domingo, 25 de octubre de 2020

LAS INCUMPLIBLES PROMESAS DE JOE BIDEN

 Por Reynaldo Soto

Completamente falso que de aquí al 2050, ni con la tecnología que tenemos hoy mismo, ni con la que podamos desarrollar de aquí allá, podamos eliminar el uso de los combustibles fósiles para depender únicamente de la energía solar y del viento.

Joe el imbécil lo sabe, pero lo promete porque eso le suena a música celestial a una buena parte de los idiotas que le siguen. Lo malo de todo esto es que si llegan a tener el poder, pueden llegar a dañar o hasta hacer quebrar a una industria que emplea millones de personas, solamente poniendo regulaciones aquí y allá y tratando de sofocarla a través de mayores impuestos, para que los idiotas vean que ellos sí trabajan.

Todo esto de la energía eólica y solar es bastante predecible y no creo que ni siquiera en cien años hagamos el milagro de alcanzar la capacidad de producción y almacenamiento que se necesita como para alimentar la avidez de energía de las grandes ciudades cada día más grandes y más pobladas y más llenas de equipos electrónicos de todo tipo.

Eso solamente lo podríamos lograr hoy en día, y presumo que a lo largo del próximo siglo, con energía nuclear que definitivamente es más limpia y decenas de veces más eficiente que la que se saca del carbón y el petróleo. Pero inexplicablemente y por causa de un par de accidentes, se ha declarado la guerra a ese tipo de energía.

Tanto la energía solar como la eólica, para que sean de verdad útiles, requieren de una gran capacidad de almacenamiento, que en el caso de alimentar a una gran ciudad necesitaría de miles de millones de baterías, pues el viento sopla cuando le da la gana y el sol puede llegar a estar días y hasta semanas o meses sin asomar el rostro debido a las condiciones meteorológicas.

Millones y millones de baterías del tipo que sean, a la larga llegarían a contaminar la tierra mucho más que lo que hoy lo hacen los combustibles fósiles y dejarían inservibles millones de millas cuadradas de territorios que deberían ser utilizados solamente para colocar las baterías fuera de uso.
Es patético ver como un individuo con atisbos de demencia senil como Joe Biden nos trata de convencer de que él va a emprender una transformación energética que daría un vuelco a la vida de la humanidad, en cuatro u ocho años de gobierno.

También ha dicho que nos va a librar del Covid 19 solamente obligándonos a todos a llevar un tapabocas y encerrando a la gente en sus casas para que el virus no se pueda difundir.
Cuando los políticos prometen las cosas que todos, inclusive los menos estúpidos de sus seguidores, saben que no pueden cumplir, pero tanta gente se sigue yendo tras la bola falsa, es hora de dudar de la salud mental colectiva de la sociedad.

Las redes sociales, que son hoy en día el medio de difusión masiva más grande y efectivo que existe debido al descrédito en que han caído los medios de información tradicionales, están llenas de idiotas que afirman simplezas tales como "Donad Trump es culpable de los miles de muertos del Coronavirus y Biden nos va a salvar de él", "Trump es culpable de que la tierra se vaya a destruir en 12 años por causa del calentamiento global, pero Biden nos va a salvar de eso", etc.

Solo les falta afirmar que Biden va a resucitar a los muertos y llevarlos al paraíso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog