jueves, 22 de noviembre de 2018

PEDRO SÁNCHEZ DEJÓ “A LOS POBRES-RICOS” SIN COMIDA NI ACCIÓN NI GRACIAS


Por Andrés Pascual

Llegó a La Habana Pedro Sánchez (foto), soldado de Soros para el desmadre en España, cuya línea ejecutiva la legisla por sustitución otro comunista, Pablo Iglesias. Sánchez se reunió en secreto en Cataluña con el representante del NOM para la destrucción de América, cuando el judío húngaro tuvo su cuartel general en Barcelona.

No dudo de que la visita al feudo caribeño haya sido aprobada por el billonario, a fin de cuentas, nadie sabe si Soros se ha reunido alguna vez, top-secret, con representantes del bolechurrismo, aunque Carlos Alberto, Delfos de noticias sin valor ni trascendencia, no lo ha dicho, entonces...

La oposición se ha cansado de invitar ridículamente al tipo desde que se conoció que estaría hoy, día 22 y mañana 23 en La Habana; el individuo no los va a tener presente para el acto protagónico, tal vez coordinado con los que pugilatean los grants, no va a cumplimentar las invitaciones a comer mierda, que sería una reunión con estos héroes de nueva y rara factura que “se la juegan allá adentro”.

Mirando las cosas, óptica clara y objetiva, una reunión con este comunista sería buena para nada, además de para convertirla en basura radioactiva, utilizable como politiquería rutinaria, a través de las visitas de “sus líderes” al exilio a buscar “orientaciones y enseres de vida”, difundidas por medio de la noticia que envían al exterior, cuya diana está en Cubanet, en Radio y TV Martí o en América Tevé.

Hace 32 años que estuvo en La Habana el último “premier” ibérico, Felipón el Contento, “ambia fuerte de Bolechurre” en aquellos años, a quien el finado le preparó un show especial en Tropicana, que consistió en “jalarlo” con Havana Club; sentarle dos mulatas putas, empleadas del G 2 para “dechavar” a personalidades en las rodillas, y, acto seguido, difundir foto y comentario hasta en el desierto del Sahara para que lo vieran los guerrilleros de FPOLISARIO.

¿Continuará la tendencia a crear situaciones peligrosas (tal vez El País hizo la advertencia de lo arriesgado del viaje por esta razón), por el desgobierno de Modesto? Nadie sabe, sin embargo, tengo la impresión de que, salvo para casos muy sensibles, no van a seguir la amoralidad.

A mi juicio, Sánchez está en La Habana, entre otras cosas, para demostrarle su fidelidad al castrocomunismo, tratando de dar la imagen al revés que necesita Miguel Díaz Canel, que lo proyecte internacionalmente como “líder” de alternativas independiente, que todo el mundo concibe como un bluff, indigerible para cualquiera, hasta para Carlos Alberto que, por si las moscas, no ha “informado de buena tinta” nada al respecto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog