domingo, 29 de julio de 2018

MEMORIA “HISTÓRICA” INCOMPLETA (para los tiempos)



Por Andrés Pascual

Antes de enfocarme en el asunto, DOS observaciones preocupantes: muy peligrosa la confianza, la seguridad y la moda de manipular el concepto socialismo como algo útil y necesario en este país; parece una aberración que se generaliza...

La segunda: ¿Por qué continúan invitando a Montaner a desprestigiar eventos de supuesto carácter patriótico, como la presentación del libro de Osvaldo Paya? A Montaner y a los congresistas RINO-GOP traidores...

El Instituto de la Memoria Histórica Cubana contra el Totalitarismo ha sido un arma patriótica para decir las verdades que el punto de vista castrista esconde o contamina sobre la actividad represiva, para ajustar los acontecimientos a la verdad de conjunto.

La institución nació por reflejo e influencia de la terrible experiencia de ex-presos del presidio politico historico cubano, para que todo se conociera sólido y ajustado, desde crímenes humanos materiales a otros como sanciones injustas y enormes.

Sin embargo, tengo la impresión de que el ambicioso nombre supera, para los tiempos que corren, la intención que propone, la objetividad del recuento y presentación, porque no se manejan los conceptos historia y totalitarismo acorde con el planteamiento resolutivo que deben expresar (aunque los promotores pueden decir siempre que ellos tienen una arista definida y, como dueños, pues lo hacen como desean), casi me arriesgo y digo que “se quedan cortos”; no dudo de que, cuando nació y durante años, cumplió su objetivo, meramente difusor del abuso físico y reaccionario; sin embargo, como que memoria es recuerdo, historia todo y totalitarismo lo que represente abuso de poder, político o administrativamente de cualquier sector socio-político-económico, pues, al modo mío de ver las cosas, la institución no cumple lo que ahora mismo debe ser otra expectativa obligatoria.

Debajo el link de un artículo en un blog-almacén mío, sin tráfico, en el que expongo razones que pueden explicar lo que he dicho y seguiré analizando:


Hace casi un año, llamé a Pedro Corzo, a quien no conozco personalmente, y le dije que era necesario, de la misma forma como se denunciaba y exponía la actividad criminal de la tiranía contra el cubano opositor, conferenciar, escribir...sobre todos los aspectos de la acuarela nacional que fueron vandalizados por los hunos castristas; es decir, que se imponía tratar en público, a través de charlas, de conferencias, la grandeza de la economía cubana, del deporte cubano, del arte y la farándula cubanos, vilmente pisoteados por la horda; actividad que puso Castro a la disposición de ingratos falsos hermanos del área, la grandeza nacional en varias actividades de interés para el desarrollo y el entretenimiento.

Corzo me contestó que no era posible y habló de dinero, de poco dinero para “actividades; bueno, perdón, no puedo creer ni en Corzo ni en ese Instituto, porque, al modo mío de verlo, no se necesitan más que 2 croquetas y un par de taburetes de cuero de chivo para decir la grandeza que perdimos, como sí un mucho de deseo, de voluntad para que se conozca y reconozca lo que, por lo general, el joven cubano desorientado maneja como recurso de defensa contra ajenos a veces, y por lo que se siente orgulloso de ser cubano y lo dice, de logros, hechos que no le han contado bien nunca, pero que sabe que están ahí como mudos fiscales, mágnificos fiscales contra el crimen de la República por la tiranía castrista.

Muy importante, si un día se decidieran a desarrollar el objetivo que ahora mismo no cumplen, sería muy complejo, porque, poco a poco, los paladines de Cuba, hombres que hicieron la Republica nuestra, su brillo, su honor y su importancia, han ido cayendo al paso del tiempo por efecto lógico e irreversible de la edad, de las enfermedades...


0 comentarios:

Publicar un comentario

ARTICULOS DESTACADOS POR EL LECTOR

Archivo del blog