jueves, 2 de agosto de 2018

LOS COMUNISTAS SON “ESPECIALES”, NI EXPERTOS NI ESPECIALISTAS “LIBERALES”



Por Andrés Pascual

El truco, si cabe, consiste en dejar escondidos en un baúl de trastos viejos a la que puede considerarse vieja guardia del comunismo ortodoxo; es decir, a los marxistas-leninistas y, propiamente, a Marx y a Lenin.

Aquellos ancianos con barbas, bigotes o perillas, que infundieron pánico en todas las sociedades libres que resistieron el asalto bolchevique fabricado por judíos reaccionarios, cuyo arma para penetrar fue el estalinismo y la Internacional previo al Pacto de Varsovia; utilizados por el verdadero Poder Mundial camuflado en “democracias capitalistas”; manejadas desde América y Europa con participación directa del Vaticano, la Realeza y Wall Street. Para este mundo “incauto” quedan todos esos monstruos como símbolos de “lo malo que fue obligatorio para alcanzar el estado socio-político-economico superior disfrutable”; es decir, el cambio de impresión incluye colocar nuevos objetos en la vitrina de proposición, algunos considerados hasta románticos, como Che Guevara; otros, “adoradores” de los desposeídos del Universo, como Fidel Castro o Alinski, todos guías del “nuevo proletariado”.


El peligro es hoy, como siempre, el lío es hoy y grande, porque Guevara y Castro, por ejemplo, son impuestos como desligados de los represores de antes, que mantienen lejos de “la juventud peor”, que le esconden “cuentos de brujas como las matanzas de Stalin por hambruna o el Gulag”.


Lenin ordenó el asesinato de la familia completa de un Zar, incluyó niños ¿Y? Tampoco la media comunista, “campo capitalista globalista”, relaciona Gulag con Umap ni muertos por mil formas bajo la bota comunista, desde fusilamientos en Cuba; asesinados en cárceles, en la resistencia activa urbana o alzada; en sitios sagrados como una embajada del Vaticano, hasta un hombre que cumplió 30 años porque pensó diferente a la DINASTÍA castrista asoladora de la sociedad típica nacional.

La conspiración marcha viento en popa, incluye a todos los miembros sin importar jerarquías en el movimiento anticapitalista, por lo que no es raro observar que el castrismo haya sacado de su “nueva constitución” la palabra comunismo, dejando en función impositiva “socialismo”, término que emplea el NOM para desbancar las libertades y los derechos a todo lo ancho y largo del ayer imperio de la democracia: Europa Occidental y Estados Unidos. La opción Bernie Sanders se perfila como muy seria aunque el hombre no gane, incluso ni opte.

A estos elementos tontos con ínfulas de dictadores-tiranos para un país de tradición democrática y poder económico, los catalogan de “izquierdista, liberal, socialista”, cuando son vulgares y trasnochados comunistas que intentan llegar al Congreso Americano o a la presidencia, y la boricua Alexandria Ocasio-Cortez, cretina de alto vuelo que ni sabe ordenar ideas, pero arrastra público paisano puertorriqueño, ilegal/legal o negro de “desposeídos”, por una feroz campaña a favor de la mayoritaria media comunista, son peligros reales por asociación de ideas con el concepto Caballo de Troya, vigente para momentos como el que analizo.

En resumen, comunismo es una especie de “pelota vieja” como para temerle, porque “nuestros líderes” no son comunistas, son eso, nuestros, de nuestra región y quieren lo mejor posible para “sus hermanos”.

Como dijera Hugo Chávez al revés, los nuevos Carontes que nos llevan hacia “el mar de la felicidad brumoso”, como el cubano camuflado durante más de 50 años en patriota, ex CIA Carlos Alberto Montaner, que escribió en una de sus columnas para el putrefacto el Nuevo Herald:

CARLOS ALBERTO MONTANER

Enriquecerse no es glorioso sino repugnante...

Si usted quiere, ábrale la puerta al demonio, luego no se queje...ah, no vote ningún congresista GOP-RINO, ni por la nueva adquisición buscadora de un escaño traidor María E Salazar.


0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog