada vez que los convocan, se reunen para apoyar cualquier cosa por represiva que sea contra ellos mismos, por destructora que sea durante 59 años casi.

¿Lástima? No ¿Solidaridad? Menos, en definitiva, gozan su “robolución”, las medidas con que los castigan con otra justificación. Así que, por mí...No sé por usted, pero debería...Con razón se lo digo.



0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog