martes, 9 de octubre de 2018

¡NI EL DINERO CUENTA...!



Por Andrés Pascual

Hay una noticia en el “éter” que “ha conmocionado” a quienes siguen el beisbol bolechurrista (propiedad de la familia del “finado Bolechurre”, que lo creó e impuso para escarnio y pisoteo de la leyenda regional más grande, acaso única, en cuanto a grandeza moral y material del juego de pelota en Cuba), tiene que ver con un “soldado de ideas” que “llegó, vio, firmó un contrato y venció” al Imperialismo corruptor abandonándolo por...¿Por qué?

El link al que le envío debajo no es de un periodista independiente, sino de una emisora de radio castrista, Radio Santi Spiritus, trata de un joven KUBANOIDE de 17, que viajó “todo legal” con su padre y se mantuvo en una academia de los Indios de Cleveland durante un año, hasta que recibió un bonito de 320,000 dólares por firmar; entonces decidió regresar, porque “no soportó la añoranza ni el alejamiento ¿de su familia?”, bueno, a culquiera lo agarra “el gorrión”, pero, ante casos kubanoides, siempre habrá que dudar, “porsia...”, a fin de cuentas tienen trastienda.

Ni beneficio de la duda ofrezco, los peloteros kubanoides pueden traer a cualquiera legalmente, de la familia hablo, de esos “detallitos” se encargaría la organización beisbolera (recuerde al Duque, igual de kubanoide que cualquier otro, que no por gusto quisiera volver a lanzar por el corrupto Industriales), aunque la abuela del pitcher que viró no hubiera querido salir de Kuba y EL JOVEN desea que su hijo, porque tiene uno ya, “crezca a su lado”.

El elemento de Kuba y muchos por acá, desconocedores bajo juramento de fidelidad a los patrones de la tiranía, porque pudieran averiguar, creen que todo el mundo se chupa el dedo:


Para un blog oficial de MLB en español, LasMayores.es, desactivado por otro, Tres Verdades, escribí lo que sigue:


También comenté sobre el particular en el que puede leer debajo:


El joven guajiro Roberto Hernández (foto), de 17 años, no fue enviado a jugar aquí profesionalmente como han heho con otros, cuya intención es violar el embargo; a mi juicio, a este lo mandaron para que regresara y salvara la honrilla de “los principios socialistas”, especie de símbolo solitario en defensa de lo que nadie puede defender, pero algo es algo...

En este caso, cabe la posibilidad de entender que lo hayan considerado “elemento solitasrio de una vitrina vacía”, que pretende vender que queden “castristas” que pueden darle la espalda al billete y volver a enfundarse en el traje de miliciano, a mi juicio, mejor forma de “maltratar” este regreso.

Firmar no desclasifica como amateur a un atleta (A MEDIADOS DE LOS 50's, PEDRO CHÁVEZ, ENTONCES JUGADOR DE LA LIGA NACIONAL ADSCRITA A LA UNIÓN ATLÉTICA, FIRMÓ CON EL CINCINNATTI, INTERCEPTÓ EL TRÁMITE Y NO DEVOLVIÓ EL DINERO DEL BONO, SUPERIOR A 10,000. CHÁVEZ ES MÁS RECORDADO POR SU "LABOR" EN EL BEISBOL BOLECHURRISTA), por lo menos para el beisbol, porque puede solicitar la anulación de contrato, si intercepta el documento antes de que llegue a la oficina del Comisionado en tres meses desde la firma, pero el pitcher lanzó como profesional en el beisbol invernal dominicano y esto son otros cinco pesos...

Yo no dudo de que estén buscando la forma de incluir a los profesionales que les juegan en “ligas extranjeras” en sus bochornosas Series Nacionales, y reforzar con ellos el equipo de la tiranía a eventos internacionales, en los que no solo pierden, sino que son el hazmerreír de todo el que los vea jugar.

Lázaro Vargas, esbirro castrista, alguna vez dijo que nunca le interesó el profesionalismo, otro sicario del régimen, Javier Méndez, dijo lo mismo; pero Vargas rumia su desventura, quizás, manteniéndose en Miami a la espera de que firmen a un hijo y haga lo que, a pesar de negarlo como buen espadón, cualquiera sabe que fue una blasfemia oportunista.

Y tenemos a Víctor Mesa, “avecina'o por estos lares”, que le dijo al plumífero Jorge Ebro que viviría entre Kuba y Miami, porque tiene a dos hijos esperando contratos, después de efectuar tryouts para un par de clubes.

El caso Mesa es sui-géneris: de intocable superior a “vaca sagrada”, el tipo ha hecho de todo para que lo boten sin misericordia del beisbol por manager malo, incapaz de controlar bajos instintos y se le venden los jugadores como quieren ¿o los deja arreglar?, pésimo socialmente, que hasta les desfiguró la cara, “por equivocación”, a dos estudiantes en Pinar del Río.

Todo alrededor del pitcher “que viró” está claro, ha sido una maniobra para contrarrestar la suposición general de que todos quieran irse de allá, entonces presentan a un individuo que regresó.

Tal vez pronto conozcamos de balseros “al revés”, faltan cosas por ver, que aquellos hijeputas no terminan tan rápido nada de lo que inician, por ineficientes y por mentirosos...

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog