viernes, 25 de enero de 2019

UNANIMIDAD MERECIDA E INJUSTICIA TAMAÑO “CASA DE TABACO”



Por Andrés Pascual

La elección a Cooperstown 2019 tuvo un par de aristas interesantes: dos regiones, América del Norte y el Caribe y 4 países, Canadá, EUA, Panamá y Puerto Rico (Edgar, Mariano, Mussina y Halladay):


Al modo mío de verlo, los cuatro seleccionados dejaron complacidos a la clientela, incluso la unanimidad de Mariano Rivera debe ser tomada juiciosamente con beneplácito; sin embargo, yo confieso que es necesario preguntar algo al respecto ¿Cómo ha sido posible que uno, dos, tres, más cronistas hayan decidido, por su voto en contra, que todos los que están en Cooperstown menos Mariano, en su momento, no eran inmortales?

Y no fueron Jimmy Conlon, Grantland Rice o Dan Daniel, tampoco Oscar Farley ni Shirley Povich, porque, algunos de “la modernidad”, que saben poco y gritan más, estimaron que ni Gregg Madduxx ni Randy Johnson ni Tony Gwynn tuvieron clase ni números para estar en el recinto, tampoco Guerrero o Griffey jr. De Fred McGrif nadie quiere acordarse a “la hora cero”.

Sí, Mariano fue unánime con justicia pero ¿Cómo juzga la elegibilidad coja de Musial, Dimaggio, Aaron, Mays (foto), Mantle, Koufax, Brett, Gibson o Mike Schmidt? Estos inmortales desde la cuna no soportan que se les cuestione ni la clase ni sus números ¿O ME EQUIVOCO?


Sin embargo, parece que a la hora de imponer a “sus líderes”, a la crónica “iespiénica, foxista o yajuísta” le importa poco la ampliación grosera de los calendarios del beisbol ni la ampliación desde 8-10 clubes por liga a la cantidad de hoy; entonces pasean, sin rubor mediático, “en carroza de oro y diamantes tirada por unicornios”, el récord de Ichiro de 262 hits sobre el antiguo de George Sisler de 257; sin contemplar con un asterisco estilo Maris que el del japonés ¡solamente 5 más!, fue el resultado de un beisbol menos competitivo, porque lo logró en temporada ampliada desde 1961, consecuencia de 77 veces más al bate que el inmortal de los Browns del San Luis, cuyo promedio general de .407 en 1920 (año de aquel récord), por razones de lógica pitagórica, aseguraba no menos de 25 hits más de los que consiguió. IGUAL SUERTE CORRIERA el de Alex Rodríguez contra el de Gehrig en jonrones con bases llenas y así, foto George Sisler:


Pero es el pitcheo el departamento más favorecido y perjudicado a la vez por la ampliación del calendario regular y el de postemporada, truco de mal gusto creado en las oficinas viciosas y viciadas contra el beisbol por intereses ajenos al terreno.

El exceso de series de postemporada nace (objetivo escondido no publicitado), para tratar de recuperar, a como dé lugar, lo que pierden por la baja sintonía de la Serie Mundial, o para ganar más de la barbaridad que les ha estado pagando el pulpo televisivo por cada seriecita eliminatoria a las oficinas generales de las Grandes Ligas.

Sin embargo, el uso abusivo del pitcheo de relevo ha perjudicado la estelaridad de tal forma que, en igual medida que Mariano ha logrado un récord espantoso en salidas como relevistas y un pclj de categoría sideral en función de cerrador, inferior a 0.75 en 40 partidos de postemporada; también se debe considerar que metas de total hechura inmortal como ganar 300 juegos de por vida o alcanzar y superar solo 5 blanqueadas por año, se han convertido en valladares imposibles para los pitchers de hoy, (foto Mike Fornieles, cubano cerrador del Boston entre 1959-1962):


El pitcher de relevo, a pupilo en el beisbol actual, tantas veces decepcionante por lo que fallan, se incrementó a partir de los 80's, cuando Tony Larussa, uno de los "sabichosos" más influyentes casi lo “inventó”; supongo que sugerido con intención desleal, a pesar de que en esa época todavía existía el Comisionado “independiente”.

La manera como acreditan el salvamento de un juego a un cerrador es una falta de respeto: el tipo llega a lanzar el noveno sin outs ni hombres en bases, entonces complica la situación por hits, bolazos, wildpitchs o bases por bolas; a veces logra sacar 3 outs y no le anotan; otras llega igual, sin complicaciones, (ha sucedido que a preservar juegos de no hit) y recibe hits, propina bolazos, tira wilds o pasa a alguien por transferencia, en este caso pueden anotarle una o dos, y si el club está delante, cuando logre logre apagar el fuego que antes intentó alimentar con gasolina, usted tuvo un infarto, pero él se va con juego salvado a su favor y el abridor sin juego de no hit, incluso muchas veces ni mantiene la lechada.

Si la utilización del pitcheo de relevo, en especial del cerrador, la hubieran habilitado de la manera como es hoy a partir de 45 años hacia atrás ¿Cuántos de aquellos pitchers, de clase y moral protagonista comprobada, hubieran logrado rescatar 500 ó más juegos en función de relevistas? A lo mejor Mariano hubiera tenido que luchar contra un mínimo de 650 rescates, quizás más y eso nadie puede dudarlo, porque Spahn ganó 363, 13 campañas de 20 ó más ganados, 3.09 clp, completó 382 de 665 abiertos y metió 63 nueve ceros; además, actuó durante casi toda su carrera sin la existencia del CY YOUNG (foto Ron Perranovski, cerrador de Koufax y Drysdale cuando lo dejaban):


Déjeme recordarle algo, Musial (foto), bateó sobre .300 en 17 campañas, ganó 7 champion bates, dio 3,630 hits, igual cantidad en el estadio homeclub de los Cardenales que en los demás, 1815 y promedió .337 en 22 temporadas; recapitulación necesaria ante la apatía “liberal” que desdeña la historia sin el mínimo argumento creíble:


La entrada al recinto de Edgar (foto) y de Mussina es gratificante para los que fuimos sus fanáticos incondicionales siempre, que desde la crónica nos hemos mantenido abogando por ellos:


Mariano era un voto seguro por su récord y porque fue un pitcher dominante a la hora “cero” la mayoría de las veces, sobre todo en postemporada; lanzador de recta dura que explotaba sobre el home hacia arriba, como la de Koufax, Madduxx o la de Conrado Marrero en Cuba, aunque este con 85 m/h máxima velocidad. Pero Mariano fue “salivero”, lo acusan fotos y, muy sospechosamente, nadie aclaró sobre el particular nunca. (Foto debajo):


Sin embargo, en octubre del 2011, Mariano no pudo o no quiso cerrar un miserable 7mo juego como acostumbraba, acaso el más importante emocionalmente hablando para los Yankees en toda la historia gloriosa del club y convirtió en amarga derrota lo que debió ser un homenaje a las víctimas del ataque terrorista a las Torres Gemelas aquel año; porque recibió un bounce manso para dobleplay y tiró mal propiciando la debacle, error de colegial inaceptable en su caso, ha sido por lo que siempre he visto sospechosamente la marfilada que provocó que Arizona se impusiera en la Serie Mundial, club que tuvo en su trinchera junto a Johnson a Curt Schillings, quien, como siempre, desde su estatura de inmortal no reconocido a la fuerza y por cánones bien entendibles del liberalismo deportivo mediático, puso su grano de arena consigo mismo y con las víctimas del artero ataque en otro traje.

Por aquel error, por aquella derrota que provocó cuando era un compromiso moral ganar, yo nunca hubiera votado por Mariano, ni muerto...a continuación una foto que ilustrará la razón del comentario que extraje de un artículo para mi blog eltubeyero22:



El ex pitcher de Grandes Ligas, Curt Schilling, puso un tweet dicen que ofensivo contra los musulmanes y antes de que concluyera la última palabra tuvo que borrarlo”.

Schilling trabaja desde hace poco de comentarista en ESPN, empresa que se hace llamar REY DE LOS DEPORTES, que no sé si es verdad, lo que aseguro es que destila antiamericanismo por todas sus bocas (menos la del ex pitcher que mencioné). Curt es “tiparista”, conservador rancio, patriota”.

Tan lejos han llegado contra este hombre, que, a pesar de pitchear con una herida en un tobillo que ensangrentó su media (foto), gracias al valor para imponerse al dolor, que no mencionaba ni se quejó durante el partido en que los Medias Rojas deshicieron “La Maldición de RUTH”, el Boston Globe se encargo de lanzar la historia del siglo: “valor punto menos que espartano y profesionalismo a toda prueba”, sin embargo, ante la posición patriótica del ex serpentinero, desde Boston salieron gritos que intentaron desacreditar el hecho porque “fue inventada”, por supuesto, no pudieron imponer la aberración, a fin de cuentas, señal de cómo pueden ser los comunistas en ciertos momentos y en otros ante el mismo estímulo”.



0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog